Publicado por el equipo de Bupa de información sobre la salud, mayo de 2010.
 
Esta hoja informativa está destinada a las mujeres que reciben anestesia epidural durante el parto, o a las personas que deseen informarse sobre el tema.
 
La anestesia epidural impide que las mujeres sientan dolor durante el parto sin ponerlas a dormir.
 
Usted se reunirá con el anestesista que administra la anestesia epidural para discutir su atención médica. Puede ser distinta a lo que se describe en este documento, debido a que será diseñada para adaptarse a sus necesidades particulares.

Cómo se administra la anestesia epidural durante el parto
Acerca de la anestesia epidural para el parto
¿Cuáles son las alternativas?
Cómo prepararse para una anestesia epidural
Qué sucede durante una anestesia epidural
Qué esperar después
¿Cuáles son los riesgos?

Cómo se administra la anestesia epidural durante el parto

Acerca de la anestesia epidural para el parto

 

La anestesia epidural evita el dolor durante el parto sin que la paciente se duerma. Puede usarse para aliviar el dolor durante el parto y también se puede adaptar para aliviar el dolor durante una cesárea.

La anestesia epidural implica el uso de anestesia local y a veces también otros medicamentos para aliviar el dolor, y se inyecta en la región lumbar, justo por encima de la cintura. Después de que se inyecte la anestesia, no debe sentir ningún dolor en el abdomen (barriga) ni en la parte superior de las piernas.

Generalmente la anestesia epidural es muy eficaz, pero tarda cerca de 30 minutos en hacer efecto. Si le administran anestesia epidural, la segunda etapa del trabajo de parto se puede alargar debido a que no sentirá la urgencia de pujar. Además, le podría hacer más difícil moverse de un lado para otro, ya que tendrá menos sensibilidad en la espalda y las piernas.

Sin embargo, pueden aplicarle anestesia epidural ambulante. En este caso se aplica una dosis menor de anestesia local con un analgésico opiáceo. Esto permite a la paciente caminar y acomodarse en distintas posiciones que faciliten el parto.

 

¿Cómo funciona la anestesia epidural?

La médula espinal recorre un canal formado por las vértebras (los huesos de la columna vertebral) y está rodeada de tres capas protectoras de tejido llamadas meninges. Hay una capa protectora de fluido entre dos de esas capas de tejido (se le llama líquido cefalorraquídeo o LCR). El área alrededor de todas estas capas se llama espacio epidural.

La médula espinal conduce señales, en forma de impulsos eléctricos, entre el cerebro y la red de nervios que se ramifican hacia fuera de la columna vertebral a todas partes del cuerpo. A cada nivel de la columna vertebral, salen nervios de la médula espinal que se dirigen a partes específicas del cuerpo. Por ejemplo, los nervios de la parte inferior del cuerpo se unen a la médula espinal en la región lumbar.

El anestesista inyectará la anestesia local en el espacio epidural localizado en la región lumbar. Esto bloquea en la columna vertebral a los nervios que se dirigen a la parte inferior del cuerpo e impide que usted sienta dolor. El anestesista puede controlar cuánta sensibilidad se pierde, según la cantidad y el tipo de medicamentos usados. La cesárea puede hacerse con anestesia epidural, sin necesidad de usar anestesia general.

 

Las diferentes partes de la médula espinal

¿Cuales son las alternativas?

 
Si no desea someterse a una anestesia epidural, existen otros métodos para aliviar el dolor que usted puede probar. Consulte con la partera o el médico sobre los riesgos y beneficios de estos métodos.
 

  • Gas y aire (Entonox) Es una mezcla de óxido nitroso y oxígeno que actúa como un analgésico ligero. Cuando siente que tendrá una contracción, inhala la mezcla a través de una boquilla o máscara colocada sobre la nariz. Probablemente hará que las contracciones sean menos dolorosas, aunque no a todas las mujeres les resulta eficaz. A veces puede hacerle sentir náuseas o mareada por un corto período de tiempo.
  • Medicamentos opiáceos. Estos medicamentos incluyen la diamorfina, la morfina y la petidina. Los opiáceos suelen ser administrados por la partera, quien los inyecta en un músculo grande del brazo o de la pierna. El alivio del dolor a menudo es limitado y algunos efectos secundarios son las náuseas, los mareos o la somnolencia. Los medicamentos opiáceos también pueden hacer que el bebé se sienta soñoliento y a veces pueden reducir temporalmente la capacidad del bebé para respirar al nacer.
  • Electroestimulación nerviosa transcutánea (TENS, por sus siglas en inglés). Se colocan cuatro electrodos en la espalda y se envían impulsos eléctricos a los nervios para bloquear la señal de dolor que va del útero (matriz) al cerebro. Se puede variar la intensidad de los impulsos eléctricos para ayudar a controlar el dolor. La electroestimulación nerviosa transcutánea se usa frecuentemente al principio del trabajo de parto y puede resultar menos eficaz a medida que avanza el trabajo de parto.

