Pasar al contenido principal

Síndrome del intestino irritable

síndrome del intestino irritable

Minutos de lectura

El síndrome del intestino irritable es una afección a largo plazo que provoca un dolor o malestar recurrente en el abdomen (barriga) y un hábito intestinal alterado.

Acerca del síndrome del intestino irritable

El síndrome del intestino irritable o también colon irritable es uno de los problemas más comunes del sistema digestivo –aproximadamente 1 de cada 10 personas a nivel mundial padecen de SII y es casi el doble más común en la mujer que en el hombre.

El SII se puede desarrollar a cualquier edad, pero la mayoría de las personas tienen sus primeros síntomas entre los 20 y 35 años de edad.

Síntomas del síndrome del intestino irritable

A la mayoría de las personas con síndrome del intestino irritable, los síntomas resultan una molestia esporádica pero no necesitan consultar a un médico. Sin embargo, en algunas personas la enfermedad afecta gravemente su calidad de vida. Si le resulta difícil lidiar con sus síntomas, consulte a un médico.

El más común es dolor o malestar en el abdomen, y es más frecuente en el lado izquierdo del abdomen inferior. También es posible que usted presente cólicos estomacales. El dolor puede ser ligero o agudo, y puede aliviarse si evacua el vientre. Puede empeorar cuando come. El dolor puede presentarse en un momento particular del día, generalmente por la noche. Las mujeres a menudo ven relación entre el dolor y su ciclo menstrual.

Otro síntoma común es el cambio en los hábitos intestinales. Sus movimientos intestinales pueden alternar entre estreñimiento y diarrea. O bien puede que solo expulse pequeñas cantidades de mucosidad. En ocasiones, tal vez sienta una necesidad urgente de tener una deposición o sus intestinos pueden sentirse muy tirantes. Después, es posible que sienta que los intestinos no se le vaciaron por completo. Puede sentir el abdomen congestionado y puede verse inflamado. Esto es más usual en las mujeres. Estos síntomas pueden ser intermitentes: puede no sentirlos durante meses y sufrir un recrudecimiento repentino.

Otros síntomas que puede tener debido al síndrome del intestino irritable son:

  • sensación de malestar
  • indigestión
  • dolor de cabeza
  • dolor de espalda
  • cansancio
  • problemas de la vejiga, como tener que orinar con mayor frecuencia
  • problemas con la vida sexual, tales como dolor durante o después del acto sexual, o pérdida de interés sexual
  • ansiedad
  • depresión

Estos síntomas pueden ser causados por problemas ajenos al SII. Si usted tiene alguno de estos síntomas, consulte a su médico.

Causas del síndrome del intestino irritable

En la actualidad no se conocen las razones exactas por las que una persona puede desarrollar esta enfermedad. ¿Qué causa el síndrome del intestino irritable?

Podría ser una combinación de:

  • Contracciones más frecuentes o más intensas de los músculos de la pared del intestino –esto puede ocurrir si se interrumpen de alguna forma las señales que van desde el cerebro al estómago cuando los alimentos pasan por el sistema digestivo
  • Mayor sensibilidad al dolor dentro de su intestino
  • Inflamación de los intestinos, como por ejemplo, una infección como la gastroenteritis
  • Su composición genética: puede heredar el SII
  • Factores psicológicos, tales como el estrés, pueden desencadenar los síntomas. Los síntomas también pueden empeorar después de ingerir ciertos alimentos, como por ejemplo alimentos grasos.
  • Los antibióticos y medicamentos antiinflamatorios no esteroides (NSAID) como ibuprofeno y el diclofenac también pueden empeorar los síntomas.

Diagnóstico del síndrome del intestino irritable

Su médico le hará preguntas sobre los síntomas y le examinará. También le hará preguntas sobre su historia clínica.

Para hacer un diagnóstico, su médico le preguntará sobre el dolor, cuándo le viene y qué lo mejora o empeora. Le puede preguntar con qué frecuencia evacua, la facilidad con que evacua y la apariencia de sus heces o si hay presencia de sangre o mucosidad. No hay ningún examen específico para confirmar el SII, por lo tanto, el médico puede indicarle otras pruebas, tales como análisis de sangre, para descartar otros padecimientos.

Si tiene síntomas típicos del síndrome del intestino irritable, es poco probable que necesite más pruebas. No obstante, el médico puede referirle para que se someta a más pruebas si sus síntomas pudieran estar relacionados con afecciones más graves del intestino.

