Pasar al contenido principal

Cáncer de mama

Compartir     
mama-con-cancer-y-hija

Minutos de lectura

El cáncer de mama es un tumor en el seno que contiene células cancerosas. El tumor del seno es un bulto creado por el crecimiento anormal y descontrolado de las células. Puede ser maligno (canceroso) o benigno (no canceroso). Nueve de cada 10 tumores del seno son benignos.

¿Qué es el cáncer de mama?

El cáncer de mama o seno es el tipo de cáncer más común. Cada año, cerca de 45,000 mujeres y 300 hombres son diagnosticados con cáncer del seno. Ocho de cada 10 mujeres que desarrollan cáncer del seno tienen más de 50 años.

Los senos están compuestos de grasa, tejido conjuntivo y tejido glandular dividido en lóbulos. Los lóbulos están conectados al pezón a través de ductos.
 
Los senos de una mujer usualmente no son del mismo tamaño, y lucen y se sienten diferentes durante ciertas épocas del mes dependiendo del ciclo menstrual. Los senos también cambian durante las diferentes etapas de la vida, por ejemplo, después de la menopausia, cuando se vuelven menos llenos o densos. De todos ello deriva la importancia de aprender a identificar cambios en el seno.

El tejido del seno se extiende hasta la axila, donde se encuentran los nódulos linfáticos. Estas son glándulas que forman parte del sistema inmunológico.
 
El cáncer del seno generalmente comienza en las células que recubren los extremos de los lóbulos y en los ductos. De allí puede propagarse hacia el tejido del seno y los nódulos linfáticos.

Tipos de cáncer de mama

Hay diferentes tipos de cáncer de mama, incluyendo algunos que son poco comunes como el cáncer inflamatorio del seno y la enfermedad de Paget. Sin embargo, hay dos tipos principales de cáncer del seno. 

Cáncer no invasivo del seno

El cáncer no invasivo del seno se queda en los ductos o lóbulos del seno y no se propaga al tejido circundante ni a otras partes del cuerpo. El tipo de cáncer no invasivo del seno más común es el carcinoma ductal in situ (CDIS). 

Este es un tipo temprano de cáncer del seno en el cual las células cancerosas solamente se encuentran en los ductos lactíferos y no se ha propagado al tejido del seno. En algunos casos, el CDIS puede volverse una forma de cáncer invasivo del seno.

Cáncer invasivo del seno

El cáncer invasivo del seno es el que se ha propagado de los ductos o lóbulos del seno al tejido circundante. El tipo más común de cáncer invasivo del seno es llamado carcinoma ductal invasivo (CDI), donde las células cancerosas se encuentran en los ductos y en el tejido del seno. Alrededor de ocho de cada 10 mujeres diagnosticadas con cáncer del seno tienen este tipo de cáncer. 

Alrededor de una de cada 10 mujeres diagnosticadas con cáncer del seno tienen carcinoma lobular invasivo (CLI) comienza en los lóbulos pero puede propagarse a otras partes del seno. Tanto el CDI como el CLI pueden propagarse a otras partes del cuerpo.
 

Síntomas del cáncer de mama

Algunas mujeres no notan ningún cambio en sus senos y el cáncer de mama es encontrado cuando se hacen un examen rutinario.
 
¿Cómo saber si se tiene cáncer de mama? Muchas mujeres notan un bulto o un cambio en la piel o en el pezón. Alrededor de nueve de cada 10 tumores del seno no son cáncer, pero si usted encuentra uno, debe consultar con su médico inmediatamente. También hay otros síntomas que debe tomar en cuenta:

  • un cambio en la forma o tamaño de los senos
  • un cambio en la forma del pezón – por ejemplo, puede invertirse o lucir irregular
  • hoyuelos en la piel
  • una erupción alrededor del pezón
  • secreción con sangre del pezón
  • hinchazón o bulto en la axila 

Estos síntomas pueden ser causados por otros problemas que no sean cáncer. Si tiene alguno de estos síntomas, consulte con su médico.
 

