La balanitis es la inflamación de la cabeza del pene (el glande). Por lo general, el prepucio se ve afectado, y la inflamación se puede extender hacia el tronco del pene.
 
Acerca de la balanitis
Síntomas de la balanitis
Complicaciones de la balanitis
Causas de la balanitis
Diagnóstico de la balanitis
Tratamiento de la balanitis
Prevención de la balanitis
 

Acerca de la balanitis

La balanitis es la hinchazón (inflamación) de la cabeza del pene. La balanitis puede ser aguda, crónica (cuando dura más de unas semanas) o recurrente. Cuando se describe una enfermedad, los términos “aguda” y “crónica” se refieren a la duración de la enfermedad, no a la gravedad de la afección.
 

Síntomas de la balanitis

Los síntomas de la balanitis son los siguientes:

  • sarpullido rojo en la punta del pene (puede estar escamosa o ulcerada)
  • dolor, sensibilidad e hinchazón en la punta del pene
  • comezón y molestia
  • secreción o pus debajo del prepucio que puede tener olor desagradable
  • imposibilidad de retraer el prepucio

 
Si tiene alguno de estos síntomas, consulte a su médico.
 

Complicaciones de la balanitis

Si normalmente puede retraer el prepucio, es posible que ya no pueda hacerlo. Esta afección se denomina fimosis y es más probable que se produzca si los síntomas duran mucho tiempo (balanitis crónica) o si continúan reapareciendo (balanitis recurrente).
 
Además, la hinchazón de la punta del pene puede presionar la uretra (el conducto que lleva la orina desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo a través del pene). La hinchazón puede causar dolor al orinar.
 

Causas de la balanitis

Existen varias causas de la balanitis, incluidas las siguientes:
 
Dermatitis de contacto: algunas sustancias irritantes de la piel, como el jabón, el gel de baño o el látex de los condones pueden irritar la cabeza del pene y producir balanitis (balanitis de contacto-irritante).

Medicamentos: ciertos tipos de analgésicos, somníferos, laxantes y antibióticos pueden producir balanitis. Esto se denomina exantema fijo medicamentoso.

Infecciones: ciertas bacterias y hongos, como la Candida albicans, viven naturalmente debajo del prepucio. El calor, el estrés, la falta de higiene genital o incluso el uso de jabón para limpiar la zona genital pueden provocar un desequilibrio de los niveles ácidos y hacer que las bacterias crezcan más rápido de lo habitual. Esto puede producir balanitis.

Lesiones: los cortes o rasguños en la punta del pene o en el prepucio a veces pueden producir balanitis.

Liquen escleroso: es una enfermedad inflamatoria de la piel que afecta al prepucio. Puede endurecer el prepucio y dificultar su retracción sobre la cabeza del pene (fimosis) y producir balanitis.

Diabetes: las personas con diabetes son más susceptibles a las infecciones. Una infección debajo del prepucio puede producir balanitis.
 

Diagnóstico de la balanitis

El médico le preguntará cuáles son sus síntomas y lo examinará. También le hará preguntas sobre su historia clínica.
Es posible que tome una muestra de la punta del pene. La muestra se enviará a un laboratorio para comprobar si existe una infección bacteriana.
La balanitis a veces puede indicar que usted tiene diabetes. Si tiene balanitis recurrente, es posible que su médico de cabecera le pida que se haga un análisis de sangre para comprobar si tiene diabetes. Es posible que también le solicite análisis para detectar infecciones de transmisión sexual.
 

Tratamiento de la balanitis

Su médico de cabecera le recomendará que mantenga la cabeza del pene y el prepucio lo más limpios posible y que no use productos, como jabón perfumado, que puedan irritar la zona.
 

Autoayuda

Es importante que se lave el pene dos veces por día. No use jabones perfumados ni gel de ducha, solo agua. También puede probar una crema a base de agua (por ejemplo, la crema E45) para aliviar y limpiar la zona.
 
Si tiene balanitis de contacto-irritante, una vez que deja de usar el producto que causa la irritación, los síntomas generalmente desaparecen. Sin embargo, pueden reaparecer si comienza a usar el producto nuevamente.
 

Medicamentos

Si es una infección lo que produce la balanitis, el médico puede recetarle una crema antimicótica, antibióticos o una crema esteroide suave.
 
·        Crema antimicótica: por lo general, se receta una crema de clotrimazol (por ejemplo, Canesten) para tratar la balanitis por cándida. Esta crema se debe aplicar dos veces por día hasta que se aplaquen los síntomas. También pueden recetarle fluconazol, una tableta que se toma una vez como única dosis.

