Esta hoja informativa está destinada a quienes tienen presión arterial alta, o a quienes desean informarse sobre el tema.

La presión arterial es una medida de la fuerza que la sangre ejerce sobre las paredes de las arterias mientras fluye por ellas. Es normal que la presión sanguínea aumente cuando realiza algún esfuerzo o cuando se siente estresado o ansioso. Pero si su presión arterial es constantemente más alta que el nivel saludable cuando se está en reposo, es presión arterial alta (hipertensión).

Midiendo su presión arterial
Acerca de la hipertensión arterial
Síntomas de la hipertensión arterial
Complicaciones de la hipertensión arterial
Causas de la hipertensión arterial
Diagnóstico de la hipertensión arterial
Tratamiento de la hipertensión arterial
Consideraciones especiales acerca de la hipertensión arterial

Midiendo su presión arterial

 

Acerca de la hipertensión arterial

La sangre que transporta oxígeno y nutrientes, es bombeada por el corazón a todo su cuerpo. La sangre se encuentra bajo presión como resultado de la acción de bombeo de su corazón y del tamaño y la flexibilidad de sus arterias, que llevan la sangre. Esta presión arterial es una parte esencial de la forma en que su cuerpo funciona.

Usted puede padecer presión arterial alta si las paredes de las arterias pierden su elasticidad, se estrechan o contraen demasiado, si su corazón está bombeando demasiada sangre o si usted tiene mucha sangre en circulación.  

Aproximadamente tres de cada 10 adultos en el Reino Unido tienen hipertensión arterial. Es mucho más común en personas mayores -siete de cada 10 personas mayores de 75 años de edad tienen presión arterial alta.

Síntomas de la hipertensión arterial

La mayoría de las personas con hipertensión arterial no presentan síntomas.

Si usted tiene la presión arterial muy alta o si su presión arterial se eleva rápidamente, puede presentar dolores de cabeza, problemas con la visión, convulsiones o desmayos.

Complicaciones de la hipertensión arterial

Si tiene la presión arterial alta, tiene un mayor riesgo de padecer de enfermedades graves, incluyendo:
•    enfermedades cardiovasculares, como angina de pecho (dolor torácico causado por reducción del flujo sanguíneo), accidente cerebrovascular, ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca o fibrilación atrial (ritmo cardíaco irregular)
•    daños en los riñones
•    daños en la visión

Causas de la hipertensión arterial


Hipertensión primaria

Más de nueve de cada 10 personas con presión arterial alta tienen lo que se denomina hipertensión primaria o esencial. Esto significa que no tiene una única causa evidente.

Muchos factores relacionados con su estilo de vida pueden contribuir a la hipertensión primaria. Estos incluyen:
•    fumar
•    obesidad (tener mucho sobrepeso)
•    beber mucho alcohol –especialmente si se emborracha
•    falta de ejercicio
•    su dieta

Si alguien más en su familia tiene presión arterial alta, usted tendrá un mayor riesgo de desarrollarla.

Hipertensión secundaria

Aproximadamente una de cada 20 personas con presión arterial alta tienen hipertensión secundaria. Lo que significa que su doctor puede vincular su hipertensión arterial con una causa conocida:
•    enfermedad renal
•    enfermedad endocrina (desórdenes hormonales –una hormona es una sustancia química reguladora que está presente de forma natural en su cuerpo)
•    estrechamiento de la aorta (la arteria más larga que sale del corazón) o las arterias que salen de los riñones
La hipertensión secundaria también puede ser causada por:
•    medicamentos con esteroides
•    píldoras anticonceptivas
•    embarazo, lo que puede causar preeclampsia –puede ser grave y perjudicar a su bebé


Diagnóstico de la hipertensión arterial

Es posible que usted no presente síntomas, así que su médico de cabecera podrá diagnosticarle hipertensión arterial cuando le tome la presión al momento de su reconocimiento médico. Esa es una buena razón para hacerse chequeos regulares con su médico de cabecera, especialmente si tiene más de 40 años de edad.