Los síntomas del colon irritable pueden incluir:

  • pérdida de peso
  • sangre o mucosidad en las heces
  • problemas intestinales que aparecen por primera vez después de los 50 años
  • antecedentes familiares de problemas intestinales
  • diarrea que persiste durante más de seis semanas
  • anemia

Le pedirán una muestra de sus heces si el médico piensa que los síntomas pueden deberse a una infección. Esta se enviará a un laboratorio para analizarla.

Tratamiento del síndrome del intestino irritable

Aunque el síndrome del intestino irritable no tiene cura, hay tratamientos que pueden ayudar a reducir los síntomas. Éstos incluyen cambios en su estilo de vida, medicamentos y tratamientos psicológicos. Con la ayuda de su médico, puede decidir cuál es el más adecuado para usted.

Autoayuda

En la mayoría de las personas con síndrome del intestino irritable, un estilo de vida saludable es la manera más efectiva de mejorar los síntomas

Dieta para síndrome del intestino irritable

En la mayoría de las personas con síndrome del intestino irritable, un estilo de vida saludable es la manera más efectiva de mejorar los síntomas. Las siguientes recomendaciones generales sobre la dieta pueden resultarle útiles.

  • Coma a sus horas regulares.
  • Beba suficientes líquidos, pero trate de limitar las bebidas con cafeína, como el té y el café, a un máximo de tres tazas al día, y también limite el consumo de bebidas alcohólicas y gaseosas.
  • Reduzca las comidas ricas en fibras insolubles, tales como pan integral, arroz integral y cereales que contengan salvado cuando sus síntomas empeoren.
  • No coma más de tres raciones de fruta al día.
  • Evite las comidas procesadas. Éstas pueden contener "almidón resistente", el cual es difícil de digerir por el organismo.
  • Si tiene diarrea, elimine de su dieta edulcorantes artificiales como el sorbitol. El mismo se usa en algunos dulces y bebidas sin azúcar, y en productos dietéticos.

Otros consejos sobre estilo de vida

El ejercicio regular es una buena manera de ayudar a reducir sus síntomas. Ayuda a regularizar sus movimientos intestinales y reduce el estrés. La Organización Mundial de la Salud recomienda hacer 150 minutos (dos horas y media) de ejercicios moderados a la semana. Puede hacerlo durante 30 minutos al menos cinco veces a la semana.

Si es evidente que sus síntomas se desencadenan por el estrés, trate de aprender técnicas de relajación o de manejo del estrés.

Si estos tratamientos de autoayuda no funcionan, consulte con su médico para obtener más asesoramiento. Él o ella puede ayudarle a identificar factores que tal vez empeoran su SII y sugerirle otros tratamientos.

Medicamentos para el síndrome del intestino irritable


Hay muchos medicamentos de venta libre disponibles en las farmacias que pueden aliviar algunos de los síntomas del síndrome del intestino irritable.Medicamentos para la diarrea, tales como la loperamida, pueden ayudar. No obstante, debe tomarlos solo cuando sea necesario, no habitualmente.

Ciertos laxantes, tales como la cascarilla de ispágula, pueden ayudarle si tiene estreñimiento. Éstos son laxantes formadores de masa. Los laxantes más fuertes llamados laxantes estimulantes del intestino, tales como la hoja de sen (senna), podrían ayudar. No obstante, si determina que debe tomarlos con mucha frecuencia, es importante que consulte a su médico. Los medicamentos antiespasmódicos, tales como el clorhidrato de mebeverina, citrato de alverina y las cápsulas de aceite de menta, pueden ayudar con los calambres estomacales y los gases.

Repetimos, hable con su médico si debe tomarlos con mucha frecuencia. Los probióticos contienen bacterias útiles y levaduras y vienen en algunos yogures. Hay cierta evidencia científica de que algunas cepas pueden ser útiles para los síntomas del SII, pero no es determinante. 

Si necesita aliviar el dolor, puede tomar analgésicos de venta sin receta como paracetamol (acetaminofeno). No tome ibuprofeno o aspirina (ácido acetilsalicílico), ya que pueden empeorar sus síntomas.Siempre lea la información para el paciente que viene con el medicamento y, si tiene alguna pregunta, consulte al farmacéutico.

