El desgarro muscular es la distensión o rotura de un músculo o un tendón por estirar o contraer demasiado el tejido muscular. Los músculos que suelen verse más afectados son los de las piernas y los de la parte baja de la espalda.
 
Acerca del desgarro muscular
Síntomas del desgarro muscular
Causas del desgarro muscular
Diagnóstico del desgarro muscular
Tratamiento del desgarro muscular
Prevención del desgarro muscular
 

Acerca del desgarro muscular

El desgarro muscular (también denominado tirón muscular) se produce cuando un músculo o un tendón (el tejido resistente que une el músculo con el hueso) se estira demasiado o se rompe. Por lo general, el desgarro muscular ocurre durante el ejercicio o las actividades deportivas. También puede ocurrir al levantar objetos pesados.
 
El desgarro muscular suele producirse en las piernas o en la parte baja de la espalda. Los músculos que se lesionan con mayor frecuencia son los siguientes:

  • Músculos de la pantorrilla – un desgarro de la pantorrilla es una rotura de los músculos posteriores de la parte baja de la pierna. La función de los músculos de la pantorrilla es ayudar a levantar el talón.
  • Cuádriceps – un desgarro del cuádriceps es una rotura de los músculos delanteros del muslo. La función principal del cuádriceps es ayudar a enderezar la rodilla.
  • Músculos isquiotibiales – un desgarro de los músculos isquiotibiales es una rotura de los músculos posteriores del muslo. La función principal de los músculos isquiotibiales es ayudar a flexionar la rodilla.
  • Músculos paravertebrales – un desgarro lumbar o en la parte baja de la espalda es una rotura de los músculos de la parte baja de la espalda. La función principal de los músculos paravertebrales es sostener la columna vertebral y soportar el peso de la parte superior del cuerpo.

Tipos de desgarro muscular
Según la gravedad de la lesión, el desgarro muscular puede clasificarse de la siguiente manera:

  • De primer grado – daños leves de las fibras musculares
  • De segundo grado – rotura parcial de las fibras musculares
  • De tercer grado – rotura total de las fibras musculares

 

Síntomas del desgarro muscular

Si usted ha sufrido un desgarro muscular leve (de primer grado), puede tener la zona sensible y el músculo tenso. Con un desgarro leve, quizás pueda continuar con sus actividades.
 
Los desgarros musculares más graves (de segundo y tercer grado) causan un dolor considerable. El músculo se siente rígido y se inflama la zona que rodea la lesión. El dolor empeora con el movimiento, por lo que le impedirá continuar con sus actividades. Incluso puede tener algunos moretones alrededor de la zona lesionada.
 
Si usted ha sufrido un desgarro muscular de tercer grado, el dolor será agudo, tendrá mucha inflamación y perderá la funcionalidad muscular. Si el desgarro muscular es considerable, pudiera haber una protuberancia o una desigualdad que antes no estaba presente en la zona lesionada.
 

Causas del desgarro muscular

El desgarro muscular ocurre cuando el músculo se contrae al estirarse. Esto puede suceder al correr, saltar o patear.
Hay más probabilidades de que se desgarre un músculo en los siguientes casos:

  • el calentamiento es demasiado breve
  • no deja pasar suficiente tiempo de recuperación entre una y otra sesión de entrenamiento
  • los músculos ya están tensos o rígidos
  • los músculos están cansados o fatigados
  • los músculos están débiles

Diagnóstico del desgarro muscular

Su médico o un fisioterapeuta (un profesional de la salud especializado en mantener y mejorar el movimiento y la movilidad) puede diagnosticar el desgarro muscular. Este determinará exactamente cuáles son los tejidos musculares que están dañados, el alcance del daño y cuánto tiempo tardará la lesión en curarse.
 

Tratamiento del desgarro muscular

Autoayuda
Los desgarros musculares leves pueden tratarse rápida y fácilmente en casa, con el método PRICE (por sus siglas en inglés).

