La rubéola, a veces llamada sarampión alemán, es una infección viral leve, pero puede ocasionar complicaciones graves y defectos de nacimiento en fetos si sus madres contraen la infección durante el embarazo.

Acerca de la rubéola
Síntomas de la rubéola
Complicaciones de la rubéola
Causas de la rubéola
Diagnóstico de la rubéola
Tratamiento de la rubéola
Rubéola y embarazo
Prevención de la rubéola   
                                                                 

Acerca de la rubéola

La rubéola es una enfermedad infecciosa ocasionada por un virus. Por lo general, provoca una enfermedad leve similar a un ataque de sarampión leve, pero puede ocasionar daños graves en el feto si se contrae la infección durante el embarazo.

Desde su introducción en 1988, la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (SPR o triple viral) ha ayudado a reducir la cifra de bebés que nacen con síndrome de rubéola congénita. No ha habido brotes de rubéola en los últimos años, pero menos niños han recibido la vacuna desde 1997, cuando surgió una controversia con respecto a la vacuna SPR. En la actualidad ha aumentado el riesgo de contraer rubéola si usted no ha recibido la vacuna.

Síntomas de la rubéola

Los síntomas de la rubéola pueden no evidenciarse hasta dos o tres semanas después de haberse contagiado. Por lo general, los síntomas son muy leves y cerca de cuatro de cada 10 personas con rubéola ni siquiera se dan cuenta de que se contagiaron.

Entre los síntomas de la rubéola pueden presentarse los siguientes:

  • Erupción rosada: por lo general esto comienza detrás de las orejas y se esparce al rostro, el cuello y a la parte superior del cuerpo. La erupción puede durar de tres a cinco días
     
  • Glándulas inflamadas (nódulos linfáticos): inflamación alrededor de las orejas, en el cuello y en la parte posterior de la cabeza. Puede ser doloroso y comienza antes que la erupción y dura hasta dos semanas luego de que la erupción desaparece
     
  • Temperatura alta: puede tener fiebre que dura varios días
     
  • Síntomas similares a los del resfriado: tales como secreciones nasales, ojos llorosos y dolor de garganta

Los síntomas de la rubéola pueden durar hasta 10 días.

Complicaciones de la rubéola

La rubéola puede ocasionar daños graves en el feto si se contrae esta enfermedad durante el embarazo. Entre las complicaciones de la rubéola durante el embarazo se incluyen:

  • abortos espontáneos: esto puede ocurrir en dos de cada 10 mujeres en los primeros tres meses del embarazo (el primer trimestre)
     
  • defectos congénitos: si se contrae rubéola en las primeras 20 semanas de embarazo, esta puede pasar al feto y ocasionar problemas de salud graves (ver rubéola y embarazo)

Las personas que tienen un sistema inmunológico debilitado también tienen un mayor riesgo de tener complicaciones, tales como las personas con VIH/SIDA o enfermedades como la leucemia. Las complicaciones ocasionadas por la rubéola incluyen:

  • dolor y rigidez en las articulaciones: esto puede ocurrir en seis de cada 10 mujeres con rubéola y es menos común en niños
     
  • problemas de sangrado (trombocitopenia): esto puedo ocurrir en una de cada 3000 personas con rubéola y es un poco más frecuente en los niños
     
  • inflamación del cerebro (encefalitis): es muy poco frecuente; puede ocurrir en una de cada 6000 personas con rubéola

Causas de la rubéola

La infección de la rubéola es ocasionada por un virus que crece en la garganta y los pulmones.

El virus de la rubéola se propaga de persona a persona en forma de gotitas en el aire.

 Estornudar o toser produce más gotitas y esto ayuda a propagar la infección.

Una persona es contagiosa (capaz de contagiar el virus de la rubéola) durante siete días antes de que comience la erupción y por cuatro días después de ello.