Causas del cáncer de mama

Todavía no se conocen las causas del cáncer de mama. Sin embargo, hay ciertos factores que aumentan las probabilidades de que se desarrolle el cáncer del seno. Los factores de riesgos que aumentan las probabilidades de desarrollar cáncer de mama son:

  • Tener más de 50 años y haber tenido antes un tumor benigno o canceroso
  • Comenzar sus períodos menstruales a una edad temprana y tuvo una menopausia tardía
  • Haber sido expuesta a radiación
  • Tuvo si primer embarazo después de los 30 años o no tener hijos
  • Consumir muchos alimentos altos en grasa o beber más del límite recomendado de alcohol
  • Tener sobrepeso y ya haber pasado por la menopausia
  • Tener una familiar cercana que ya haya tenido cáncer del seno
  • Tomar pastillas anticonceptivas o terapia de reemplazo hormonal (TRH), aunque este riesgo es menor
     

Diagnóstico del cáncer de mama

El médico le hará preguntas sobre sus síntomas y le hará un examen. Puede ser que también le pregunte sobre su historial médico y examinará sus senos.
 
Puede ser que su médico le refiera a una clínica especializada en los senos, donde le someterán a otras pruebas. Los exámenes más comunes se listan a continuación: 

  • Ecografía o mamografía. La ecografía utiliza ondas sonoras para producir una imagen del interior del cuerpo o parte del mismo. Generalmente se hace después de cumplir los 35 años de edad. La mamografía es una imagen de rayos X de los senos.
  • Biopsia. El médico toma una pequeña muestra del tejido o de las células, la cual es enviada a un laboratorio para determinar el tipo de células y si son benignas (no cancerosas) o cancerosas.

Si se encuentra cáncer, puede ser que necesite hacerse otras pruebas para determinar si el cáncer se ha propagado. El proceso para determinar en qué etapa se encuentra el cáncer se llama estadificación. Los exámenes pueden incluir muestras de sangre y radiografías del pecho. Puede ser que el médico también solicite una tomografía computarizada (TC), una tomografía axial computarizada (TAC) o una Imagen de Resonancia Magnética (IRM). Estos exámenes pueden producir imágenes del interior del cuerpo para ayudar al médico a determinar si el cáncer se ha propagado.
 

Tratamiento del cáncer de mama

Hay varios tratamientos diferentes disponibles para el cáncer de mama, y puede ser que usted tenga más de uno de ellos. El tratamiento dependerá de varios factores, tales como si ya ha pasado por la menopausia, qué tipo de cáncer tiene y qué tan avanzado está, y si el cáncer se ha propagado. El médico le informará sobre los tratamientos disponibles para usted.

Cirugía y cáncer de mama

El primer tratamiento para los pacientes con cáncer de mama es generalmente la cirugía. Dependiendo del tamaño y posición del tumor, el cirujano recomendará una lumpectomía o una mastectomía. En la lumpectomía se extirpa el tumor, generalmente con algún tejido circundante. En la mastectomía, el seno completo es extirpado. Puede ser que también se le ofrezca una cirugía reconstructiva más adelante.
 
En ambos procedimientos algunos de los nódulos linfáticos también pueden ser extirpados de la axila para averiguar si el cáncer se ha propagado.
 
Después de la cirugía, puede ser que necesite otros tratamientos, como radioterapia. Necesitará radioterapia si tuvo una lumpectomía, pero es menos común después de una mastectomía. Estos tratamientos pueden ayudar a reducir el riesgo de que el cáncer regrese o se propague.

Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento que destruye las células cancerosas con radiación. Un rayo de radiación es dirigido hacia las células cancerosas para reducir el tamaño del tumor.
 
La radioterapia se utiliza comúnmente para tratar el cáncer del seno, generalmente después de la cirugía. El tratamiento con radioterapia dura de tres a cinco semanas. La radioterapia es generalmente administrada como un procedimiento ambulatorio y solamente toma unos minutos, pero debe hacerse cinco días a la semana. 