Su médico puede recetarle medicamentos para el SII. Los mismos incluyen versiones de venta solo con receta de los medicamentos mencionados anteriormente. Su médico también puede recetarle dosis bajas de antidepresivos, ya que estos pueden reducir el dolor del SII, incluso si no está deprimido.

Terapias verbales

Su médico puede determinar referirlo para un tratamiento psicológico.

Tratamientos de conversación tales como la terapia cognitiva-conductual, la hipnoterapia o la psicoterapia pueden ayudar a aliviar los síntomas del SII. Éstos pueden ser más útiles para personas que tienen dificultades personales con las que lidiar. Su médico pudiera referirle a un terapeuta adecuado.

La disponibilidad y el uso de los distintos tratamientos para síndrome del intestino irritable o colon irritable pueden variar de un país a otro. Consulte a su médico acerca de sus opciones de tratamiento.

Preguntas y respuestas

Respuesta

Los probióticos son un suplemento alimenticio. Contienen bacterias vivas y levaduras que pueden ser útiles para restablecer el equilibrio de bacterias en su intestino. Algunas personas con síndrome del intestino irritable (SII) los encuentran útiles para controlar sus síntomas.

Explicación

Los probióticos son suplementos alimenticios que contienen bacterias vivas y levaduras que ayudan a restablecer el equilibrio de bacterias en su intestino. Las bacterias a menudo se consideran dañinas y causantes de enfermedades, pero hay muchas bacterias buenas que viven en el interior y en la superficie de su cuerpo que ayudan a mantenerle saludable. Esto es especialmente cierto en su intestino. Las bacterias buenas en su tracto gastrointestinal pueden evitar el crecimiento de organismos perjudiciales en su intestino, o que los mismos ingresen a su cuerpo a través de sus intestinos. Algunas personas piensan que tomar probióticos ayuda a mantener equilibrados los niveles de bacterias en su intestino para mantener su buen funcionamiento.
 
Puede comprar probióticos como suplementos alimenticios (cápsulas o tabletas) en su farmacia o tienda de alimentos naturales. Lea siempre el prospecto de información al paciente que viene con sus suplementos y siga las dosis recomendadas. Los probióticos también se pueden comprar en forma de yogur o bebidas (por ej., Danone, Activa o Actimel).
 
Las investigaciones sobre la efectividad de los probióticos para tratar el SII han arrojado resultados contradictorios. Algunos estudios indican que ayudan a aliviar los síntomas del SII, mientras que otros sugieren que no. Se recomienda que las personas con SII tomen probióticos durante un período de prueba de cuatro semanas para ver cómo les resultan. Si después de este tiempo no se observa una diferencia en sus síntomas, deje de tomarlos o pruebe una marca diferente.
 
Si usted tiene alguna pregunta o inquietud acerca de los probióticos, consulte con su médico de cabecera.
 

Más información
 
British Dietetic Association [Asociación Dietética Británica]
https://www.bda.uk.com/

Fuentes

  • Irritable bowel syndrome. Clinical Knowledge Summaries [Resúmenes de Conocimientos Clínicos]. http://www.cks.nhs.uk/, consultado el 19 de agosto de 2009
  • Irritable bowel syndrome in adults: diagnosis and management of irritable bowel syndrome in primary care. National Institute for Health and Clinical Excellence [Instituto Nacional para la Salud y Excelencia Clínica] (NICE), 2008. https://www.nice.org.uk/
  • Probiotics. British Dietetic Association [Asociación Dietética Británica], 2007. https://www.bda.uk.com/

Respuesta

Sí, después de un ataque de intoxicación alimentaria (gastroenteritis) hay riesgo de desarrollar síndrome del intestino irritable (SII), particularmente cuando es causada por ciertas bacterias.

Explicación

La gastroenteritis es una inflamación de su estómago e intestinos a causa de una infección. En el Reino Unido, la gastroenteritis afecta a casi una de cada cinco personas cada año.
 