 La disponibilidad y el uso de los medicamentos puede variar de un país a otro.

 

Cómo prepararse para una anestesia epidural

 

El anestesista le explicará qué ocurrirá antes, durante y después de la anestesia epidural, y cualquier dolor que usted pueda sentir. Esta es su oportunidad para entender lo que sucederá, y puede resultarle útil preparar una lista de preguntas sobre los riesgos, los beneficios y las alternativas al procedimiento. Esto le ayudará a estar informada, de modo que pueda dar su consentimiento si le piden que firme un formulario de consentimiento para llevar a cabo el procedimiento.

La anestesia epidural no es aconsejable si tiene problemas de coagulación. Debe decirle a la partera o al anestesista si usted está tomando anticoagulantes, como aspirina, warfarina o clopidogrel. La anestesia epidural no es aconsejable si ha tenido una operación en la espalda. Consulte con la partera o el anestesista para obtener más información.

Antes de que el anestesista le administre la anestesia epidural, le insertará un tubo delgado (cánula) en una vena de la mano o del brazo. Quizá también le hagan administración por goteo intravenoso. Esto puede utilizarse para administrarle líquidos y medicamentos que pudiera necesitar durante el trabajo de parto. La tensión arterial y el pulso serán monitoreados mientras el anestesista administra la anestesia epidural y en todo momento que se renueve la dosis. También se monitoreará al bebé para garantizar que esté seguro/a durante el parto.

 

Qué sucede durante una anestesia epidural

 
Se le pedirá que se acueste de lado, con las rodillas pegadas al abdomen y el mentón hacia adentro, o que se siente en la cama y se incline hacia adelante. Ambas posiciones abren el espacio entre las vértebras.


 
Dónde se coloca la epidural
 
 

El anestesista seleccionará con cuidado un punto para inyectar buscando al tacto los huesos correspondientes en la columna vertebral y la cadera. Podría marcar este sitio con un bolígrafo para mostrar dónde insertar la aguja. El anestesista le limpiará la piel de la espalda con solución esterilizadora y le aplicará una inyección de anestesia local en los tejidos de esta zona. También le cubrirá la espalda con una venda esterilizada, con un orificio cuadrado en el lugar donde se aplicará la anestesia epidural.

Cuando la piel se insensibilice, el anestesista introducirá una aguja hueca más larga en el espacio epidural. Cuando la aguja alcance el punto correcto, el anestesista insertará un tubo plástico delgado (catéter) a través del centro de la aguja. Luego sacará la aguja y dejará el catéter que comunicará el espacio epidural con el exterior del cuerpo. El catéter se mantiene en su lugar con cinta adhesiva.

El anestesista usará el catéter para inyectar anestesia local y/u otros medicamentos para aliviar el dolor directamente en el espacio epidural. Transcurridos unos 15 o 20 minutos, el anestesista confirmará si la anestesia epidural ha surtido efecto comprobando la sensibilidad de las piernas de la paciente al frío, por ejemplo con un cubo de hielo, o con un pinchazo.

El anestesista podría agregar una bomba al catéter para poder renovar la dosis según sea necesario. Se le podría permitir controlar la bomba a usted misma. A esto se le llama analgesia epidural controlada por la paciente o PCEA, por sus siglas en inglés.

Es importante permanecer inmóvil mientras el anestesista prepara el sitio para la inyección epidural, especialmente mientras se inserta la aguja epidural. Todo movimiento dificulta la colocación de la aguja.

Cuando ya no necesite más aliviar el dolor, el catéter se retirará cuidadosamente y el área se cubrirá con un esparadrapo.

 

Qué esperar después

 
Después de someterse a la anestesia epidural, deberá descansar hasta que se le pase el efecto de la anestesia. Es posible que no pueda sentir ni mover las piernas durante algunas horas.
 

¿Cuáles son los riesgos?