Su médico de cabecera o enfermero le medirá la presión arterial con un monitor llamado esfigmomanómetro. Le colocará una banda alrededor de su brazo y la inflará hasta cierto nivel y luego la desinflará lentamente.
El resultado se expresa con dos números, como 120/80mmHg (ciento veinte sobre ochenta milímetros de mercurio).

•    La primera cifra –la presión arterial sistólica– es la medida de la presión cuando el músculo cardíaco se contrae y bombea la sangre. Esta es la presión más alta en sus vasos sanguíneos.

•    La segunda cifra –la presión arterial diastólica– es la presión entre latidos cuando su corazón está en reposo y llenándose de sangre. Esta es la presión más baja en sus vasos sanguíneos.

Cuanto menor sea la presión arterial, es mejor para su salud. Los médicos recomiendan mantener su presión arterial por debajo de 140/85. Si padece de diabetes o enfermedad cardiovascular, su presión arterial debe ser inferior a esta –idealmente menor a 130/80. Si su presión arterial está cerca de este nivel, probablemente su médico de cabecera deseará hacerle seguimiento.

Su médico de cabecera le pedirá regresar para tomarle la presión por cierta cantidad de semanas antes de indicarle tratamiento. De esta forma comprobará si la lectura alta es un problema persistente y no una excepción.
Es posible que también necesite algunos exámenes para ver si la presión arterial alta está afectando al resto de su cuerpo. Estos pueden incluir los siguientes:
•    un prueba de orina –la presencia de proteína en su orina puede ser la primera señal de un problema renal
•    una prueba de sangre para revisar su colesterol y niveles de azúcar en sangre, así como el estado de sus riñones.
•    un electrocardiograma (ECG) –un examen que mide la actividad eléctrica del corazón para ver cómo está funcionando

Monitoreo

Se le puede administrar monitoreo por 24 horas si su médico de cabecera cree que presenta hipertensión de “bata blanca” –presión arterial alta cuando el médico o la enfermera la toman, o para averiguar si lo de su presión arterial apareció de la noche a la mañana. Se sujeta un dispositivo de monitoreo alrededor de su cintura y conectado a una banda alrededor de su brazo. La banda se infla y desinfla automáticamente a lo largo de las 24 horas y registra las mediciones de su presión arterial.

Podría considerar en conseguir un monitor de presión arterial para utilizarlo usted mismo en casa –consúltelo con su médico de cabecera. La British Hypertension Society - Sociedad Británica de Hipertensión- (véase Información adicional) puede darle una lista de monitores de presión arterial validados clínicamente.

Es importante tomar lecturas en días diferentes –por ejemplo, no sólo debe medir su presión arterial cuando se siente estresado. Establezca días en la semana para tomarse la presión para así obtener lecturas consistentes.
Usted debería continuar teniendo su revisión regular de la presión arterial con su médico, aun cuando tenga su monitor de presión arterial en casa.

Tratamiento de la hipertensión arterial

Probablemente necesite tratamiento a largo plazo para la hipertensión arterial, ya que generalmente no se puede curar.

Si tiene la presión arterial muy alta, es posible que tenga que ir al hospital para recibir tratamiento. Pero es más probable que su médico de cabecera y/o enfermero le atiendan.

Autoayuda

El médico de cabecera o enfermero hablará con usted sobre los cambios en su estilo de vida que le podrían ayudar. Por ejemplo, le aconsejará:
•    dejar de fumar
•    cambiar su dieta a baja en grasas y baja en sal que incluya frutas y vegetales
•    reducir el consumo de alcohol
•    reducir el consumo de café y bebidas con alto contenido de cafeína, como los refrescos de cola
•    hacer ejercicio moderado con regularidad
•    perder el exceso de peso

También puede ayudar el tratar de reducir los niveles de estrés para evitar que a corto plazo se eleve la presión arterial –pruebe con técnicas de relajación o meditación.

