Los antidepresivos se usan en el tratamiento de la depresión y de muchos otros trastornos. Esta hoja ofrece información sobre algunos de los tipos más comunes de antidepresivos.
 
 
¿Por qué debiera tomar antidepresivos?
¿Cuáles son los principales tipos de antidepresivos?
¿Cómo actúan los antidepresivos?
Cómo deben tomarse los antidepresivos
Cuidados especiales
Efectos secundarios de los antidepresivos
Interacción de los antidepresivos con otros medicamentos
Nombres de antidepresivos de uso común
 
 

¿Por qué debiera tomar antidepresivos?

El médico pudiera recetarle antidepresivos si usted tiene depresión. Este es un trastorno que puede manifestarse en forma de decaimiento, pérdida de interés en las actividades cotidianas, sentimientos de baja autoestima, falta de energía y poca concentración. Los síntomas pueden durar mucho tiempo.
 
La depresión puede clasificarse como leve, moderada o grave. Esto depende de los síntomas y de cuánto interfieren estos en la vida cotidiana. Por lo general, los antidepresivos no son necesarios si la depresión es leve. La terapia psicológica, o los tratamientos de conversación tales como el asesoramiento psicológico o la terapia cognitivo-conductual (TCC), pudieran ser mejores para este tipo de depresión. Los antidepresivos suelen recetarse para la depresión moderada o grave. Sin embargo, junto con los antidepresivos, usted debiera recibir terapia psicológica.
 
Los antidepresivos también pueden usarse en el tratamiento de otras afecciones, tales como el dolor crónico (persistente), la ansiedad y los ataques de pánico, así como el trastorno obsesivo-compulsivo.
 

¿Cuáles son los principales tipos de antidepresivos?

Hay diversas clases de antidepresivos: inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (ISRS), antidepresivos tricíclicos, inhibidores de monoaminooxidasa (IMAO), inhibidores selectivos de recaptación de serotonina y noradrenalina (IRSN), así como antidepresivos serotoninérgicos específicos y noradrenérgicos (NaASE). Asimismo, hay un nuevo fármaco para el tratamiento de la depresión, llamado agomelatina. Todos estos actúan bien en casos de depresión moderada o grave, pero tienen diferentes efectos secundarios.
 
El médico evaluará sus síntomas y los posibles efectos secundarios, y le recetará el fármaco más adecuado para usted. En la mayoría de los casos, para comenzar, suelen recetarse ISRS. No obstante, el médico puede recetarle otros tipos de antidepresivos si los ISRS no funcionan o no son adecuados para usted.
 

¿Cómo actúan los antidepresivos?

Los médicos y los científicos no comprenden a cabalidad lo que ocurre en el cerebro cuando la persona está deprimida. Sin embargo, se sabe que las personas deprimidas suelen tener niveles bajos de ciertas sustancias químicas (neurotransmisores) en el cerebro, especialmente de dos: la noradrenalina y la serotonina.
 
Los neurotransmisores son liberados por las neuronas. Estos transmiten información por el minúsculo espacio que hay entre una y otra neurona. Terminado su trabajo, los neurotransmisores son reabsorbidos por la neurona; este proceso se llama recaptación.
 
Los antidepresivos sirven para tratar la depresión, porque aumentan los niveles de serotonina y/o  noradrenalina. Los IRSN, los NaASE, los tricíclicos y los IMAO aumentan los niveles de noradrenalina y serotonina, mientras que los ISRS solo aumentan los niveles de serotonina. Estos medicamentos actúan estimulando una mayor producción de neurotransmisores por parte de las neuronas o impidiendo la recaptación de los mismos.
 
La agomelatina actúa sobre otra sustancia química del cuerpo denominada melatonina, así como sobre  la serotonina.
 

Cómo deben tomarse los antidepresivos

Los antidepresivos solo están disponibles con receta médica. Vienen en tabletas o cápsulas, y a veces en forma líquida. Es importante que tome los medicamentos tal como se lo indique el médico.
 