Una vez que la persona se ha infectado, el virus ingresa en el torrente sanguíneo y se propaga por todo el cuerpo en aproximadamente cinco a siete días. Este es el momento en que el virus puede pasar de la madre al feto.

Si un bebé nace con rubéola, este tendrá el síndrome de rubéola congénita y puede contagiar el virus a otras personas durante un año o más.

Diagnóstico de la rubéola

Si sospecha que usted o su hijo tienen rubéola, llame por teléfono a su médico de cabecera. No vaya al consultorio del médico sin llamarlo antes. Si lo hace, pondrá en riesgo de contagiarse de rubéola a cualquier embarazada que pueda encontrarse allí.

Su médico de cabecera le preguntará cuáles son sus síntomas y le examinará. Si su médico sospecha que usted o su hijo tienen rubéola, por ley, él o ella deberá reportarlo a la Unidad de Protección de la Salud.

Su médico puede hacer un análisis de sangre para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento de la rubéola

No existe un tratamiento específico para la rubéola. Sin embargo, existen ciertas medidas que puede tomar para sentirse mejor.

Autoayuda

  • Beba suficiente líquido para no deshidratarse; esto es especialmente importante en niños pequeños
     
  • Use pañuelos de papel mentolados o humectantes para limpiarse la nariz; estos pueden aliviar la respiración y prevenir las irritaciones en la piel
     
  • Coma dulces o pastillas con mentol o eucalipto para aliviar la garganta
     
  • Coma una dieta equilibrada con muchas frutas y verduras

Es muy importante que no se acerque a mujeres embarazadas por al menos cinco días después de que haya comenzado la erupción. No vaya a trabajar o a la escuela durante este tiempo.

Medicamentos

En el caso de los adultos, se pueden tomar los analgésicos que tomarían normalmente para el dolor de cabeza, para bajar la fiebre y aliviar el dolor. Los niños pueden tomar analgésicos líquidos. Antes de tomar cualquier medicamento, pida asesoramiento al farmacéutico y siga las instrucciones del prospecto que viene con el medicamento.

Rubéola y embarazo

Si está embarazada

Si contrae rubéola estando embarazada, esto puede traer aparejado complicaciones tales como aborto o defectos congénitos graves. Es muy probable que su bebé tenga defectos congénitos si usted se contagia en el primer trimestre del embarazo. Esto se conoce como síndrome de rubéola congénita.

Los defectos congénitos pueden ser:

  • sordera
  • defectos cardiacos y pulmonares
  • cataratas (parches nubosos en los lentes de los ojos) u otros problemas de la vista
  • cabeza pequeña: el cerebro no se desarrolla completamente
  • bajo peso al nacer
  •  

Los niños que nacen con síndrome de rubéola congénita pueden desarrollar problemas más adelante, como por ejemplo:

  • problemas en el desarrollo o de aprendizaje
  • problemas en la vista y la audición
  • diabetes
  • hipotiroidismo o hipertiroidismo

Si está planeando quedar embarazada

Si está considerando la posibilidad de tener un bebé, debe asegurarse con respecto a su inmunidad a la rubéola antes de quedar embarazada. El nivel de inmunidad a la rubéola puede disminuir con los años, por tanto debe chequearla  aunque se haya vacunado antes o haya tenido la enfermedad en el pasado.
 
Su médico de cabecera le hará un análisis de sangre y lo enviará a un laboratorio para comprobar los anticuerpos. Si el análisis indica que su nivel de inmunidad a la rubéola es bajo, su médico de cabecera le ofrecerá vacunarse para protegerle contra la rubéola. No debe quedar embarazada hasta después de tres meses de haber sido vacunada.

Si ya está embarazada, la vacuna se administrará después del parto. No existe tratamiento para prevenir o reducir la infección de madre a bebé una vez que está embarazada.

Prevención de la rubéola

La forma más efectiva de protegerse contra la rubéola es la vacuna SPR: una vacuna combinada contra el sarampión, las paperas y la rubéola. Por lo general se administra a niños entre los 12 y 15 meses de nacidos y luego entre los tres años y medio y los cinco años de edad. Sin embargo, la vacuna se puede administrar a cualquier edad.