Medicamentos

Si su presión arterial permanece alta, su médico de cabecera puede recetarle uno o más de los siguientes medicamentos antihipertensivos.

•    Inhibidores de ECA (por ejemplo, ramipril) o antagonistas de los receptores de angiotensina II (por ejemplo, candesartán cilexetilo) –estos relajan y dilatan las paredes de los vasos sanguíneos, reduciendo la producción de hormonas que causan que los vasos sanguíneos se cierren.
•    Bloqueadores de canales de calcio (por ejemplo, amlodipina) –ayudan a ensanchar los vasos sanguíneos al relajar los músculos de las paredes de los vasos sanguíneos.
•    Diuréticos (por ejemplo, bendroflumetiazida) -estos aumentan la cantidad de agua y la sal que se elimina de la sangre a través de los riñones, bajando el volumen de su sangre lo que disminuye la presión arterial.

Si sus síntomas no mejoran después de otros medicamentos, entonces su médico de cabecera le recetará alguno de los siguientes:
•    Betabloqueadores (por ejemplo, atenolol) -estos reducen el trabajo que su corazón debe hacer, al reducir su pulso y la fuerza de contracción de su corazón en reposo y cuando hace ejercicio.
•    Alfabloqueadores (por ejemplo, doxazosina) –ayudan a ensanchar los vasos sanguíneos al relajar los músculos de las paredes de los mismos.

Las medicinas que su médico le recete dependerán de un número de factores, incluyendo su edad y grupo étnico. Puede tomar tiempo encontrar el mejor tratamiento para usted; uno que equilibre los beneficios y los posibles efectos secundarios.

Es importante que tome sus medicamentos todos los días, incluso si no tiene ningún síntoma de presión arterial alta.

Consideraciones especiales acerca de la hipertensión arterial

Embarazo

Si está embarazada su presión arterial es controlada regularmente, ya sea que sufra o no de hipertensión. Hipertensión arterial de hace mucho tiempo puede ser detectada en una cita prenatal. También es posible que usted pueda desarrollar hipertensión arterial durante el embarazo (hipertensión gestacional). La hipertensión arterial que se presenta luego de 20 semanas de embarazo puede significar que usted tiene preeclampsia, lo cual puede ser dañino para usted y su bebé.

Si sufre de hipertensión arterial y cree que pueda estar o está intentando quedar embarazada, es importante que le informe a su médico de cabecera. Algunos medicamentos para tratar la hipertensión arterial no son aptos para mujeres embarazadas.


Grupos étnicos

Si usted tiene origen afrocaribeño, tiene un riesgo mayor de sufrir de hipertensión y debe visitar a su médico regularmente para mantener un control.

También debería chequearse regularmente si usted es de origen surasiático, ya que tiene un riesgo mayor de desarrollar enfermedades cardíacas y diabetes.

Esta sección contiene respuestas a preguntas frecuentes sobre este tema. Las preguntas fueron sugeridas por profesionales de la salud, comentarios en el sitio web y consultas por correo electrónico.

Please insert jump links to all H2 headings

¿El estrés causa hipertensión arterial? De ser así, ¿cómo puedo reducir mi nivel de estrés?
Si tengo hipertensión arterial, ¿puedo viajar en avión?
¿Los medicamentos pueden causar hipertensión?

¿El estrés causa hipertensión arterial? De ser así, ¿cómo puedo reducir mi nivel de estrés?

Su presión arterial se puede elevar si está ansioso o estresado. Se cree que el estrés prolongado no es la causa de hipertensión permanente. Usted puede ayudar a reducir sus niveles de estrés utilizando técnicas de relajación y ejercicios.


Explicación

Su presión arterial cambiará durante el día y puede aumentar si se siente estresado o ansioso. Esto también puede suceder si usted se preocupa por ver su médico de cabecera para que mida su presión arterial -a esto se le conoce como hipertensión de "bata blanca". Su médico de cabecera tomará al menos dos mediciones de la presión sanguínea para asegurarse de que es persistentemente alta. Usted puede ayudar tomanado algunas medidas en el hogar.

