Pasar al contenido principal

Cáncer de laringe

Compartir     
cáncer de laringe

Minutos de lectura

El cáncer de laringe es mucho más común en los hombres. Por cada mujer a quien se le diagnostica este cáncer, se le diagnostica a cuatro hombres.

Qué es el cáncer de laringe

La laringe se encuentra en la parte frontal del cuello a la altura de la "manzana de Adán", la cual a menudo es mucho más fácil de ver en los hombres que en las mujeres. Se trata de una vía respiratoria que se extiende desde la lengua hasta la tráquea y produce los sonidos que usted hace cuando habla. También evita que los alimentos entren a su tráquea y le permite respirar.

Los tumores laríngeos se desarrollan cuando las células de la laringe crecen de manera anormal e incontrolada. Los tumores malignos (cancerígenos) pueden crecer en la laringe y diseminarse (metástasis) a otros órganos a través del torrente sanguíneo o del sistema linfático (parte del sistema inmunológico). Los tumores benignos (no cancerígenos) no se diseminan a otras partes de su cuerpo.

Las personas mayores (más de 50) tienen más probabilidades de desarrollar cáncer laríngeo que los jóvenes.

Tipos de cáncer de laringe

Existen varios tipos de cáncer laríngeo. El cáncer de células escamosas, que empieza en las células que recubren la laringe, es el más común y causa más de 9 de cada 10 casos de cáncer laríngeo. 

Otro tipo menos común es el adenocarcinoma, el cual empieza en las células glandulares. Estas células, también conocidas como células adenomatosas, se encuentran diseminadas por la superficie de la laringe y producen mucosidad.

Los sarcomas son un tipo mucho más raro de tumor maligno. Comienzan en los tejidos conectivos como el cartílago, músculos y nervios.

Síntomas del cáncer de laringe

Uno de los síntomas más comunes del cáncer laríngeo es una voz ronca, o un cambio en el tono de voz. La ronquera es un síntoma común de otras enfermedades además del cáncer, como la laringitis viral (dolor de garganta), o una alergia. Sin embargo, si usted tiene una voz ronca por más de cuatro semanas, consulte a su médico. 

Otros síntomas del cáncer laríngeo incluyen:

  • dolor o molestias al tragar; esto puede variar desde sentir como que tiene una miga atorada en la garganta hasta ser completamente incapaz de tragar
  • un bulto en el cuello o la garganta
  • ataques de tos inexplicables
  • respiración ruidosa y limitada
  • pérdida de peso inexplicable
  • dolor de oído que no desaparece

Todos estos síntomas pueden ser causados también por otras afecciones ajenas al cáncer laríngeo. Si usted tiene cualquiera de estos síntomas, consulte a su médico para confirmar el diagnóstico.
 

Causas del cáncer de laringe

No hay una única causa del cáncer laríngeo, pero hay ciertos factores que pueden aumentar su riesgo de desarrollarlo, como los siguientes:

  • Fumar tabaco. Si usted fuma regularmente, tiene un riesgo superior al promedio debido a que inhala sustancias químicas que provocan cáncer.
  • Beber alcohol excesivamente. Si bebe en exceso, particularmente licores, triplica sus posibilidades de desarrollar cáncer laríngeo comparado a las personas que no beben.
  • Tener el virus del papiloma humano (VPH). Si usted presenta crecimientos de papiloma en la laringe, puede tener un riesgo mayor de desarrollar cáncer laríngeo en el futuro.
  • Mala alimentación. Si su dieta carece de vitaminas y minerales esenciales, esto puede aumentar su riesgo. Una dieta rica en frutas y verduras y baja en grasa puede ayudar a reducir su riesgo.
  • Factores ambientales, incluyendo la exposición a sustancias químicas como el asbesto, formaldehído, níquel y ácido sulfúrico. Estar expuesto regularmente a una gran cantidad de aserrín, emanaciones tóxicas de pintura y hollín o polvo de carbón durante mucho tiempo puede aumentar su riesgo.
     