La Asociación Médica Británica (BMA), el Departamento de Salud (DH) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan vacunar a todos los niños con la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola.  Es muy importante que tantas personas como sea posible sean inmunes contra el virus para que no se produzcan problemas graves de salud por un brote de sarampión, paperas o rubéola.

En los últimos años, se argumentó que existía una conexión entre la vacuna SPR y el autismo y la enfermedad intestinal. Todos los estudios subsiguientes demuestran que no hay relación entre ellos. No obstante, si usted tiene alguna inquietud con respecto a la vacuna SPR, consulte con su médico de cabecera.

Respuestas a preguntas sobre la rubéola:

¿Los hombres deben vacunarse contra la rubéola?
¿Mi hijo debe faltar a la escuela si tiene rubéola?
¿Por qué se le dice también sarampión alemán a la rubéola?
¿Existen riesgos de salud graves para mi hijo si recibe la vacuna SPR?
¿Qué debo hacer si mi hijo estuvo en contacto con un caso confirmado o sospechado de rubéola?
 

¿Los hombres deben vacunarse contra la rubéola?

 
Sí, todo el mundo debe recibir la vacuna.

Explicación

La rubéola es una enfermedad infecciosa al igual que la gripe y puede contagiarse fácilmente entre personas a través de gotitas en el aire de mucosa o saliva infectada (por ejemplo, cuando una persona infectada con rubéola estornuda o tose). Si bien es una enfermedad leve, la rubéola puede ocasionar complicaciones graves. Por ejemplo, puede dañar a los bebés en el vientre materno.

Para ayudar a prevenir la propagación de la rubéola, tanto hombres como mujeres deben vacunarse.

¿Mi hijo debe faltar a la escuela si tiene rubéola?

Si, su hijo debe quedarse en casa si tiene rubéola.

Explicación

 
Su hijo debe quedarse en casa por cinco días después de que apareció la erupción ocasionada por la rubéola. Esto ayudará a reducir el riesgo de contagiar el virus a otros niños en la escuela.
 
Si usted está embarazada, debe estar consciente de que la rubéola puede dañar a su bebé aun no nacido.  Antes de quedar embarazada debe chequear su nivel de inmunidad a la rubéola. Si no es inmune, puede vacunarse antes de quedar embarazada, pero deberá esperar al menos tres meses antes de intentar quedar embarazada.
 

¿Por qué también se le dice sarampión alemán a la rubéola?

Esto es porque la primera vez que se la diagnosticó como una enfermedad, separada del sarampión, fue en Alemania.

Explicación

Las infecciones por sarampión y por rubéola (sarampión alemán) pueden confundirse, pero existen diferencias entre las dos.

Por lo general, se sentirá más enfermo si tiene sarampión en comparación con la rubéola, que es más leve. En el sarampión, la erupción suele durar hasta una semana, pero con la rubéola desaparece en cuatro o cinco días. Con el sarampión, le pueden salir pequeños puntos rojos con centros blancos dentro de la boca (llamados puntos de Koplik), lo cual no sucede con la rubéola.

¿Existen riesgos de salud graves para mi hijo si recibe la vacuna SPR?

No existe vacuna que sea absolutamente segura. Algunos niños sí tienen efectos secundarios leves por la vacuna SPR. Los efectos secundarios graves son muy poco frecuentes.

Explicación

Los efectos secundarios ocasionados por la vacuna suelen ser leves y, lo que es más importante, son más leves que las consecuencias potencialmente graves de contraer sarampión, paperas o rubéola.

Aproximadamente uno de cada 10 niños pueden tener un poco de fiebre, erupción e inflamación de las glándulas de seis a 10 días después de la aplicación de la vacuna SPR.

