La parálisis cerebral es una enfermedad que afecta el habla, el movimiento, la postura y la coordinación. En general, los síntomas se observan en el niño por primera vez, antes de que cumpla los dos años de edad, y su gravedad varía ampliamente.
 Acerca de la parálisis cerebral
Tipos de parálisis cerebral
Síntomas de la parálisis cerebral
Complicaciones de la parálisis cerebral
Causas de la parálisis cerebral
Diagnóstico de la parálisis cerebral
Tratamiento de la parálisis cerebral
Tratamiento no farmacológico
Viviendo con parálisis cerebral
 

Acerca de la parálisis cerebral

 
La parálisis cerebral no es una enfermedad específica, es un término que describe trastornos motores (del movimiento) ocasionados por el daño cerebral de su hijo. No es una afección progresiva, por lo que el daño no empeora gradualmente. Sin embargo, las manifestaciones podrían cambiar en el transcurso de la vida de su hijo a medida que su sistema nervioso madura. Esto significa que los síntomas podrían cambiar con el paso del tiempo.
 
La parálisis cerebral afecta a alrededor de un niño cada 400, pero cada niño es afectado de una forma diferente.
 
Con el apoyo de enfermeros, los que están a cargo de su cuidado y otros especialistas,  su hijo, desde una temprana edad, puede aprender a controlar sus síntomas a fin de  lograr la mayor independencia posible.

 
Tipos de parálisis cerebral

 
Existen cuatro tipos de parálisis cerebral que causan diferentes trastornos del movimiento.
 

  • Parálisis cerebral espástica
  • Parálisis cerebral discinética (distónica o atetósica)
  • Parálisis cerebral atáxica
  • Parálisis cerebral hipotónica

 
En ocasiones, inicialmente se presenta un tipo y luego, a medida que su hijo crece, otro tipo se vuelve dominante. Por ejemplo, su hijo puede ser hipotónico (fláccido) poco después del nacimiento, pero más adelante puede desarrollar espasticidad (rigidez).
 
En algunos niños puede ser difícil determinar si la afección es parálisis cerebral o un trastorno neurológico progresivo. Esto significa que podrían pasar algunos años hasta que se pueda hacer un diagnóstico con certeza.
 
Es importante recordar que la afección varía de un individuo a otro y su hijo puede presentar una combinación de distintos tipos de discapacidad motriz.
 

  • Parálisis cerebral espástica  Este es el tipo más común de parálisis cerebral. Espasticidad es el término médico para referirse a un determinado tipo de aumento de tono muscular que provoca rigidez muscular y afecta el movimiento. Las dificultades para mover los miembros hacen que a su hijo le resulte difícil caminar, pero si su parálisis cerebral es leve, quizás esta dificultad únicamente afecte determinadas actividades, como por ejemplo, correr. También podría tener dificultades para formar palabras cuando habla.

    La parálisis cerebral espástica puede afectar distintas áreas del cuerpo de su hijo.

 

  • Hemiplejia significa que la parálisis afecta una mitad del cuerpo de su hijo.
  • Diplejia significa que afecta las piernas de su hijo.
  • Triplejia significa que afecta tres de los miembros de su hijo.
  • Cuadriplejia significa que afecta los cuatro miembros de su hijo.

 

  • Parálisis cerebral discinética (distónica o atetósica) Este tipo de parálisis causa movimientos musculares lentos e involuntarios y movimientos bruscos que puede ser repetitivos. La parálisis cerebral atetósica puede dificultar el habla porque a su hijo le podría resultar difícil controlar la lengua, la respiración y las cuerdas vocales. Es posible que su hijo también tenga problemas de audición.

 

  • Parálisis cerebral atáxica Este tipo de parálisis cerebral puede afectar la coordinación y el equilibrio de su hijo, haciendo que le resulte difícil estimar la posición del cuerpo en relación a los objetos que le rodean. También debilita los músculos y causa temblores. Es posible que su hijo tenga dificultades para caminar derecho.

 

  • Parálisis cerebral hipotónica Hipotonía es un término médico para la disminución del tono muscular y causa flacidez. Un niño hipotónico, por ende, no se sienta sin ayuda hasta mucho más tarde en su desarrollo y tendrá dificultades para aprender a caminar.

 

Síntomas de la parálisis cerebral

 
La gravedad de los síntomas varía ampliamente de un niño a otro, desde una torpeza apenas visible, a problemas mucho más graves de movimiento que pueden hacer que su hijo necesite una silla de ruedas.
 