·        Antibióticos: por lo general, se receta flucloxacilina (por ejemplo, Floxapen) o eritromicina (por ejemplo, Erythrocin o Erythroped) para tratar la balanitis bacteriana.

·        Crema esteroide: se puede recetar para ayudar a reducir la hinchazón.
 
Siempre debe leer el prospecto de información al paciente que viene con el medicamento, y si tiene preguntas, consulte al farmacéutico.
 
Si los síntomas no responden al tratamiento o siguen reapareciendo a pesar del tratamiento (balanitis recurrente), informe a su médico de cabecera. Podría recetarle otro tratamiento o derivarlo a un especialista para hacer más pruebas.
 

Cirugía

En muy raras ocasiones, se usa la circuncisión para tratar la balanitis. La circuncisión es una operación en la que se elimina toda la piel del prepucio del pene. Este tratamiento se utiliza si la afección es recurrente.
 

Prevención de la balanitis

 
Una buena higiene es fundamental para prevenir la balanitis. Es importante mantener la cabeza del pene y el prepucio limpios y secos.
 
Enseñe a su hijo la importancia de tener una buena higiene para ayudar a reducir el riesgo de que él tenga balanitis.
 
Si su bebé tiene balanitis, cámbiele regularmente los pañales y aplíquele una crema protectora en la zona genital.

¿Puede la dermatitis del pañal producir balanitis en los bebés?
¿Cómo debo lavarme el pene para prevenir la balanitis?
¿Por qué tengo más probabilidades de contraer balanitis si tengo diabetes?
¿Debo dejar de tener relaciones sexuales si tengo balanitis?
Si tengo balanitis crónica, ¿deberán circuncidarme?
 
 

¿Puede la dermatitis del pañal producir balanitis en los bebés?

Sí, la dermatitis del pañal puede irritar la cabeza del pene (el glande) y el prepucio y producir balanitis.
 
Explicación
La dermatitis del pañal es una irritación de la piel (dermatitis por contacto) en la zona que abarca el pañal. La piel del bebé es muy fina y los pañales crean condiciones de humedad y calor. En tales condiciones, las bacterias y los hongos como la Candida albicans que viven naturalmente en la piel pueden producir una dermatitis del pañal. Además, si un pañal mojado o sucio se deja puesto durante mucho tiempo, el amoníaco de la orina y las enzimas de las heces dañan la piel y producen una dermatitis del pañal.
 
La dermatitis del pañal aparece como puntos rojos o, en casos más graves, la piel puede descamarse con granos llenos de pus. La balanitis en los bebés generalmente es una extensión de la dermatitis del pañal, cuando la inflamación se extiende hacia la cabeza del pene y el prepucio.
 
Para prevenir la dermatitis del pañal, puede hacer lo siguiente:
 
·        Cambie el pañal de su bebé con mayor frecuencia
·        Coloque pañales muy absorbentes a su bebé durante la noche
·        Deje que la piel de su bebé se seque al aire cuando le cambia los pañales
·        Coloque una crema protectora en la zona genital de su bebé
 
Si su bebé tiene dermatitis del pañal persistente o recurrente, consulte a su médico de cabecera.
 

¿Cómo debo lavarme el pene para prevenir la balanitis?

Lávese los genitales con agua y seque completamente la zona dos veces por día.
 
Explicación
Mantener la cabeza del pene (el glande) y el prepucio limpios y secos puede ayudar a prevenir la balanitis.
 
Preste atención especialmente al extremo del pene mientras se ducha. Deslice el prepucio hacia atrás de modo que el glande quede expuesto. Lave la zona con agua tibia solamente. El uso de jabón puede irritar la zona y es la causa más común de la balanitis recurrente (cuando los síntomas continúan reapareciendo). Puede usar una crema a base de agua (por ejemplo, E45) para limpiar la zona, pero asegúrese de enjuagarla completamente.
 
Una vez que terminó de lavarse, seque bien la zona. Deslice el prepucio hacia atrás y seque cuidadosamente la cabeza del pene con una toalla suave. Evite frotar la zona para que no se produzca irritación.
 
Los condones de látex pueden producir irritación en algunos hombres; usar un condón sin látex o lavarse el pene inmediatamente después de tener relaciones sexuales también puede ayudar a prevenir la balanitis.
 

¿Por qué tengo más probabilidades de contraer balanitis si tengo diabetes?

Si la diabetes no está bien controlada, la glucosa en sangre se puede desbordar a través de los riñones y aparecer en la orina. La presencia de glucosa en la orina permite que las bacterias crezcan más de lo habitual en la orina. Esto puede aumentar el riesgo de contraer balanitis.
 