 
La anestesia epidural es un procedimiento frecuente y, por lo general, seguro. Sin embargo, para poder tomar una decisión informada y dar su consentimiento, usted debe estar al tanto de los posibles efectos secundarios y del riesgo de complicaciones que conlleva este procedimiento.

Efectos secundarios

Estos son los efectos no deseados, aunque en su mayoría temporales, de una anestesia epidural. Los efectos secundarios comunes se enumeran a continuación:
 

  • Disminución de la tensión arterial. Le controlarán la tensión arterial regularmente. Si disminuye, es posible que le den medicamentos para elevarla al nivel normal.
  • Pérdida de fuerza o de control de los músculos de las piernas. La fuerza muscular se recuperará paulatinamente una vez concluida la anestesia epidural.
  • Dificultad para orinar. Quizá necesite que le coloquen un catéter para drenar la orina de la vejiga a una bolsa, hasta que pasen los efectos de la anestesia epidural.
  • Picazón en la piel. Puede presentarse al tomar algunos medicamentos, en cuyo caso el anestesista los cambiará para aliviarla.

Complicaciones

Estas ocurren cuando surgen problemas durante o después de la anestesia epidural. La mayoría de las mujeres no se ven afectadas. Con cualquier procedimiento que implique el uso de anestesia, hay un riesgo muy leve de que se presente una reacción inesperada a la anestesia. Las complicaciones específicas a la anestesia epidural no son comunes, pero pueden incluir las siguientes:

  • Dolor de cabeza. Al aplicar anestesia epidural se podría perforar la membrana que cubre su médula espinal y el líquido puede filtrarse. A ello se le llama punción dural, la cual puede causar dolores de cabeza. Los dolores de cabeza pueden durar hasta una semana, a veces más, y si son agudos podría necesitar otro tratamiento. Podría necesitar un parche sanguíneo epidural, que significa que se toma un poco de su sangre y se le inyecta cerca de la punción, donde se coagulará y sellará el orificio.
  • Parto asistido. Usted podría tener dificultades para pujar. Es posible que su partera o médico necesite usar pinzas, una ventosa (extracción por vacío) o alguna asistencia similar para ayudarla a dar a luz.
  • Infección en la espalda. No es común porque su piel se limpia antes de insertar la aguja esterilizada. Ocurre en una de cada 100.000 mujeres. Si se le presenta una infección, se retirará el catéter, se drenará el área infectada y usted deberá tomar antibióticos. Si le da fiebre después de haber regresado a casa, llame al hospital o a su médico de cabecera, pues podría tener una infección.
  • Entumecimiento prolongado. Aunque es algo infrecuente, podría tener áreas temporalmente entumecidas; esto ocurre en una de cada 1.000 mujeres. El daño permanente, como parálisis (pérdida completa de la sensibilidad y el movimiento) es supremamente raro, esto ocurre en cuatro de cada millón de mujeres.

Como en todo procedimiento, existen algunos riesgos relacionados con la anestesia epidural. Las probabilidades de que dichos riesgos sucedan son específicas a cada paciente y varían según cada persona. Consulte al cirujano o anestesista para que le explique cómo estos riesgos se aplican a su caso.

Producido por Louise Abbott, equipo información sobre la salud de Bupa, abril de 2012.
 

Esta sección contiene respuestas a preguntas frecuentes sobre este tema. Las preguntas fueron sugeridas por profesionales de la salud, comentarios en el sitio web y consultas por correo electrónico.
 
¿Puedo todavía pujar si recibo anestesia epidural durante el parto?
¿Necesito decidir si recibo anestesia epidural antes de ir al hospital, o puedo decidirlo mientras doy a luz?
¿La anestesia epidural afectará mis recuerdos del parto o me impedirá cargar a mi bebé inmediatamente después de nacer?
¿Podré ver lo que hace el cirujano durante un parto por cesárea bajo anestesia epidural?
 
 

¿Puedo todavía pujar si recibo anestesia epidural durante el parto?

 
Sí, todavía puede pujar pero la anestesia epidural le hará más difícil 'sentir' cuándo debe pujar. La anestesia epidural también podría afectar la fuerza con que usted puede pujar.
 

Explicación

Una anestesia epidural no le impedirá pujar para hacer salir a su bebé durante el parto, pero le impedirá sentir la necesidad de pujar. Esto significa que usted podría tener dificultades para 'sentir' cuándo debe pujar. La anestesia epidural también podría afectar la fuerza con que usted puede pujar. Debido a ello podría tardar más en dar a luz. Si su trabajo de parto se prolonga demasiado, es posible que esté demasiado cansada para pujar.
 