Los síntomas comunes incluyen dificultad y retraso del movimiento, equilibrio y coordinación, rigidez muscular, movimientos involuntarios e incontrolados, e inestabilidad. Estos síntomas son, con frecuencia, advertidos en los primeros meses y años de vida. Además de los problemas de movimiento, su hijo podría tener otros problemas neurológicos que incluyen dificultades de aprendizaje y epilepsia.
 
Estos síntomas no son siempre resultado de la parálisis cerebral, pero si su hijo los tiene, consulte a su médico de cabecera.

 
Complicaciones de la parálisis cerebral

 
Si su hijo tiene parálisis cerebral grave, podría tener otras afecciones como epilepsia, dificultades de aprendizaje o trastornos sensoriales como cambios de visión y audición. Su hijo podría necesitar asistencia especial para las actividades cotidianas y para su educación.
 
Los problemas de movimiento pueden limitar el modo en que su hijo aprende sobre el entorno y sobre lo que le rodea, lo cual puede limitar sus oportunidades de aprendizaje y podría afectar su desarrollo.
 

Causas de la parálisis cerebral

 
La parálisis cerebral es causada por daños en el cerebro de su hijo durante el embarazo, el nacimiento o inmediatamente después del nacimiento. A menudo la razón por la que sucede no es clara. No obstante, existen diversos posibles factores que podrían causar dicho daño cerebral, incluyendo:
 

  • una infección en los primeros meses del embarazo
  • una infección como meningitis cuando su hijo nace
  • nacimiento prematuro o complicaciones durante el parto
  • hemorragia (sangrado) cerebral: esto es más común si su hijo es prematuro o uno de un parto múltiple (por ejemplo, mellizos, trillizos)
  • alteraciones en el cerebro de su hijo durante su desarrollo
  • una causa heredada (genética): esto no es común
  • insuficiencia de yodo de la madre: esto no es común en el Reino Unido pero es común en países menos desarrollados

 
Los investigadores están intentando en la actualidad descubrir las causas exactas de la parálisis cerebral a fin de poderla prevenir en el futuro.

 
Diagnóstico de la parálisis cerebral

 
Si usted cree que su hijo tiene problemas con el movimiento, consulte a su médico de cabecera, quien le preguntará acerca de los síntomas de su hijo, y le examinará. También pudiera hacerle preguntas sobre la historia clínica de su hijo.
 
Su médico de cabecera podría referir a su hijo a un pediatra (un médico que se especializa en la salud de los niños). La mayoría de los niños que tienen parálisis cerebral son diagnosticados alrededor de los dos años de edad, pero la afección puede ser diagnosticada a cualquier edad. El pediatra monitoreará a su hijo a medida que se desarrolle y crezca para descartar afecciones similares antes de hacer un diagnóstico. Pueden realizarse pruebas tales como análisis de sangre, una tomografía computarizada (CT-scan) o un estudio por imágenes de resonancia magnética (MRI-scan), para descartar otras afecciones. Esto, sin embargo, podría depender de la edad de su hijo. Para más información, consulte a su médico de cabecera.
 

Tratamiento de la parálisis cerebral

 
La parálisis cerebral no tiene cura, pero con el apoyo adecuado, su hijo puede lograr la mayor independencia posible.
 

Tratamiento no farmacológico
 

En general, un equipo multidisciplinario de profesionales que trabajan en distintas áreas de la atención médica y social participa en la evaluación y cuidado de su hijo. Esto varía según los servicios de su localidad. Durante la etapa de evaluación, se realiza una determinación en profundidad de las habilidades de su hijo. Esto incluye una evaluación de su movimiento, capacidades, visión, audición y actividades cotidianas.
 
Como resultado, puede diseñarse un plan de control detallado para las necesidades y capacidades específicas de su hijo. A continuación se indican algunas de las personas que podrían participar en la evaluación y cuidado de su hijo.
 

  • Su médico de cabecera asesora sobre temas generales y podría ayudarle a ponerse en contacto con los servicios de apoyo.