Diagnóstico del cáncer de laringe

Su médico le examinará la garganta y le hará preguntas sobre sus síntomas. Usted puede ser referido a un médico especialista en afecciones de otorrinolaringología (oído, nariz y garganta). Él o ella puede pedirle que se haga las siguientes pruebas para confirmar el diagnóstico:

  • Una laringoscopia indirecta. La misma consiste en colocar un pequeño espejo, como el que utiliza el dentista para revisar sus dientes, en la boca para ver la parte de atrás de la garganta y la laringe.
  • Una nasoendoscopia. Su médico pasará una cámara telescópica estrecha y flexible, similar a un tubo, conocida como endoscopio, por la nariz y a través de la parte de atrás de su garganta para observar la laringe. El procedimiento puede ser un poco incómodo, por lo que su médico puede utilizar un anestésico local en aerosol.
  • Una biopsia. Consiste en extraer una pequeña muestra de tejido. Generalmente, las biopsias de laringe se realizan bajo anestesia general, por lo que puede necesitar pasar la noche en el hospital. Su muestra de tejido se envía a un laboratorio para su análisis y por lo general tendrá que volver en una semana.

Si el especialista confirma el diagnóstico de cáncer laríngeo, es posible que necesite más pruebas para conocer la magnitud de su tumor primario y verificar si el cáncer se ha diseminado a otras partes de su cuerpo. Estas pruebas pueden incluir una combinación de exámenes de TC (tomografía computarizada) e IRM (imagen por resonancia magnética), los cuales utilizan rayos X u ondas radiofónicas para producir imágenes de dos y tres dimensiones del interior de su cuerpo. También le pueden hacer análisis de sangre y una radiografía de tórax.

Tratamiento del cáncer de laringe

Su tratamiento dependerá del tipo, etapa y grado de su cáncer laríngeo. También dependerá de su edad y salud general.

Radioterapia

La radioterapia es el tratamiento más común para las personas que tienen pequeños tumores en la laringe que no se han diseminado. El objetivo del tratamiento es destruir las células cancerígenas en la laringe y los ganglios linfáticos circundantes.
Si usted tiene un tumor grande en la laringe, puede que tenga que recibir radioterapia, además de una cirugía. La radioterapia puede usarse ya sea para reducir el tamaño del tumor (para que sea más fácil de extraer), o para eliminar cualquier célula cancerígena que pudiera no haber sido extraída durante la cirugía.

Quimioterapia

Si usted tiene un tumor grande en la laringe, se le puede administrar quimioterapia antes o al mismo tiempo que un tratamiento de radioterapia. Se le puede inyectar un medicamento de quimioterapia, a través de un suero en el brazo.

Cirugía

Si usted tiene un tumor laríngeo muy pequeño o en etapa temprana, es posible que pueda someterse a una cirugía láser para eliminarlo. El cirujano usará un haz estrecho e intenso de luz, para cortar las células cancerígenas anormales, preservando la mayor cantidad de laringe posible. Si usted tiene un tumor laríngeo de gran tamaño o en etapa avanzada, es posible que necesite una cirugía abierta para extirpar una parte (laringectomía parcial) o la totalidad (laringectomía total) de la laringe. También es posible que su cirujano necesite extraer algunos de los ganglios linfáticos cercanos. En una laringectomía total, el cirujano separa la tráquea de la laringe y la une a una abertura (estoma) en su cuello.


Después de una laringectomía parcial su voz será más débil o ronca que antes. Tal vez necesite que le inserten un tubo llamado traqueotomía a través de la parte frontal del cuello para ayudarle a respirar. Por lo general, esto suele ser solo temporal, hasta que su laringe haya sanado. Si tiene una laringectomía total, afectará su forma de respirar, hablar y tragar. Usted respirará a través del estoma y no podrá hablar como lo hacía antes. Se le puede instalar una prótesis de voz, o puede utilizar una máquina a batería llamada laringe electrónica. 

Alternativamente, puede aprender a producir voz usando su esófago. Su médico o enfermero sabrá asesorarle, o puede referirle a un terapeuta del habla y el lenguaje para más información.

Terapia biológica

Si usted tiene cáncer laríngeo de células escamosas y el tumor no se ha diseminado, su cirujano puede tratarle con una terapia biológica, combinada con radioterapia. Las terapias biológicas, incluyendo los tratamientos con anticuerpos monoclonales como el cetuximab, usan sustancias que se producen naturalmente en el cuerpo para destruir las células cancerígenas.
 

Ayuda y apoyo

Recibir un diagnóstico de cáncer puede ser angustiante para usted y su familia. Los médicos y enfermeros especializados en cáncer son expertos en proporcionar la atención y el apoyo que necesita. 