  • (Protect)Proteger  la lesión de daños ulteriores.
  • (Rest) – Reposar durante las primeras 48 a 72 horas; posteriormente, reanudar poco a poco el movimiento para no perder demasiada fuerza muscular.
  • (Ice packs) Aplicar  bolsas de hielo o una bolsa de guisantes congelados envuelta en una toalla sobre la zona lesionada, para reducir la inflamación y los moretones. Nunca se aplique el hielo directamente sobre la piel, porque puede ocasionarse una "quemadura por hielo"; coloque un paño entre el hielo y la piel.
  • (Compress) Comprimir la zona con vendas para contener la lesión y ayudar a reducir la inflamación.
  • (Elevate) Elevar la zona lesionada por encima del nivel del corazón para controlar la inflamación. Mantener la zona contenida, e intentar mantenerla lo más elevada posible hasta que disminuya la inflamación.

Si la lesión es muy dolorosa y la inflamación no cede, consulte a un médico.

Medicamentos
Los analgésicos de venta libre, como el paracetamol o el ibuprofeno, pueden aliviar el dolor leve o moderado. Si el dolor es agudo, su médico de cabecera pudiera recetarle analgésicos más fuertes. Además de aliviar el dolor, los analgésicos pueden reducir la inflamación y la hinchazón. Lea siempre el prospecto de información al paciente que viene con el medicamento, y si tiene preguntas, consulte a su médico o farmacéutico.

Cirujía
Si la lesión es grave, quizá requiera cirugía para reparar el músculo o ligamento desgarrado, seguida de un largo período de reposo y recuperación.

Fisioterapia
Si la lesión es grave o vuelve a repetirse, es posible que la fisioterapia le ayude a fortalecer el músculo o ligamento dañado.

Su médico de cabecera pudiera referirle a un fisioterapeuta, o usted puede consultar a un fisioterapeuta privado. El fisioterapeuta desarrollará un programa de ejercicios de rehabilitación, para que sus músculos se vayan fortaleciendo y estirando gradualmente. Estos ejercicios variarán según el tipo y la gravedad de la lesión que usted tenga. El fisioterapeuta también puede usar diversas técnicas para que la lesión se sane más rápido.

Usted deberá dejar sanar el músculo por completo antes de empezar a hacer ejercicios de nuevo.
 

Prevención del desgarro muscular

Usted puede reducir el riesgo de desgarro muscular haciendo un calentamiento y un enfriamiento completos antes y después del ejercicio, respectivamente. La razón del calentamiento es darle tiempo al cuerpo para prepararse mental y físicamente para el ejercicio que usted va a realizar. Este deberá incluir ejercicio cardiovascular seguido de estiramiento.

¿Cuál es la mejor forma de hacer el calentamiento antes de empezar a correr?
Tengo un desgarro muscular, ¿debo ver al médico?
Tengo un desgarro muscular, ¿qué debo hacer para acelerar mi recuperación?

 

¿Cuál es la mejor forma de hacer el calentamiento antes de empezar a correr?

Un calentamiento ligero antes de correr puede incluir una caminata rápida, trote o saltos cortos, seguidos de una serie de estiramientos y ejercicios tales como estocadas y cuclillas, que imitan los movimientos que se hacen al correr.

Explicación
Hacer el calentamiento antes del ejercicio le prepara física y mentalmente para la actividad que va a realizar. El beneficio de estirarse antes o después del ejercicio no está comprobado. Sin embargo, el calentamiento antes de empezar a hacer ejercicio contribuye a lo siguiente:

  • aumentar el flujo de sangre y oxígeno a los músculos
  • aumentar la flexibilidad (si usted se estira)
  • aumentar la relajación y la concentración
  • reducir el riesgo de lesionarse

Independientemente de la actividad física que vaya a realizar, un buen calentamiento deberá incluir ejercicio cardiovascular, estiramientos y ejercicios específicos del deporte que vaya a practicar. Por tanto, el calentamiento antes de correr será muy diferente al calentamiento antes de nadar.
Un calentamiento antes de correr puede incluir una caminata rápida, trote o saltos cortos, seguidos de una serie de estiramientos y ejercicios tales como estocadas y cuclillas, que imitan los movimientos que se hacen al correr.
Con los estiramientos, usted deberá sentir una sensación de extensión, pero sin dolor, y tratar de mantener cada estiramiento durante 30 segundos, como mínimo. Evite rebotar mientras se estira, porque esto puede ocasionarle lesiones.
No hay reglas que dicten cuánto debe durar el calentamiento, pero, como guía general, usted debe empezar a sudar sin sentir cansancio. Por lo general, el estiramiento se realiza durante 15 minutos antes del ejercicio.
Preste atención al cuerpo para poder crear un calentamiento que funcione para usted.