 

  • Un fisioterapeuta (un profesional de la salud que se especializa en el movimiento y la movilidad) jugará un papel esencial en la ayuda de su hijo. El fisioterapeuta monitoreará y registrará el progreso de su hijo, enseñándole cómo controlar los movimientos de cabeza, girar, gatear y caminar lo más posible. El fisioterapeuta también ayudará a reducir los movimientos anormales y brindará asesoramiento acerca de equipos que podrían ayudar en cuanto a la movilidad de su hijo.

    A medida que su hijo crezca, la fisioterapia se concentrará en ayudarle a ser independiente y adaptarse a sus fluctuantes circunstancias para que pueda enfrentar mayores desafíos. Cuando su hijo sea remitido a servicios para adultos, el fisioterapeuta seguirá ayudando a reducir  síntomas tales como los desafíos de movilidad, a medida que surjan.

 
 

  • Un terapeuta ocupacional evaluará cuánto la parálisis cerebral afecta la vida de su hijo y recomendará actividades y equipos específicos que le ayudarán a adaptarse a las dificultades, y a maximizar su independencia.
     
  • Un terapeuta del habla y del lenguaje (un profesional de la salud que se especializa en identificar y manejar los problemas del habla y la deglución) ayudará a identificar y controlar cualquier problema de comunicación que tenga su hijo. Esto puede incluir la enseñanza del lenguaje de señas o símbolos y otros tipos de ayuda para la comunicación.
  • Un trabajador social de una institución pública de su localidad puede brindarle asesoramiento sobre asuntos prácticos y financieros.
     
  • Un neurólogo pediátrico (un profesional de la salud que se especializa en trastornos del sistema nervioso central en niños) podría participar en el diagnóstico inicial de la parálisis cerebral y en el monitoreo constante si su hijo tiene epilepsia.
     
  • Un psicólogo educacional puede ayudar a manejar las dificultades de aprendizaje que su hijo pueda tener. Esto puede implicar visitas a la escuela de su hijo para evaluar su progreso.

 
Fijar metas específicas para el manejo de la parálisis cerebral, acordadas entre usted y el equipo de profesionales de atención de la salud, puede ayudar a que su hijo obtenga la mejor atención y apoyo.
 
Medicamentos
 
A veces se usa una inyección de toxina botulínica tipo A para aliviar la rigidez muscular en niños con parálisis cerebral espástica. Esto, en general, se les da a niños de más edad que caminan en puntas de pie y tienen los músculos y tendones de la pantorrilla muy tensos. También puede usarse en brazos y manos si el puño de su hijo está constantemente cerrado.
 
Cirugía
 
Si su hijo tiene parálisis cerebral espástica, una operación en la espalda llamada rizotomía dorsal podría ayudarle. En esta cirugía se cortan los nervios en la parte baja de la espalda para aliviar los músculos espásticos, pero este es un procedimiento complejo y solamente se realiza en circunstancias específicas, usualmente, cuando otros tratamientos (incluyendo fisioterapia y toxina botulínica) no han dado el resultado esperado. La operación podría no mejorar la movilidad en algunos niños y una vez que se realiza, no puede ser revertida. Además también puede tener complicaciones graves.
 
Otro tratamiento quirúrgico es la tendonotomía, en la cual se cortan los tendones para aliviar la rigidez.
 
Su pediatra puede asesorarle acerca de la cirugía, y decirle si este tratamiento sería el adecuado para su hijo.
 

Viviendo con parálisis cerebral

 
Cuidar y apoyar a un niño con parálisis cerebral puede resultar un desafío. Consulte a su médico acerca del manejo de la afección de su hijo. Hay grupos de beneficencia y de pacientes que pueden brindarle asesoramiento y apoyo.

Esta sección contiene respuestas a preguntas comunes sobre este tema. Las preguntas fueron sugeridas por profesionales de la salud, comentarios en el sitio web y consultas por correo electrónico. Vea nuestras respuestas a preguntas comunes sobre parálisis cerebral, incluyendo:

¿Tendré que pagar por el apoyo que recibe mi hijo?
¿Necesitará mi hijo una silla de ruedas?
¿Cuánto cambiarán los síntomas de la parálisis cerebral en el transcurso de su  vida?

 
¿Tendré que pagar por el apoyo que recibe mi hijo?

 

Respuesta
 

Depende de cuál sea el apoyo que su hijo necesita.
 