Su partera podría sugerir interrumpir la anestesia epidural cuando llegue el momento de pujar. Interrumpir la anestesia epidural le ayudará a sentir la necesidad de pujar pero también comenzará a sentir el dolor de sus contracciones.
 
Su partera o médico podría usar pinzas o una ventosa para ayudarla a dar a luz, si se le dificulta pujar con fuerza. Estas son pinzas grandes con extremos curvados que encajan alrededor de la cabeza del bebé. Su médico o partera tirará suavemente mientras usted puja. Una ventosa (extracción por vacío) se vale de la succión. Se coloca una copa unida a una máquina de aspiración sobre la cabeza del bebé. Se extrae el aire, lo que une la copa con fuerza a la cabeza de su bebé. Su partera o médico tirará entonces de la copa mientras usted puja.
 

Información adicional

National Childbirth Trust
0300 330 0772
www.nct.org.uk
 

Fuentes

 
 

¿Necesito decidir si recibo anestesia epidural antes de ir al hospital, o puedo decidirlo mientras doy a luz?
 

Es una buena idea hablar con su partera y hacer un plan para el parto temprano en su embarazo.
 

H3 Explicación

Durante su embarazo, se hará varios chequeos con su partera. Es una buena idea hacer un plan para el parto con su partera temprano en su embarazo, que le ayude a decidir cómo le gustaría que le controlaran el trabajo de parto y el parto, y dónde quisiera dar a luz. Las decisiones que tome influirán en el hecho de si dispondrá o no de una anestesia epidural al dar a luz. Por ejemplo, es muy poco probable que tenga acceso a una anestesia epidural si usted da a luz en el hogar.
 
Si decide dar a luz en el hospital, dispondrá de más opciones de métodos para aliviar el dolor. Puede decidir someterse a anestesia epidural antes de ingresar en el hospital, o si opta por dar a luz de manera natural, puede cambiar de idea en cualquier momento durante el trabajo de parto y pedir anestesia epidural.
 
Es una buena idea conversar con su partera sobre el alivio del dolor con anestesia epidural antes de ir al hospital. Esto le da la oportunidad de averiguar qué servicios ofrece su hospital y pedirle a su partera que le explique los beneficios y riesgos de someterse a anestesia epidural.
 

Información adicional

National Childbirth Trust
0300 330 0722
www.nct.org.uk
 

Fuentes

  • Pain relief in labour. Obstetric Anaesthetists’ Association. www.oaa-anaes.ac.uk, publicado en enero de 2008

 

¿La anestesia epidural afectará mis recuerdos del parto o me impedirá cargar a mi bebé inmediatamente después de nacer?

 
No, una anestesia epidural no afectará su memoria ni le impedirá cargar a su bebé después de nacer.
 

Explicación

Una anestesia epidural incluye la inyección de anestesia local y/o medicamentos para calmar el dolor. Tales medicamentos bloquearán el dolor en la parte baja de su cuerpo, pero no deben afectar su memoria. De inmediato después del parto, generalmente se le entrega su bebé para que pueda tener contacto de piel a piel si lo desea. También podría desear amamantar a su bebé.
 

Información adicional

National Childbirth Trust
0300 330 0722
www.nct.org.uk
 
Emma's diary
www.emmasdiary.co.uk
 

Fuentes

  • Info centre – Caesarean birth. National Childbirth Trust. www.nct.com, consultado el 1 de marzo de 2010

 

¿Podré ver lo que hace el cirujano durante un parto por cesárea bajo anestesia epidural?

 
No, durante la operación su área abdominal (barriga) está oculta para usted, de modo que no podrá ver al cirujano mientras opera.
 

Explicación

Si tiene un parto por cesárea bajo anestesia epidural, usted permanecerá despierta durante la operación. No sentirá ningún dolor de su cintura hacia abajo pero podría sentir algunas presiones o tirones.
 
Estará acostada boca arriba durante la operación. Una sábana levantada o escudo se coloca generalmente justo bajo sus senos como pantalla para ocultarle su área abdominal. Su cirujano generalmente le pedirá a su acompañante que se siente junto a usted al extremo de la mesa. Esto significa que su acompañante tampoco podrá ver la operación.
 
El cirujano hará un corte quirúrgico a través de su abdomen y cuidadosamente sacará al bebé. Generalmente usted podrá ver y cargar a su bebé inmediatamente después del parto. La sábana levantada o escudo solo se quitará después de que el cirujano haya cerrado y cubierto la herida.
 