 

Tengo un desgarro muscular, ¿debo ver al médico?

Si la lesión es muy dolorosa y usted tiene mucha inflamación, es importante que consulte a un médico.

Explicación
La mayoría de los desgarros musculares pueden tratarse rápida y fácilmente en casa, con el método PRICE. PRICE (por sus siglas en inglés) significa protección, reposo, hielo, compresión y elevación (consulte la hoja informativa sobre el desgarro muscular para más información). Si los síntomas no ceden o el dolor y la inflamación empeoran, debe consultar a su médico.
 
Los desgarros musculares más graves requieren atención médica inmediata. Por ejemplo, si el músculo afectado está muy adolorido, se siente caliente al tacto y hay mucha inflamación, usted debe acudir al departamento de emergencias y accidentes de su localidad.

 

Tengo un desgarro muscular,  ¿qué debo hacer para acelerar mi recuperación?

Debe tomarlo con calma, dejar reposar la zona lesionada y darle tiempo para sanar antes de regresar a sus actividades habituales.

Explicación
Para ayudar a sanar la lesión, lo más importante es seguir el método PRICE de inmediato. PRICE, por sus siglas en inglés, significa protección, reposo, hielo, compresión y elevación (consulte la hoja informativa sobre el desgarro muscular para más información).
Hay ciertas cosas que usted no debe hacer durante los tres primeros días después de la lesión, a fin de no dañar más el músculo o el tendón. Deberá evitar lo siguiente:

  • El calor – esto incluye tomar un baño de agua caliente o usar una bolsa térmica
  • El alcohol – consumir bebidas alcohólicas puede aumentar el sangrado y la inflamación en la zona afectada
  • Correr o realizar otros tipos de ejercicio
  • Masajear el músculo lesionado – esto puede ocasionar más inflamación o sangrado

La fisioterapia puede acelerar la sanación de la lesión. Un fisioterapeuta es un profesional de la salud que se especializa en el movimiento y la movilidad. Su médico de cabecera pudiera referirle a un fisioterapeuta, o usted puede consultar a un fisioterapeuta privado. El fisioterapeuta desarrollará un programa de ejercicios de rehabilitación, para que sus músculos se vayan fortaleciendo y estirando gradualmente. Estos ejercicios variarán según el tipo y la gravedad de la lesión que usted tenga. El fisioterapeuta también puede usar diversas técnicas para que la lesión se sane más rápido.
Según el tipo de lesión que usted tenga, la recuperación completa puede tardar hasta ocho semanas.

Más información

The Chartered Society of Physiotherapy
020 7306 6666
www.csp.org.uk
 

Fuentes

  • John Orchard. Conference Proceedings: The biomechanics of muscle strain injury. NZJSM 2002; 30(4):92–98
  • St John Ambulance. First aid manual. 9th ed. London. Dorling Kindersley Ltd. 2009: 241
  • Sprains and strains. Clinical Knowledge Summaries. www.cks.nhs.uk, consultado el 10 de febrero de 2010
  • Starting to exercise. Bandolier. www.medicine.ox.ac.uk/bandolier, consultado el 10 de febrero de 2010
  • Herbert RD, de Noronha M. Stretching to prevent or reduce muscle soreness after exercise. Cochrane Database of Systematic Reviews, 2007, Número 4. DOI: 10.1002/14651858.CD004577.pub2
  • Khan KM, Scott A. Mechanotherapy: how physical therapists’ prescription of exercise promotes tissue repair. Br J Sport Med 2009; 43:247–52

¿Una segunda opinión?

Contamos con los mejores profesionales a su disposición para obtener el mejor diagnóstico

desde US$21.65/Mes

Cotizar en línea

O consulte nuestros planes

Planes de salud Bupa

Artículos relacionados

Una lesión de manguito rotador es la inflamación de, o daño a, los músculos y tendones del hombro.       Acerca de las lesiones de...
Trotar con regularidad puede aumentar su expectativa de vida, al agregar más de seis años a la vida de un hombre y cinco años a la de una mujer, según una nota de prensa de la...