Explicación

 
En general, todo el apoyo médico será brindado a través del Departamento de Salud y de las autoridades locales. Sin embargo, si usted opta por atención o tratamiento suplementario es posible que deba pagar por el mismo. Su hijo podría tener derecho a una evaluación de atención comunitaria para determinar sus necesidades, y las de la familia o de los que estén a cargo de ella. Si, como resultado de esta evaluación, se identifica la necesidad de servicios tales como equipamiento, atención en el hogar y atención de relevo (temporal), dichos servicios serán proporcionados por servicios sociales.
 
Existe la opción de recibir pagos directos. Esto significa que en lugar de recibir servicios de apoyo directamente de las autoridades de su localidad, usted puede optar por recibir una cantidad de dinero equivalente para cubrir la atención y apoyo de su preferencia. En ese caso usted puede elegir un paquete de apoyo que se adapte a las necesidades de su hijo.
 
Consulte a su médico de cabecera, terapeuta ocupacional o a una organización benéfica especializada para obtener asesoramiento.
 

¿Necesitará mi hijo una silla de ruedas?

 

Respuesta

 
No necesariamente; no todos los niños con parálisis cerebral necesitan una silla de ruedas.
 

Explicación

 
Es necesario que un terapeuta ocupacional evalúe a su hijo para ver si se necesita una silla de ruedas. Si el terapeuta ocupacional determina que su hijo necesita una silla de ruedas, le recomendará el modelo más apropiado para su hijo. La silla de ruedas será proporcionada a través de servicios sociales o de salud. No obstante, es posible que usted deba pagar una parte del costo de la silla. Existen organizaciones benéficas que pueden ayudarle en esto.
 

¿Cuánto cambiarán los síntomas de la parálisis cerebral durante la vida?

 

Respuesta

 
Es muy difícil predecir cómo cambiarán los síntomas.
 

Explicación

 
Los síntomas de la parálisis cerebral son específicos de cada persona, por lo que cada uno es afectado en forma distinta. Resulta difícil decir cómo los distintos aspectos de la parálisis cerebral cambiarán a lo largo de la vida de una persona. Aunque las personas con parálisis cerebral envejecen del mismo modo que las personas sin esta afección, los síntomas físicos a largo plazo podrían aumentar la probabilidad de dolor en las articulaciones u otros problemas de desarrollo a una edad más temprana.

Más información

 
Scope
0808 800 3333
www.scope.org.uk

 
Fuentes

 

  • Cerebral palsy. eMedicine. http://emedicine.medscape.com, publicado en marzo de 2009
  • Cerebral palsy. Merck Manuals Online Medical Library. www.merck.com/mmhe, publicado en diciembre de 2006
  • Introduction to cerebral palsy. Scope. www.scope.org.uk, publicado en marzo de 2010
  • Selective dorsal rhizotomy for spasticity in cerebral palsy. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), Interventional procedure guidance 195, 2006. www.nice.org.uk
  • Ninds cerebral palsy information page. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. www.ninds.nih.gov, publicado en mayo de 2010
  • Cerebral palsy. The Chartered Society of Physiotherapy. www.csp.org.uk, publicado en enero de 2009
  • Simon C, Everitt H, van Dorp F. Oxford handbook of general practice. 3ª edición Oxford: Oxford University Press, 2010;857
  • BotoxTM. Scope. www.scope.org.uk, publicado en junio de 2010
  • Guide to financial support for disabled people. Directgov. www.direct.gov.uk, consultado el 8 de marzo de 2010

 


Esta información fue publicada por el equipo de información de salud de Bupa, y está basada en fuentes acreditadas de evidencia médica. Ha sido sometida a revisión por pares, por parte de médicos de Bupa. Este contenido se presenta únicamente con fines de información general, y no reemplaza la necesidad de consulta personal con un profesional de la salud calificado.
 
Fecha de publicación: julio de 2010.
 

Temas relacionados

 
Tomografía computarizada (CT scan)
Meningitis y septicemia en niños
Estudio por imágenes de resonancia magnética (MRI scan)
 
 

¿Preocupado por su salud?

Nosotros también. Por eso le ofrecemos planes de salud adaptados a sus necesidades

desde US$21.65/Mes

Cotizar en línea

O consulte nuestros planes

Planes de salud Bupa

Artículos relacionados

Los cólicos son motivo de llanto inconsolable en un bebé recién nacido sin otro problema de salud. Un bebé con cólicos llora con más...
A continuación aparece una lista de preguntas que usted deberá llevar a su consulta con el médico. Estas preguntas están diseñadas para ayudarle a obtener la información necesaria...