 

Información adicional

National Childbirth Trust
0300 330 0772
www.nct.org.uk
 
Emma's diary
www.emmasdiary.co.uk
 

Fuentes

  • Info centre – Caesarean birth. National Childbirth Trust. www.nct.com, consultado el 1 de marzo de 2010

 

Temas relacionados

 
Parto por cesárea
Parto vaginal
Anestesia local y sedación
 
 
Esta información fue publicada por el equipo de Bupa de información sobre la salud, y está basada en fuentes acreditadas de evidencia médica. Ha sido sometida a revisión por pares, por parte de médicos de Bupa. Este contenido se presenta únicamente con fines de información general, y no reemplaza la necesidad de consulta personal con un profesional de la salud calificado.
 
Fecha de publicación: mayo de 2010.
 

Hoja informativa sobre la anestesia epidural para el parto

 
Para más información, consulte la hoja informativa de salud sobre la anestesia epidural para el parto.

Temas relacionados

 
Parto por cesárea
Alumbramiento – parto vaginal
Anestesia epidural para dolor de espalda crónico
Anestesia epidural para cirugía y alivio de dolor
Anestesia general
Anestesia local y sedación
 

Información adicional

 
Obstetric Anaesthetists’ Association
www.oaa-anaes.ac.uk
 
Royal College of Obstetricians and Gynaecologists
www.rcog.org.uk
 

Fuentes

 

  • Allman K, Wilson I. Oxford handbook of anaesthesia. 2ª edición. Oxford: Oxford University Press; 2007
  • Pain relief in labour. Obstetric Anaesthetists' Association. www.oaa-anaes.ac.uk, publicado en enero de 2008
  • Simmons S, Cyna A, Dennis A, et al. Combined spinal-epidural versus epidural analgesia in labour. Cochrane Database of Systematic Reviews 2007, Edición 3. doi:10.1002/14651858.CD003401.pub2
  • Blott M. The day-by-day pregnancy book. 1ª ed. Londres: Dorling Kindersley; 2009
  • Management of normal labor. The Merck Manuals. www.merckmanuals.com, publicado en junio de 2007
  • Pain relief options in labour. NCT. www.nct.org.uk, consultado el 23 de febrero de 2012
  • Intrapartum care: care of healthy women and their babies during childbirth. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), septiembre de 2007. www.nice.org.uk
  • Hawkins J. Epidural analgesia for labor and delivery. N Engl J Med 2010; 362(16):1503–10. doi:10.1056/NEJMct0909254
  • Labor and delivery, analgesia, regional and local. eMedicine. www.emedicine.medscape.com, publicado el 9 de mayo de 2011
  • Arulkumaran S, Symonds I, Fowlie A. Oxford handbook of obstetrics and gynaecology. 1ª edición. Oxford: Oxford University Press; 2004
  • The Pregnancy Book 2009. Department of Health. www.dh.gov.uk, publicado el 29 de octubre de 2009
  • What happens during an elective or emergency caesarean section? NCT. www.nct.org.uk, consultado el 23 de febrero de 2012
  • Anim-Somuah M, Smyth R, Jones L. Epidural versus non-epidural or no analgesia in labour. Cochrane Database of Systematic Reviews 2011, Edición 12. doi:10.1002/14651858.CD000331.pub3
  • Anaesthesia explained. Royal College of Anaesthetists. www.rcoa.ac.uk, publicado en mayo de 2008

 
 
Esta información fue publicada por el equipo de Bupa de información sobre la salud, y está basada en fuentes acreditadas de evidencia médica. Ha sido sometida a revisión por pares, por parte de médicos de Bupa. Este contenido se presenta únicamente con fines de información general, y no reemplaza la necesidad de consulta personal con un profesional de la salud calificado.
 

¿Cansado de las esperas?

Cuando se trata de su salud las esperas son eternas, por eso en Bupa las reducimos al mínimo

desde US$21.65/Mes

Cotizar en línea

O consulte nuestros planes

Planes de salud Bupa

Artículos relacionados

Publicado por el equipo de Bupa de información sobre la salud, mayo de 2010.   Esta hoja informativa está destinada a las mujeres que reciben anestesia epidural...
Esta hoja informativa está destinada a mujeres que toman anticonceptivos hormonales, o a quienes desean informarse sobre el tema. El anticonceptivo hormonal es el mé...