Por lo general, pasan de dos a cuatro semanas antes de que los antidepresivos empiecen a tener efecto. Cuando empiece a tomar antidepresivos, usted tendrá que visitar al médico con regularidad, para ver si estos le están haciendo buen efecto. En caso de no ser así, transcurridas de cuatro a seis semanas, el médico pudiera considerar aumentarle la dosis, o recetarle otro antidepresivo para ver si le funciona mejor.
 
Si encuentra un antidepresivo que funcione bien en su caso, es probable que deba seguir tomándolo durante seis meses, por lo menos, aunque ya hayan desaparecido los síntomas. Esto puede evitar que le vuelva la depresión. Si usted sufre de crisis depresivas recurrentes, es posible que deba tomar antidepresivos durante dos años o más.
 
Consulte siempre a su médico, y lea el prospecto de información al paciente que viene con el medicamento.
 

Cuidados especiales

Si tiene problemas cardíacos, o si está embarazada o amamantando, consulte a su médico antes de tomar un antidepresivo. Ciertos antidepresivos son más seguros para quienes tienen problemas cardíacos, o para las mujeres embarazadas o que están amamantando.
 

Efectos secundarios de los antidepresivos

Todos los antidepresivos tienen algunos efectos secundarios. Tomar ciertos antidepresivos pudiera disminuir su rapidez de reacción, y afectar las actividades que requieren concentración, tales como conducir un vehículo. Pregúntele a su médico si usted puede conducir sin peligro mientras esté tomando el medicamento. Todos los antidepresivos pueden afectar su vida sexual; hable con su médico de cabecera si esto le preocupa.
 
Los antidepresivos no son adictivos, pero usted puede presentar síntomas de abstinencia si deja de tomarlos de repente. Los síntomas de abstinencia repentina incluyen náuseas, vómitos, pérdida de apetito, dolor de cabeza, mareos, escalofríos, sudoración y, a veces, ansiedad y pánico. Si desea dejar de tomar antidepresivos, hable primero con su médico; este podrá sugerirle que vaya reduciendo la dosis gradualmente, durante varias semanas, ya que así pudiera evitar los síntomas de abstinencia.
 
Lea siempre el prospecto de información al paciente que viene con el medicamento, y si le preocupan los posibles efectos secundarios, consulte a su médico. A continuación describimos los efectos secundarios comunes de algunos de los principales tipos de antidepresivos.
 

Inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (ISRS)

Aunque los ISRS tienen algunos efectos secundarios, estos suelen ser menos problemáticos que los que producen otros antidepresivos, por lo cual se recetan con más frecuencia. En particular, es menos probable que le produzcan somnolencia. Algunos efectos secundarios comunes de los ISRS son los siguientes:

  • malestar o vómitos
  • indigestión
  • diarrea o estreñimiento

Con menor frecuencia, los ISRS pueden ocasionar lo siguiente:

  • pérdida de peso
  • ansiedad
  • dolores de cabeza
  • reacciones en la piel, tales como erupciones
  • insomnio
  • temblores
  • mareos
  • boca seca
  • convulsiones

Los efectos secundarios de los IRSN y los NaASE suelen ser similares a los que producen los ISRS.
 

Antidepresivos tricíclicos

Algunos efectos secundarios comunes de los tricíclicos son los siguientes:

  • somnolencia o cansancio
  • mareos
  • ansiedad
  • confusión
  • irritabilidad
  • boca seca
  • visión borrosa
  • estreñimiento
  • dificultad para orinar

Algunos de estos efectos secundarios se mitigan con el tiempo, por lo que usted debe seguir tomando el medicamento aunque aparezcan estos síntomas.  No deje de tomar los antidepresivos sin consultar primero a su médico.

En contados casos, los tricíclicos también pueden ocasionar arritmia (palpitaciones) y convulsiones. Debido a esto, se usan menos que los ISRS.

Inhibidores de monoaminooxidasa (IMAO)

Los antidepresivos IMAO pueden tener interacción con otros medicamentos y algunos alimentos comunes, lo que eleva el riesgo de efectos secundarios. Debido a esto, los IMAO no se recetan con frecuencia. Si usted está tomando un antidepresivo IMAO, el médico le dará una lista de alimentos que debe evitar.