Quimioterapia

La quimioterapia utiliza medicinas que destruyen las células cancerosas. Puede recibir la quimioterapia:

antes de la cirugía, para reducir el tamaño del tumor
después de la cirugía, para disminuir las probabilidades de que el cáncer regrese o se propague
como tratamiento para un cáncer del seno que ha regresado

Algunos medicamentos de quimioterapia son administrados en tabletas, pero la mayoría son inyectados en la vena. Usted podrá necesitar uno o más medicamentos diferentes como parte de su tratamiento. La quimioterapia generalmente se administra como un ciclo de tratamiento, con unos días tomando los medicamentos y unas semanas de descanso después. Puede tomar varios ciclos de tratamiento durante un período de hasta ocho meses. 

Terapia hormonal

Las hormonas, como el estrógeno, pueden afectar el crecimiento de las células del cáncer del seno. Algunas medicinas que bloquean estas hormonas pueden tratar algunos tipos de cáncer. Las terapias hormonales generalmente se administran después de la cirugía, aunque pueden administrarse antes de la cirugía o para tratar el cáncer que ha regresado.
 
Las mujeres generalmente toman tratamientos hormonales por al menos cinco años después del tratamiento inicial para el cáncer del seno. Hay varios tipos de terapias hormonales. Su médico le indicará cuál es el más adecuado para usted.

Terapias biológicas (anticuerpos monoclonales)

La terapia biológica es un tratamiento con una sustancia que estimula al cuerpo para que ataque o controle el crecimiento de las células cancerosas. Los anticuerpos son proteínas producidas por el sistema inmunológico que generalmente atacan bacterias y virus. Los anticuerpos monoclonales son creados en un laboratorio y diseñados para atacar células específicas.
 
La terapia biológica utilizada más comúnmente se llama trastuzumab (Herceptin). Funciona atacando las células del cáncer del seno que tienen una proteína particular en la superficie. El  trastuzumab se administrado por vía intravenosa. Deberá recibirla cada tres semanas durante un año. 
 
No todas las mujeres responden al tratamiento con terapias biológicas.

Después del tratamiento

Después de terminar el tratamiento, necesitará tener chequeos regulares con su médico. El o ella le preguntará si ha tenido algún síntoma y también requerirá exámenes de sangre y mamografías para chequear si el cáncer ha regresado.
 
Si se encuentra bien, necesitará chequeos menos frecuentes a medida que pasa el tiempo. Si surge algún síntoma entre una consulta y otra, o si tiene alguna preocupación, consulte con su médico.
 

Prevención del cáncer de mama

Existen programas de detección del cáncer de mama dependiendo del país como los exámenes a mujeres entre los 50 y los 70 años de edad para hacerse exámenes de detección del cáncer del seno cada tres años. Estos exámenes se llaman mamografías, las cuales ayudan a detectar señales tempranas del cáncer

La autoexploración y el cáncer de mama

También puede examinar sus senos usted misma. Teniendo conocimiento de cómo lucen y se sienten sus senos podrá identificar rápidamente cualquier cambio. Consulte con su médico si nota cualquier cambio en sus senos.
 
Mantener un peso saludable, amamantar a su bebé, y no beber cantidades excesivas de alcohol también puede ayudar a protegerla contra el cáncer del seno.
 
Asegúrese de tomar suficiente vitamina D, lo cual puede reducir el riesgo de desarrollar una cantidad de cánceres, incluyendo el cáncer del seno. La vitamina D es producida naturalmente por el cuerpo cuando la piel se expone a la luz del sol, y también puede obtenerse de algunos alimentos como los pescados grasos. Sin embargo, la mayoría de la gente no obtienen suficiente vitamina D de estas fuentes, especialmente las personas que viven en regiones más cerca de los polos que del ecuador (por ejemplo el Reino Unido, Canadá o el sur de Argentina), donde la luz solar es solamente lo suficientemente fuerte para producir vitamina D durante el verano.
 