Si su presión arterial se eleva cuando está estresado, hay terapias que le pueden ayudar a controlar estas subidas a corto plazo.

•    Puede encontrar técnicas útiles de relajación como la meditación o el yoga.
•    El manejo del estrés puede ayudar a evitar sentirse estresado.
•    La terapia cognitiva (un tipo de terapia de conversación) puede ayudarle a centrarse en cómo se siente y cómo hacer frente a sus problemas.

Pida consejos a su médico de cabecera acerca de las terapias para el control de la presión arterial.

Al revisar los resultados de un monitor de presión arterial en diferentes circunstancias, se puede ver si su presión arterial se eleva para que pueda tratar de controlarlo.


Más información

•    British Cardiovascular Society
www.bhsoc.org
•    British Heart Foundation
0845 070 80 70
www.bhf.org.uk

Fuentes

•    Blood pressure. British Heart Foundation. www.bhf.org.uk, consultado el 22 de septiembre de 2010
•    Hypertension – not diabetic. Clinical Knowledge Summaries. www.cks.nhs.uk, consultado el 23 de septiembre de 2010
•    Management of hypertension in adults in primary care.  National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), 2006. www.nice.org.uk, consultado el 23 de septiembre de 2010
•    Simon C, Everitt H, van Dorp F. Oxford handbook of general practice. 3rd ed. Oxford: Oxford University Press, 2010: 254

Si tengo hipertensión arterial, ¿puedo viajar en avión?

Sí. Viajar en avión no afectará su presión arterial pero debería consultarlo con su médico de cabecera antes de tomar un vuelo.

Explicación

La presión arterial no se ve afectada por viajar en avión, así que es perfectamente seguro para usted viajar en avión si tiene la presión arterial alta.

No obstante, es aconsejable consultar a su médico de cabecera antes de su viaje, sobre todo si su presión arterial es inestable. Asegúrese de empacar suficientes medicinas que le alcancen para todo el viaje; a través de su médico de cabecera, usted puede obtener una receta para medicamentos hasta por tres meses. Es una buena idea guardar algunos en su equipaje de mano y tener una nota de su receta o una carta de su médico de cabecera en caso de que su maleta se extravíe o si la detienen en la aduana. Es posible que deba pagar una tarifa para obtener los documentos de su médico de cabecera.

También debe estar consciente de que viajar puede ser estresante, lo que puede hacer que su presión arterial se eleve. Asegúrese de contar con suficiente tiempo antes del horario de salida de su vuelo y no cargue con demasiado equipaje, ya que luchar con una maleta pesada también podría aumentar su presión arterial.

Más información

•    Blood Pressure Association
www.bpassoc.org.uk

Fuentes

•    Daily life with high blood pressure. Blood Pressure Association. www.bpassoc.org.uk, consultado el 23 de septiembre de 2010

¿Los medicamentos pueden causar hipertensión?

Sí. Algunos medicamentos pueden causar hipertensión.

Explicación

A la presión arterial alta (hipertensión) que tiene una causa conocida se le denomina hipertensión secundaria.

Muchas sustancias y medicamentos pueden causar la hipertensión, incluyendo:
•    estimulantes como la cafeína, la nicotina y la cocaína
•    drogas antiinflamatorias sin esteroides como etoricoxib  
•    anticonceptivos orales y otros tratamientos hormonales
•    algunos medicamentos utilizados para tratar la anemia, como la eritropoyetina
•    ciertos corticosteroides (fludrocortisona, cortisona, corticotropina y tetracosactida) utilizados para tratar una serie de  afecciones
•    ciertos medicamentos que se utilizan para tratar la artritis reumatoide, por ejemplo, la ciclosporina y la leflunomida
•    ciertos medicamentos a base de hierbas que contienen regaliz
•    ciertos ingredientes de algunos remedios para la tos y el resfriado, tales como la efedrina y fenilpropanolamina
•    el antidepresivo venlafaxina

Consulte siempre con su médico de cabecera antes de comenzar a tomar cualquier nuevo medicamento.