Explicación
La diabetes es una enfermedad crónica por la cual el cuerpo no puede regular correctamente el nivel de glucosa en la sangre. Esto se traduce en altos niveles de glucosa en la sangre. Cuando esto sucede, una parte de la glucosa se puede desbordar a través de los riñones y aparecer en la orina. La presencia de glucosa en la orina puede hacer que las bacterias que viven normalmente en el tracto urinario crezcan más de lo habitual y produzcan una infección del tracto urinario o balanitis. La balanitis por cándida es particularmente común en los hombres con diabetes.
 
Si tiene balanitis recurrente, es posible que su médico de cabecera le pida que se realice un análisis de sangre para comprobar si tiene diabetes.
 

¿Debo dejar de tener relaciones sexuales si tengo balanitis?

Si tiene balanitis, es posible que los síntomas (dolor, molestia e hinchazón) empeoren al tener relaciones sexuales. Es recomendable que consulte a su médico de cabecera y reciba tratamiento antes de volver a tener relaciones sexuales.
 
Explicación
Los síntomas de la balanitis pueden incluir sarpullido, dolor, sensibilidad e hinchazón en la punta del pene. Tener relaciones sexuales cuando presenta estos síntomas puede causarle dolor. Además, los condones de látex pueden irritar aun más la zona.
 
Cabe destacar que ciertas infecciones de trasmisión sexual, como gonorrea, sífilis o clamidia, pueden producir balanitis. Los estudios demuestran que 1 de cada 10 hombres que asisten a las clínicas de medicina genitourinaria o de salud sexual tienen balanitis. Por ende, si tiene balanitis, es posible que tenga una infección de transmisión sexual y debe consultar a su médico de cabecera para obtener un diagnóstico y recibir tratamiento.
 
La balanitis por cándida puede originarse al tener relaciones sexuales con una compañera que tiene candidiasis vaginal. Si continúa teniendo relaciones sexuales con una compañera que tiene candidiasis vaginal, y ella no se trata, es posible que siga teniendo síntomas (balanitis recurrente). Es importante que su compañera reciba tratamiento de la candidiasis antes de volver a tener relaciones sexuales.
 

Si tengo balanitis crónica, ¿deberán circuncidarme?

Tener balanitis crónica no significa necesariamente que deberán realizarle una circuncisión. Por lo general, la circuncisión solo se considera si los síntomas son intensos y para ciertos tipos de balanitis.
 
Explicación
La circuncisión es una operación mediante la cual se elimina quirúrgicamente el prepucio (la piel que recubre la cabeza del pene).
 
La balanitis crónica tiene varias causas diferentes, y por ende, requiere diferentes tipos de tratamiento. Se pueden usar medicamentos para tratar con éxito los síntomas. La circuncisión es un tratamiento relativamente poco común y solo se lo considera para ciertos tipos de enfermedades de la piel que afectan al pene.
 
La balanitis xerótica obliterante y la balanitis de Zoon son enfermedades de la piel que afectan la cabeza del pene y el prepucio, para cuyo tratamiento puede ser necesario realizar una circuncisión.
 
El carcinoma espinocelular del pene y la eritroplasia de Queyrat son tipos de cáncer de piel que afectan al pene. Las lesiones precancerosas incipientes en la cabeza del pene pueden aparecer rojas e inflamadas o secas y escamosas. Si el cáncer se detecta a tiempo, es posible que solamente deba aplicarse una crema para tratar la afección. En casi todos los demás casos, se debe realizar una cirugía para extirpar la lesión o el crecimiento canceroso, que puede incluir también la circuncisión.
 
La decisión de realizarse una circuncisión no debe tomarse a la ligera. Primero debe considerar todas las opciones de tratamiento disponibles con su médico de cabecera.

Más información

 
·        Malehealth (Salud masculina)
www.malehealth.co.uk
 

Fuentes

 
·        Management of foreskin conditions. British Association of Paediatric Urologists, 2007. www.bapu.org.uk

 

Temas relacionados

Antibióticos
Antimicóticos
Circuncisión
Diabetes – tipo 1
Diabetes – tipo 2
Candidiasis vaginal

¿Cansado de las esperas?

Cuando se trata de su salud las esperas son eternas, por eso en Bupa las reducimos al mínimo

desde US$21.65/Mes

Cotizar en línea

O consulte nuestros planes

Planes de salud Bupa

Artículos relacionados

La muerte en la cuna es cuando un bebé menor de un año de nacido muere repentina e inesperadamente. Si la muerte sigue siendo inexplicable después de...
La parálisis cerebral es una enfermedad que afecta el habla, el movimiento, la postura y la coordinación. En general, los síntomas se observan en el ni...