Los efectos secundarios graves de la vacuna SPR son muy poco frecuentes y pueden incluir lo siguiente:

  • Convulsiones ocasionadas por la fiebre (convulsiones febriles): esto puede ocurrir en uno de cada 1000 niños vacunados.  Sin embargo, uno de cada 200 niños con sarampión pueden tener convulsiones febriles ocasionadas por la enfermedad.
  • Inflamación del cerebro (encefalitis): esta es una complicación extremadamente rara de la vacuna SPR. Pero la probabilidad de desarrollar encefalitis por el sarampión está entre uno en 200 y uno en 5000 casos.

En los últimos años, se argumentó que existía una conexión entre la vacuna SPR y el autismo y la enfermedad intestinal. Todos los estudios subsiguientes demuestran que no hay relación entre ellos. No obstante, si usted tiene alguna inquietud con respecto a la vacuna, consulte con su médico de cabecera.

¿Qué debo hacer si mi hijo estuvo en contacto con un caso confirmado o sospechado de rubéola?

 
Lo más importante es mantenerlo alejado de mujeres embarazadas. Si usted está embarazada o intenta quedar embarazada, llame por teléfono a su médico de cabecera para obtener asesoramiento.
 

Explicación

 
Por lo general, la rubéola es una enfermedad leve en niños y adultos, pero puede dañar gravemente a un feto en desarrollo, en los tres primeros meses de embarazo.
 
Si ha estado en contacto con un caso confirmado o sospechado de rubéola y no tiene inmunidad a la rubéola (nunca le vacunaron ni ha tenido la enfermedad antes), es muy probable que desarrolle la enfermedad (erupción). La rubéola es más contagiosa en los siete días antes de que aparezca la erupción, y cuatro días después de ello. Sin embargo, pueden pasar de dos a tres semanas antes de que muestre signos de la erupción.

Si usted o su hijo estuvieron en contacto con un caso confirmado o sospechado de rubéola, comuníquelo en el trabajo y en la escuela. Si usted o su hijo desarrollaron la erupción, no se acerquen a mujeres embarazadas por al menos cinco días después de que haya comenzado la erupción. No vaya a trabajar o a la escuela durante este tiempo.

Más información

 

Fuentes

  • Rubella. Health Protection Agency. www.hpa.org.uk, consultado el 17 de febrero de 2010
  • Rubella. Clinical Knowledge Summaries. www.cks.library.nhs.uk, consultado el 17 de febrero de 2010
  • Rubella. Department of Health. www.dh.gov.uk, consultado el 17 de febrero de 2010
  • Rubella. Organización Mundial de la Salud www.who.int, consultado el 17 de febrero de 2010
  • The delayed effects of CRS. Sense. www.sense.org.uk, consultado el 17 de febrero de 2010
  • Antenatal care – routine care for the healthy pregnant woman. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), 2008. Clinical Guidelines 62. www.nice.org.uk
  • Measles, mumps, rubella: prevention. BMJ Clinical Evidence. www.clinicalevidence.bmj.com, consultado el 17 de febrero de 2010
  • Rubella update: talking sense, 2003. Sense. www.sense.org.uk, consultado el 17 de febrero de 2010
  • Protecting women against rubella: switch from rubella vaccine to MMR, 2003. Department of Health. www.dh.gov.uk

 

 Temas relacionados

  • Fiebre en niños
  • Vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola
  • Planificación del embarazo

¿Aún no tiene diagnóstico?

En Bupa le damos un diagnóstico antes que nadie e inciará el tratamiento nada más conocerlo

desde US$21.65/Mes

Cotizar en línea

O consulte nuestros planes

Planes de salud Bupa

Artículos relacionados

La parálisis cerebral es una enfermedad que afecta el habla, el movimiento, la postura y la coordinación. En general, los síntomas se observan en el ni...
La bronconeumonía es una enfermedad respiratoria provocada por una infección vírica. Los bebés que tienen entre tres y seis meses de edad son quienes...