Usted puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer del seno tomando de 35 a 50 microgramos de vitamina D al día (unas tres a cuatro tabletas de 12.5 microgramos). Esto también le ayudará a reducir el riesgo de desarrollar otras condiciones relacionadas con los huesos, tales como osteoporosis y osteomalacia. Lea siempre el folleto informativo que se adjunta con los suplementos, y si está embarazada o amamantando, consulte primero con su médico o farmacéutico. Consulte con su médico antes de tomar suplementos de vitamina D si está tomando diuréticos para presión alta, o si tiene un historial de cálculos en los riñones o insuficiencia renal.

Ayuda y apoyo

Ser diagnosticado con cáncer puede ser angustioso para usted y su familia. Tratar con los aspectos emocionales y los síntomas físicos es parte importante del tratamiento. Los médicos y enfermeros especialistas en cáncer son expertos en proporcionar el apoyo que necesita. También puede ser beneficioso consultar a un consejero.

Si tiene alguna pregunta o preocupación sobre cómo examinar sus senos o sobre el cáncer del seno, hable con su médico.
 

Preguntas y respuestas

Respuesta

El linfedema es una inflamación a largo plazo que puede desarrollarse después de un tratamiento para el cáncer del seno. Puede desarrollarse en el lado del cuerpo donde se encontró el cáncer, generalmente en el brazo. El linfedema no puede curarse, pero pueden controlarse los síntomas.

Explicación

Alrededor de una de cada cinco personas que han tenido tratamiento para el cáncer del seno desarrollan linfedema.
 
Después del tratamiento del cáncer del seno, se puede desarrollar una hinchazón en el brazo o en el lado del cuerpo donde tuvo el tratamiento. El linfedema es una hinchazón a largo plazo.
 
El linfedema se desarrolla porque el tratamiento para el cáncer del seno puede afectar los nódulos linfáticos y el sistema linfático. La cirugía para extirpar los nódulos linfáticos o la radiación en los nódulos linfáticos en la axila pueden bloquear los canales de drenaje del sistema linfático. Esto significa que el líquido llamado linfa no puede drenar adecuadamente y empieza a concentrarse causando hinchazón.
 
Algunos factores aumentan las probabilidades de desarrollar linfedema, tales como:

  • quemaduras severas
  • una infección desarrollada después de una cortadura o herida
  • picaduras de insecto
  • ejercer presión sobre el brazo muy pronto después del tratamiento

 
Para prevenir el linfedema, cuide su piel, evite cortaduras o heridas y haga los ejercicios recomendados después de su tratamiento.
 
Si no se trata el linfedema, lo más probable es que empeore. Puede ser doloroso y dificultar el movimiento. También puede resecar y estirar la piel.
 
El linfedema no puede curarse completamente, pero los síntomas como la hinchazón y el dolor pueden controlarse. Los tratamientos incluyen elevar el brazo, vendarlo, ejercicios y masajes.
 
Si nota cualquier indicio de hinchazón, consulte con su médico o enfermera. Hay enfermeras especializadas que pueden aconsejarse cómo prevenir y tratar el linfedema.

Respuesta

Hay 4 etapas en función del tamaño, principalmente. El sistema de estadificación TNM ayuda a los médicos a evaluar los tumores cancerosos. Se utiliza para evaluar diferentes tipos de cáncer, incluyendo el cáncer del seno, ayudando a los médicos a entender qué tan avanzado se encuentra el cáncer. La estadificación también es importante para decidir cuál es le mejor tratamiento.

Explicación

La estadificación TNM es un sistema comúnmente usado en el Reino Unido para evaluar los tumores de cáncer del seno. TNM significa ‘tumor, nódulos, metástasis’. La estadificación ayuda al médico a ver qué tan grande es el tumor, si el cáncer se ha propagado a los nódulos linfáticos, y si el cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo.
 
El médico utilizará la información obtenida en los exámenes, por ejemplo la biopsia, para asignar un grado general de TNM al cáncer del seno. Luego el médico le ayudará a determinar cuál es el mejor tratamiento para usted. 
 