 
Algunos efectos secundarios de los IMAO son los siguientes:

  • dolores de cabeza
  • insomnio
  • estreñimiento
  • mareos

Interacción de los antidepresivos con otros medicamentos

Los remedios naturistas contienen ingredientes activos, y pueden tener interacción con otros medicamentos o producir efectos secundarios. No empiece a tomar ningún remedio naturista sin primero consultar a su médico o farmacéutico. La hierba de San Juan, que se vende como antidepresivo naturista, puede ser perjudicial si se toma junto con antidepresivos por receta.
 

Nombres de antidepresivos de uso común

La tabla que aparece a continuación incluye ejemplos de los principales tipos de antidepresivos.
 
Todos los medicamentos tienen un nombre genérico, que es el nombre oficial. Muchos medicamentos también tienen, por lo menos, una marca, que es la marca comercial. Los nombres genéricos están escritos en minúscula y las marcas vienen con mayúscula inicial.
 
Si usted no está seguro(a) de cuál es el medicamento que le recetaron, consulte a su farmacéutico.

Nombre genérico Marca
Inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (ISRS)
citalopram Cipramil
escitalopram Cipralex
fluoxetina Prozac, Oxactin
fluvoxamina Faverin
paroxetina Seroxat
sertralina Lustral
   
Inhibidores selectivos de recaptación de serotonina y noradrenalina (IRSN)
duloxetina Cymbalta, Yentreve
reboxetina Edronax
venlafaxina Efexor
   
Noradrenérgicos y antidepresivos serotoninérgicos específicos (NaASE)
mirtazapina Zispin
   
Antidepresivos tricíclicos
amitriptilina Triptafen
clomipramina Anafranil
dosulepina Prothiaden
doxepina Sinepin
imipramina Tofranil
lofepramina Feprapax, Lomont
nortriptilina Allegron
trimipramina Surmontil
   
Inhibidores de monoaminooxidasa (IMAO)
fenelzina Nardil
isocarboxazida Marplan
tranilcipromina Tranylcypromine
   

 

Consulte nuestras respuestas a preguntas comunes sobre los antidepresivos:
 
Tengo depresión posparto. ¿Puedo tomar antidepresivos si estoy amamantando a mi bebé?
¿Puedo beber alcohol si tomo antidepresivos?
¿Existen antidepresivos que puedan recetarse a niños y adolescentes?
 
 

Tengo depresión posparto. ¿Puedo tomar antidepresivos si estoy amamantando a mi bebé?

Respuesta

Sí; la mayoría de los antidepresivos se consideran seguros para tomar durante la lactancia. Sin embargo, se considera que algunos antidepresivos son más seguros que otros para el bebé. Su médico podrá recomendarle el antidepresivo más adecuado para usted.
 

Explicación

Si usted toma antidepresivos durante la lactancia, es posible que pequeñas cantidades del medicamento pasen al bebé a través de la leche materna. Si el médico piensa que usted debe tomar un antidepresivo, tendrá en cuenta que este pudiera pasar al bebé a través de la leche materna y, de ser así, determinará si dicho medicamento pudiera ser perjudicial para su bebé. Se considera que algunos antidepresivos son más seguros que otros para el bebé.
 
Usted puede tomar la mayoría de los antidepresivos tricíclicos si está amamantando, siempre y cuando el bebé esté saludable. La cantidad de dicho  medicamento que pasa al bebé a través de la leche materna no se considera suficiente como para ser perjudicial. La única excepción es la doxepina, que puede ocasionarle sedación y problemas respiratorios al bebé. La imipramina y la nortriptilina solo pasan a la leche materna en mínimas cantidades, por lo que suelen ser los tricíclicos que se recetan si usted está amamantando.
 
Si su bebé es saludable, usted también puede tomar paroxetina o sertralina, inhibidores selectivos de recaptación de serotonina. No obstante, su médico deberá hacerle chequeos regulares, para verificar que el medicamento no esté afectando al bebé.
 
Si usted está amamantando, no debe tomar hierba de San Juan, que se vende como antidepresivo naturista, ya que no existe suficiente evidencia que demuestre que es segura para el bebé.
 

¿Puedo beber alcohol si tomo antidepresivos?