También puede haber grupos de apoyo para que pueda conocer a personas que han tenido experiencias similares a las suyas. Pida asesoramiento a su médico.
 

Preguntas y respuestas

Depende del tipo de tratamiento que haya tenido, pero en general es más probable que el tratamiento para el cáncer laríngeo afecte la forma de respirar y hablar más que la forma de comer y beber. Tal vez tenga dificultad para tragar al principio, pero esto debería mejorar a medida que se recupera.

Explicación

La laringe es parte de la tráquea, no del esófago (el tubo que va desde la boca hasta el estómago); así que si tiene un tratamiento para el cáncer laríngeo, es más probable que le afecte la forma de respirar y hablar, más que la forma de comer y beber. Sin embargo, los diferentes tratamientos pueden afectar su forma comer y beber de diferentes maneras.

Le puede resultar difícil tragar la comida después de un tratamiento de radioterapia, debido a que es muy probable que tenga la boca seca y dolor de garganta. Comer alimentos más blandos puede ayudar. También con la cirugía le puede resultar difícil tragar, pero será más fácil a medida que se recupere. Generalmente, después de la cirugía láser el comer no resulta incómodo. Raramente, después de algunos tipos de cirugía abierta, es posible que no pueda tragar nada. Si usted no puede tragar, necesitará que le inserten un tubo hasta su estómago (gastroscopia) para su alimentación.

Después de una laringectomía, su sentido del olfato puede ser menos agudo que antes. Esto tiene un efecto directo en su sentido del gusto. Probablemente elegirá comidas de sabor más fuerte, debido a que es posible que le sienta menos sabor a las cosas que antes. Pruebe añadir salsas, ajo, jugo de limón o hierbas y especies para hacer más sabrosa la comida. Sin embargo, después de unos meses es posible que su sentido del olfato y del gusto vuelvan a ser lo que eran antes de su tratamiento.

Después de una laringectomía, no será capaz de hablar de una manera normal. Sin embargo, la mayoría de las personas puede aprender a emitir sonidos y hablar usando una variedad de métodos diferentes.

Explicación

Si fue necesario extirpar su laringe, un terapeuta del habla y el lenguaje le ayudará a encontrar las mejores maneras de comunicarse.
Alrededor de dos tercios de las personas que tienen una laringectomía son capaces de utilizar una prótesis de voz o hablar con el esófago (el tubo que va desde la boca hasta el estómago). Sin embargo, esto depende en gran medida del tipo de cirugía que haya tenido y de lo que usted prefiera.

Después de que su cirujano haya extirpado su laringe, se le puede instalar una válvula en la abertura hecha en su cuello. A esto se le llama una prótesis de voz. Presionar sobre la prótesis con el pulgar o un dedo al exhalar hará que su esófago vibre y produzca un sonido. Sus labios, lengua y mejillas también ayudan a hacer sonidos.

El habla esofágica utiliza las vibraciones de su esófago para crear sonidos, junto con la forma de su labio, lengua y mejillas. Un dispositivo electrónico (laringe electrónica) también puede ayudarle a desarrollar su voz. Tal vez prefiera utilizar formas de escritura para comunicarse. Es posible que haya grupos de apoyo a los que pueda unirse para conocer personas que hayan tenido experiencias similares a las suyas. Si usted tiene alguna pregunta o necesita más información, consulte a su médico.

Si tiene una laringectomía, su cirujano sacará su tráquea a la superficie de la piel a través de un orificio, llamado estoma, en el cuello. Ya no respirará por la boca, sino a través del estoma.

Explicación

Hay dos tubos en el cuello, el esófago (el tubo que va desde la boca hasta el estómago) y la tráquea. Después de una laringectomía, su esófago se mantendrá intacto y funcionará como lo hacía antes. La tráquea, sin embargo, estará separada de su laringe y no volverá a conectarse a la boca. En vez de tomar aire por la boca, pasará directamente a los pulmones a través del estoma en su cuello.

 Es posible que necesite usar una tapa para el estoma cuando se duche y un equipo especial si va a nadar, para evitar que entre agua en sus pulmones. También puede ser necesario utilizar un filtro en el estoma para protegerle contra el polvo y la suciedad, o un intercambiador de calor y humedad (HME, por sus siglas en inglés) el cual calienta y humedece el aire para prevenir la tos. 