Las etapas 'T' están numeradas del uno al cuatro. Describen el tamaño del tumor y dónde se encuentra. Los detalles de las diferentes etapas del cáncer de mama son:

  • T1 – el tumor tiene 2 cm o menos de ancho
  • T2 – el tumor tiene entre 2 cm y 5 cm de ancho
  • T3 – el tumor tiene más de 5 cm de ancho
  • T4 – describe el lugar del tumor:
  • T4a – el tumor está pegado a la pared el pecho
  • T4b – el tumor está pegado a la piel
  • T4c – el tumor está pegado tanto a la piel como a la pared del pecho
  • T4d – el tumor está inflamado y la piel sobre el mismo está enrojecida, hinchada y sensible al tacto

La parte correspondiente a la N indica si el cáncer se ha propagado a los nódulos linfáticos y cuánto. Los nódulos linfáticos son las glándulas que se encuentran alrededor del cuerpo que forman parte del sistema inmunológico. El cáncer puede propagarse a otras partes del cuerpo a través de los nódulos linfáticos. Si el cáncer se clasifica como N0 significa que no se ha propagado a los nódulos linfáticos. Se usan del N1 al N3 para indicar que el cáncer se ha propagado a los nódulos linfáticos y dónde se ha encontrado el cáncer.
 
La parte correspondiente a la M indica si el cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo. Una clasificación M0 significa que no hay indicios de que el cáncer se haya propagado a otras partes del cuerpo. Una clasificación M1 indica que el cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo además del tejido del seno y los nódulos linfáticos.
 
Su médico reunirá toda esta información para determinar el estado general del cáncer. Puede ser que usted haya visto esto en formularios para exámenes o en notas preparadas por su  médico, o puede ser que su médico le haya hablado sobre eso. Por ejemplo, T2 N0 M0 significa que el tumor tiene de 2 cm a 5 cm de ancho y que no hay evidencia de que se haya propagado a los nódulos linfáticos o a cualquier otra parte del cuerpo.
 
Es importante saber cuál es el estado general de su cáncer. Este es utilizado para tratar de pronosticar cómo se desarrollará el cáncer y determinar el plan de tratamiento.
 
Si tiene alguna pregunta o preocupación sobre el cáncer del seno o el sistema de estadificación TNM, hable con su médico.

Respuesta

No hay un examen específico que usted puede hacer por sí misma para buscar signos de cáncer del seno. Sin embargo, conocer sus senos y saber cómo lucen y se sienten le ayudará a identificar a tiempo cualquier problema potencial.

Explicación

Conocer sus senos significa crear el hábito de chequear regularmente cómo lucen y se sienten sus senos. Si sabe cómo lucen y se siente, podrá identificar cualquier cambio inmediatamente.
 
Examínelos de una manera que sea cómoda y conveniente para usted. Puede ser que le sea más fácil chequearlos cuando se baña o cuando se viste por las mañanas. Usar un espejo puede ayudarle a ver sus senos de diferentes ángulos. También es importante chequear toda el área del seno, incluyendo la axila y la parte superior del pecho.
 
Si se siente incómoda o ansiosa al chequear sus senos, puede ser que le ayude hablar sobre ello con su médico o enfermera.
 
Cuando toque sus senos, preste atención a lo siguiente:

  • un bulto, ya sea en el seno o debajo del brazo
  • cualquier área donde el tejido del seno se sienta endurecida
  • cualquier dolor o incomodidad inusual

 
Cuando vea sus senos, preste atención a lo siguiente:

  • un cambio en el tamaño o forma de sus senos (después de la pubertad), por ejemplo un seno que se vuelve más grande o más bajo que el otro
  • cambios en la piel como arrugas u hoyuelos (si la piel luce como cáscara de naranja)
  • una erupción o costras en el pezón o el área circundante
  • cambios en el pezón, como cambio en la posición o un pezón invertido de repente
  • secreción de uno o ambos pezones (excepto si está amamantando y la secreción es lechosa)

 
Si nota alguno de estos cambios, debe consultar con su médico inmediatamente. Es importante recordar que todas las mujeres son diferentes y que nos cambios en sus senos no siempre son causa de preocupación. Esos cambios pueden ser debidos al ciclo menstrual, la edad, el embarazo, la menopausia, y si toma pastillas anticonceptivas.
 