Respuesta

Usted no debe beber alcohol si toma antidepresivos, ya que el alcohol puede agravarle la depresión, entorpecerle las reacciones y causarle somnolencia. Por otra parte, algunos antidepresivos pueden producir efectos secundarios graves si se toman con bebidas alcohólicas.
 

Explicación

Para mayor seguridad, si usted toma antidepresivos, no beba alcohol. El alcohol, por sí solo, puede agravarle la depresión, pero, además, puede entorpecerle las reacciones y causarle somnolencia si está tomando antidepresivos. Esto puede afectar las actividades que requieren concentración.
 
Si usted toma un inhibidor de monoaminooxidasa, por ejemplo, fenelzina o isocarboxazida, no beba alcohol. Algunas bebidas alcohólicas, particularmente el vino tinto, pueden tener interacción con el medicamento y ocasionar efectos secundarios graves. Las cervezas que no contienen alcohol también pueden tener interacción con el medicamento, de modo que absténgase de beberlas. Consulte a su médico para más información.
 
 

¿Existen antidepresivos que puedan recetarse a niños y adolescentes?

Respuesta

La mayoría de los antidepresivos que se usan para tratar la depresión en adultos no son adecuados para niños y adolescentes. Si el médico de su hijo piensa que este debe tomar antidepresivos, probablemente le recete fluoxetina (Prozac), que es el único antidepresivo cuyos beneficios terapéuticos se consideran superiores a los riesgos.
 

Explicación

Si a su hijo le han diagnosticado depresión, por lo general  el médico le indicará recibir terapia psicológica o de conversación, por ejemplo, asesoramiento psicológico o terapia cognitivo-conductual (TCC), antes de recetarle antidepresivos. Si esto no funciona y su hijo tiene depresión moderada o grave, el médico de su hijo podrá considerar recetarle antidepresivos. A los niños con depresión leve no se les recetan antidepresivos. Aunque tome antidepresivos, su hijo deberá continuar con la terapia psicológica.
 
La fluoxetina (Prozac) es el antidepresivo que los médicos suelen recetar primero a niños y adolescentes. La fluoxetina es el único antidepresivo que ha demostrado ser eficaz para la depresión en niños y adolescentes, y cuyos beneficios terapéuticos se consideran superiores a los riesgos. El médico de su hijo querrá verlo con frecuencia para verificar que esté evolucionando bien, y que el medicamento no le esté causando ningún efecto secundario grave.
 
Si la fluoxetina no está ayudando a su hijo, el médico pudiera recetarle otro antidepresivo, tal como sertralina o citalopram.

Más información

• Mind
0845 766 0163
www.mind.org.uk
 
• Royal College of Psychiatrists (Colegio Real de Psiquiatras)
www.rcpsych.ac.uk
 

Fuentes

• Joint Formulary Committee. British National Formulary. 60th ed. London: British Medical Association and Royal Pharmaceutical Society of Great Britain; 2010:231–43
• Depression – the treatment and management of depression in adults. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), octubre de 2009. www.nice.org.uk
• Antidepressants. The Royal College of Psychiatrists. www.rcpsych.ac.uk, publicado en septiembre de 2010
• Making sense of antidepressants. Mind. www.mind.org.uk, publicado en el 2008
• Depression. Clinical Knowledge Summaries. www.cks.nhs.uk, publicado en febrero de 2010
• Depression – antenatal and postnatal. Clinical Knowledge Summaries. www.cks.nhs.uk, publicado en marzo de 2008
• Depression in children and young people. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), septiembre de 2005. www.nice.org.uk

¿Aún no tiene diagnóstico?

En Bupa le damos un diagnóstico antes que nadie e inciará el tratamiento nada más conocerlo

desde US$21.65/Mes

Cotizar en línea

O consulte nuestros planes

Planes de salud Bupa

Artículos relacionados

¿Se siente algo estresado o agotado? ¿Cree usted haberlo intentado todo para relajarse y distenderse?  Tal vez el antiguo arte de la meditación le pueda...
El trastorno afectivo bipolar es una enfermedad que ocasiona cambios abruptos en el estado de ánimo. Estos cambios anímicos pueden ir desde la excitación y la...