Tener una laringectomía puede ser muy molesto. Los médicos, enfermeros y terapeutas del habla especializados son expertos en brindar la atención y el apoyo que necesita. Usted puede unirse a un grupo de apoyo para que pueda conocer y compartir experiencias con otras personas que hayan tenido una laringectomía.
 

Más información

Cancer Research UK
0808 800 4040
www.cancerhelp.org.uk

Macmillan Cancer Support
0808 808 0000
www.macmillan.org.uk

Fuentes

Esta información fue publicada por el equipo de Bupa de información sobre la salud, y está basada en fuentes acreditadas de evidencia médica. Ha sido sometida a revisión por médicos de Bupa. Este contenido se presenta únicamente con fines de información general y no remplaza la necesidad de consulta personal con un profesional de la salud calificado.
 

Fecha de publicación: 2021

Artículos recomendados

Leucemia-mieloide
La leucemia mieloide es un cáncer de la sangre caracterizado por su rápida proliferación. La leucemia mieloide aguda (LMA) afecta las células mieloides, un tipo de glóbulo blanco (leucocito).  Suele afectar a las personas mayores de 65 años, pero puede manifestarse a cualquier edad.
6 Minutos de lectura
paciente-en-cama-de-hospital
El cáncer de la vejiga es causado por un crecimiento descontrolado de las células que cubren las paredes de la vejiga. Es usualmente tratado con cirugía, quimioterapia, inmunoterapia o radioterapia.
hombre-con-cancer-de-pulmon
El cáncer de pulmón es una de las primeras causas de muerte a nivel mundial. El 30% de las muertes por cáncer, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, se debe a factores de riesgo alimentarios o relativos a hábitos como el tabaquismo, por lo que pueden prevenirse.
El-cáncer-de-ano-enfermedad-poco-frecuente
El cáncer del ano es una forma poco usual de cáncer, aunque su número va en aumento. Esta enfermedad es más común en las mujeres, hombres que tienen sexo anal receptivo y personas cuyo sistema inmunológico ha sido suprimido. El cáncer del ano está relacionado con el virus de papiloma humano (VPH).
dolor-de-lado
El cáncer de hígado es provocado por un crecimiento anormal y descontrolado de células en dicho órgano.
cáncer extrahepático de conductos biliares
El cáncer extrahepático de los conductos biliares es raro y afecta más comúnmente a personas de más de 65 años. Generalmente es tratado con cirugía, y pocas veces con quimioterapia, radioterapia y terapia fotodinámica.
mama-con-cancer-y-hija
El cáncer de mama es un tumor en el seno que contiene células cancerosas. El tumor del seno es un bulto creado por el crecimiento anormal y descontrolado de las células. Puede ser maligno (canceroso) o benigno (no canceroso). Nueve de cada 10 tumores del seno son benignos.
doctora-paciente-cancer-de-boca
El cáncer de boca afecta principalmente a personas mayores de 50 años y es más común en los hombres. Generalmente, el cáncer bucal se trata con cirugía, radioterapia o quimioterapia. Explicamos a continuación cómo es y su tratamiento.
La lumpectomía es la extracción de un tumor en el seno
La lumpectomía es la extracción de un tumor en el seno en aquellos casos en que es canceroso o causa una molestia severa. El cirujano a cargo del procedimiento le dará información sobre su tratamiento. Puede ser que sea diferente a lo que se describe aquí, ya que su tratamiento estará diseñado según sus necesidades particulares.
childhood cancer
Dr. Soren Carstens, Jefe de Operaciones Clínicas, Bupa Global No será fácil decirles a los niños y adolescentes sobre su cáncer o el de otro miembro de la familia; Sin embargo, conocer la verdad, los ayudará a comprender lo que está sucediendo y les permitirá lidiar mejor con los cambios.
0 Minutos de lectura
Man consoling a coworker at work
No está solo, si no sabe qué decir o qué hacer cuando un colega o empleado recibe un diagnóstico de cáncer en esté artículo recibirá algunas recomendaciones. Muchos sobrevivientes de cáncer valoran sus vidas laborales durante y después de su tratamiento, es en el trabajo donde encuentran la forma de restablecer la normalidad, la estabilidad y el contacto social.