 

Más información

Breast Cancer Care
Tel 0808 800 6000
www.breastcancercare.org.uk

Breakthrough Breast Cancer
Tel 08080 100 200
www.breakthrough.org.uk

Cancer Research UK
Tel 0808 800 4040
www.cancerhelp.org.uk

Lymphoedema Support Network
Tel 020 7351 4480
www.lymphoedema.org
 

Fuente

 

Esta información fue publicada por el equipo de Bupa de información sobre la salud, y está basada en fuentes acreditadas de evidencia médica. Ha sido sometida a revisión por médicos de Bupa. Este contenido se presenta únicamente con fines de información general y no remplaza la necesidad de consulta personal con un profesional de la salud calificado.
 

Fecha de publicación: 2021

Artículos recomendados

Leucemia-mieloide
La leucemia mieloide es un cáncer de la sangre caracterizado por su rápida proliferación. La leucemia mieloide aguda (LMA) afecta las células mieloides, un tipo de glóbulo blanco (leucocito).  Suele afectar a las personas mayores de 65 años, pero puede manifestarse a cualquier edad.
6 Minutos de lectura
cáncer de laringe
El cáncer de laringe es mucho más común en los hombres. Por cada mujer a quien se le diagnostica este cáncer, se le diagnostica a cuatro hombres.
paciente-en-cama-de-hospital
El cáncer de la vejiga es causado por un crecimiento descontrolado de las células que cubren las paredes de la vejiga. Es usualmente tratado con cirugía, quimioterapia, inmunoterapia o radioterapia.
hombre-con-cancer-de-pulmon
El cáncer de pulmón es una de las primeras causas de muerte a nivel mundial. El 30% de las muertes por cáncer, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, se debe a factores de riesgo alimentarios o relativos a hábitos como el tabaquismo, por lo que pueden prevenirse.
El-cáncer-de-ano-enfermedad-poco-frecuente
El cáncer del ano es una forma poco usual de cáncer, aunque su número va en aumento. Esta enfermedad es más común en las mujeres, hombres que tienen sexo anal receptivo y personas cuyo sistema inmunológico ha sido suprimido. El cáncer del ano está relacionado con el virus de papiloma humano (VPH).
dolor-de-lado
El cáncer de hígado es provocado por un crecimiento anormal y descontrolado de células en dicho órgano.
cáncer extrahepático de conductos biliares
El cáncer extrahepático de los conductos biliares es raro y afecta más comúnmente a personas de más de 65 años. Generalmente es tratado con cirugía, y pocas veces con quimioterapia, radioterapia y terapia fotodinámica.
doctora-paciente-cancer-de-boca
El cáncer de boca afecta principalmente a personas mayores de 50 años y es más común en los hombres. Generalmente, el cáncer bucal se trata con cirugía, radioterapia o quimioterapia. Explicamos a continuación cómo es y su tratamiento.
La lumpectomía es la extracción de un tumor en el seno
La lumpectomía es la extracción de un tumor en el seno en aquellos casos en que es canceroso o causa una molestia severa. El cirujano a cargo del procedimiento le dará información sobre su tratamiento. Puede ser que sea diferente a lo que se describe aquí, ya que su tratamiento estará diseñado según sus necesidades particulares.
childhood cancer
Dr. Soren Carstens, Jefe de Operaciones Clínicas, Bupa Global No será fácil decirles a los niños y adolescentes sobre su cáncer o el de otro miembro de la familia; Sin embargo, conocer la verdad, los ayudará a comprender lo que está sucediendo y les permitirá lidiar mejor con los cambios.
0 Minutos de lectura
Man consoling a coworker at work
No está solo, si no sabe qué decir o qué hacer cuando un colega o empleado recibe un diagnóstico de cáncer en esté artículo recibirá algunas recomendaciones. Muchos sobrevivientes de cáncer valoran sus vidas laborales durante y después de su tratamiento, es en el trabajo donde encuentran la forma de restablecer la normalidad, la estabilidad y el contacto social.