También debe estar consciente de que ciertos medicamentos pueden interactuar unos con otros para causar hipertensión. Por ejemplo, algunos descongestionantes nasales de venta libre, contienen ingredientes que pueden interactuar con ciertos antidepresivos causando la hipertensión.

Siempre lea la información para el paciente que viene con el medicamento y, si tiene alguna pregunta, consulte al farmacéutico.

Fuentes

•    Hypertension – not diabetic. Clinical Knowledge Summaries. www.cks.nhs.uk, consultado el 23 de septiembre de 2010
•    Joint Formulary Committee, British National Formulary. 60th ed. London: British Medical Association and Royal

Pharmaceutical Society of Great Britain, 2010. www.bnf.org, consultado el 23 de septiembre de 2010

Temas relacionados

•    Anemia – información general
•    Medicina herbal
•    Hipertensión arterial
•    Anticonceptivos – no hormonales
•    Menopausia
•    Artritis reumática
•    Estrés
•    Estrés en el trabajo

Temas relacionados

•    Inhibidores de la ECA y antagonistas de los receptores de angiotensina II
•    Angina
•    Betabloqueadores
•    Bloqueadores de los canales de calcio
•    Sistema cardiovascular
•    Diagnóstico de enfermedades cardíacas
•    Diuréticos
•    Dejar de fumar
•    Alimentación saludable
•    Peso saludable para adultos
•    Ataque al corazón
•    Colesterol alto
•    El cuidado de su corazón
•    Presión arterial baja
•    Preeclampsia
•    Beber con moderación
•    Accidente cerebrovascular
•    Diabetes tipo 1
•    Diabetes tipo 2

Más información

•    British Cardiovascular Society
www.bhsoc.org
•    British Heart Foundation
0845 070 80 70
www.bhf.org.uk

Fuentes

•    Hypertension – not diabetic. Clinical Knowledge Summaries. www.cks.nhs.uk, consultado el 22 de septiembre de 2010
•    Hypertension. eMedicine. www.emedicine.medscape.com, consultado el 22 de septiembre de 2010
•    Blood pressure. British Heart Foundation. www.bhf.org.uk8, consultado el 22 de septiembre de 2010
•    Simon C, Everitt H, van Dorp F. Oxford handbook of general practice. 3rd ed. Oxford: Oxford University Press, 2010: 252
•    Hypertension in pregnancy. Clinical Knowledge Summaries. www.cks.nhs.uk, consultado el 22 de septiembre de 2010
•    British Cardiac Society, British Hypertension Society, Diabetes UK, HEART UK, Primary Care Cardiovascular Society, The      Stroke Association. Joint British Societies' guidelines on prevention of cardiovascular disease in clinical practice. Heart 2005;91:1–52 doi:10.1136/hrt.2005.079988
•    Joint Formulary Committee, British National Formulary. 60th ed. London: British Medical Association and Royal Pharmaceutical Society of Great Britain, 2010. www.bnf.org, consultado el 23 de septiembre de 2010
•    Management of hypertension in adults in primary care. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), 2006. www.nice.org.uk, consultado el 23 de septiembre de 2010
•    The management of hypertensive disorders during pregnancy. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), 2010. www.nice.org.uk, consultado el 23 de septiembre de 2010

Su salud es lo primero

Para usted y para nosotros. Deje que le aconsejen los mejores médicos

desde US$21.65/Mes

Cotizar en línea

O consulte nuestros planes

Planes de salud Bupa

Artículos relacionados

[Publicado por el equipo de Bupa de información sobre la salud, abril de 2010.] Esta hoja informativa está destinada a quienes piensan someterse a una cirugía...
El ecocardiograma es un procedimiento que utiliza el ultrasonido para producir imágenes del corazón en movimiento, en tiempo real. El procedimiento se utiliza para examinar la...