Planeta saludable

El objetivo de Bupa es ayudar a las personas a vivir vidas más duraderas, sanas y felices. Tenemos el compromiso de conservar la salud de las personas y de promover un planeta sano.

La sostenibilidad es buena para nuestro personal, es buena para nuestros clientes, es buena para nuestras comunidades locales y es buena para el negocio. Creemos que debemos tomar medidas audaces para hacer negocios de una forma diferente y responsable, reforzando nuestra sólida historia de filantropía, trabajo voluntario y patrocinio de fundaciones benéficas independientes.

Por consiguiente, nos comprometemos a conservar la salud de las personas y a promover un planeta sano. Nuestro objetivo es ayudar a millones de personas en todo el mundo a realizar cambios positivos que sean mejores para su salud y para el planeta, ayudando a hacer realidad nuestro objetivo fundamental de ayudar a las personas a vivir vidas más duraderas, sanas y felices. Haremos esto a través de nuestro personal, nuestros productos, nuestros servicios y nuestros socios comerciales: hacer crecer nuestro negocio brindando valor social.

Nuestro compromiso

Tenemos el compromiso de conservar la salud de las personas y de promover un planeta sano.

En 2011 Bupa adquirió el compromiso de conservar la salud de las personas y promover un planeta sano. Usaremos nuestra experiencia en la atención de la salud para posibilitar que millones de personas en todo el mundo realicen cambios positivos a fin de estar más saludables y ser más felices. También tenemos el compromiso de mejorar la salud del planeta para que pueda sustentar a más personas sanas. En los próximos cinco años reduciremos nuestra huella de carbono de emisiones directas e indirectas y nuestra utilización del agua en regiones donde es escasa, mientras seguimos facilitando a las personas las herramientas necesarias para que realicen cambios que mejoren su propia salud y la salud del planeta.

Las economías desarrolladas y en vías de desarrollo en todo el mundo se ven cada vez más afectadas por el desafío que supone el estilo de vida moderno y el envejecimiento de la población.

La manera en que vivimos nuestras vidas, que se caracteriza por la falta de actividad física y hábitos poco saludables de alimentación, aumenta nuestro riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como cáncer, diabetes, enfermedades cardíacas y enfermedades pulmonares. El envejecimiento de la población plantea a los sistemas de salud y a los gobiernos de todo el mundo el desafío de cómo brindar atención de alta calidad a más y más personas. Nuestra condición de negocio sin accionistas nos permite ir más allá que ninguna otra organización y reinvertir nuestras ganancias para ayudar a las personas a tener vidas más duraderas, sanas y felices. Hemos estado haciendo esto desde hace décadas, pero queremos avanzar más para ayudar a millones de personas en todo el mundo a vivir vidas más duraderas, sanas y felices también.

Conservar la salud de las personas

Queremos ayudar a millones de personas en todo el mundo a ser más sanas y más felices.

En Bupa tenemos el compromiso de conservar la salud de las personas. Nuestra ambición es ser un socio en el cuidado de la salud de millones de personas en todo el mundo y usar nuestra experiencia en salud para ayudar a las personas a realizar cambios positivos a fin de ser más sanos y más felices.

Nuestra manera de vivir hace que cada vez nos resulte más difícil estar sanos, y como resultado, cada vez son más los clientes y empleados que padecen enfermedades crónicas como diabetes, cáncer, enfermedades cardíacas y pulmonares. Y si a esto se agrega el rápido crecimiento y envejecimiento de la población, es claro por qué los sistemas de salud de todo el mundo luchan por salir adelante.

Las enfermedades crónicas son intrínsecamente prevenibles, y sin embargo, en el 2008 fueron responsables de 36 millones de muertes en el mundo entero: el 63% de todas las muertes del mundo.

La Organización Mundial de la Salud estima que el 80% de las enfermedades crónicas podrían ser prevenidas si se abordasen sus principales causas, tales como hábitos poco saludables de alimentación, falta de actividad física y tabaquismo. Simples cambios en nuestras vidas cotidianas, como usar escaleras o comer más fruta, pueden ayudar a reducir el riesgo de contraer una enfermedad crónica.

A través de nuestro personal, nuestros productos, nuestros servicios y nuestras asociaciones estamos ya ayudando a millones de personas a realizar cambios para ser más sanos y felices. Ya sea por medio de nuestro apoyo a los residentes de nuestros hogares de cuidado para que sean más activos a través de la danza, o por nuestro asesoramiento a nuestros clientes para dejar de fumar, existen muchas formas en las que ya estamos ayudando a conservar la salud de las personas.

Tenemos la responsabilidad de crear las soluciones de salud para el futuro, por lo que nuestra meta es hacer mucho más. Trabajaremos en asociación con otros para encontrar nuevas formas de conservar la salud de nuestro personal, de nuestros clientes y de la sociedad en general. Al trabajar para crear un mundo sano podemos hacer crecer nuestro negocio brindando valor social.

Planeta sano

Como parte de nuestro compromiso para promover un planeta sano reduciremos nuestra huella de carbono.

Un planeta sano es esencial para que podamos vivir vidas sanas. Disfrutar del entorno natural nos hace más felices, y la naturaleza nos proporciona los alimentos y los recursos que necesitamos.

Los cambios en el clima terrestre, la polución del aire y del agua, y la merma de recursos naturales suponen importantes desafíos para la salud. Estas amenazas podrían afectar nuestras reservas de agua dulce, nos forzarían a cambiar los tipos de alimentos que comemos y conducirían a la migración masiva de personas en busca de seguridad y refugio. Nuestro personal, clientes, hijos, nietos y comunidades enfrentan estos desafíos juntos.

Para conservar la salud de las personas, nos comprometemos a cambiar el modo en que interactuamos con nuestro entorno. En los próximos cinco años reduciremos nuestra huella de carbono de emisiones directas e indirectas y nuestra utilización del agua en regiones donde es escasa.

Cambiar el modo en que interactuamos con el entorno también puede mejorar directamente nuestra propia salud. Nos comprometemos a facilitar a las personas las herramientas necesarias para que realicen cambios que mejoren su propia salud y la del planeta: desde alentar a nuestro personal a ir a trabajar en bicicleta, hasta usar luz natural para reducir el uso de energía y aumentar la calidad de nuestra atención al espacio en que vivimos.

Promover un planeta sano es esencial para que las personas conserven la salud. Puede mejorar la salud de nuestros clientes y de la sociedad, así como reducir nuestros costos operativos y de energía. Ya hemos avanzado mucho, pero todavía falta mucho por hacer.