Existen varios tipos de infecciones que causan gastroenteritis, como por ejemplo aquellas provocadas por virus, bacterias o parásitos. Se piensa que la gastroenteritis por bacterias, en particular, le pone en riesgo de desarrollar SII. La causa más común de la gastroenteritis por bacterias es la intoxicación alimentaria, específicamente por:

  • salmonella, a menudo proveniente de productos lácteos, huevos y aves de corral
  • campylobacter, a menudo proveniente de productos lácteos, carnes de res y aves de corral
  • bacillus, proveniente de arroz recalentado
  • vibrio, a menudo proveniente de mariscos
  • Escherichia coli (E. coli), a menudo proveniente de la carne molida

Aproximadamente una de cada 14 personas que tienen gastroenteritis por bacterias desarrollará síntomas de SII. Usted se encuentra en riesgo particularmente si es mujer y si tuvo diarrea durante un largo período durante un ataque de gastroenteritis.
 
Si tiene alguna pregunta o inquietud acerca del SII o la gastroenteritis, consulte con su médico de cabecera.

Más información

Food Standards Agency [Agencia de Normas de los Alimentos]
www.eatwell.gov.uk

Fuentes

  • Gastroenteritis. Clinical Knowledge Summaries [Resúmenes de Conocimientos Clínicos]. www.cks.nhs.uk, consultado el 24 de agosto de 2009
  • American Journal of Gastroenterology 2003; 98 (9):1970–75
  • Gastroenteritis and irritable bowel syndrome. GP Notebook. https://gpnotebook.com/homepage.cfm, consultado el 24 de agosto de 2009
  • Neal KR, Hebden J, Spiller R. Prevalence of gastrointestinal symptoms six months after bacterial gastroenteritis and risk factors for development of the irritable bowel syndrome: postal survey of patients. BMJ 1997; 314: 779.

Respuesta

Los medicamentos complementarios no se recomiendan para tratar los síntomas del síndrome del intestino irritable (SII).

Explicación

Algunas investigaciones han sugerido que el uso de técnicas de relajación, la bioinformación y medicamentos a base de hierbas pueden ser útiles para controlar los síntomas. La evidencia es limitada y se necesitan más investigaciones para estar seguros de su efectividad, aunque lo mismo se podría decir de muchos de los enfoques al tratar el SII.
 
Si tiene alguna pregunta o inquietud acerca de las terapias complementarias, consulte con su médico de cabecera.

Fuentes

  • Irritable bowel syndrome. Clinical Knowledge Summaries [Resúmenes de Conocimientos Clínicos]. www.cks.nhs.uk, consultado el 24 de agosto de 2009
  • Irritable bowel syndrome in adults: Diagnosis and management of irritable bowel syndrome in primary care. National Institute for Health and Clinical Excellence [Instituto Nacional para la Salud y Excelencia Clínica] (NICE), 2008. https://www.nice.org.uk/

Respuesta

En ocasiones, los síntomas del síndrome del intestino irritable (SII) sí pueden interferir con la vida escolar de los niños que lo padecen. Sin embargo, al mantener informados a los maestros de su hijo sobre su afección y la manera en que le afecta, tal vez pueda reducir esta interferencia al mínimo.

Explicación

Tener un hijo con SII puede ser difícil, especialmente si los síntomas son lo suficientemente graves como para interferir con la escuela. Sin embargo, hay cosas que puede hacer como padre para facilitarle las cosas a su hijo.
 
Es importante informar a la escuela de su hijo sobre su afección, y asegurarse de que esta información llegue a los maestros. Esto facilitará que su hijo pueda salir de clases rápidamente si necesita hacerlo sin llamar innecesariamente la atención. También ayuda que la enfermera de la escuela esté al tanto de la situación para que su hijo pueda recibir medicamentos (en caso de ser necesario) sin tener que explicarlo cada vez y sentirse avergonzado.
 
Algunos niños pueden necesitar ausentarse de la escuela si sus síntomas son particularmente graves. Si esto sucede, es útil establecer un sistema mediante el cual su hijo pueda recibir las tareas escolares en forma regular para que las haga en la casa. Esto evitará que se atrase y facilita el retorno al aula.
 
También es importante que su hijo se mantenga en contacto con sus amigos mientras esté ausente de la escuela. Esto ayudará a mantener un cierto grado de normalidad en la vida de su hijo y puede ayudarle a olvidar los síntomas.
 
Si tiene alguna pregunta o inquietud acerca del SII de su hijo, consulte con su médico de cabecera.

 

Esta información fue publicada por el equipo de Bupa de información sobre la salud, y está basada en fuentes acreditadas de evidencia médica. Ha sido sometida a revisión por médicos de Bupa. Este contenido se presenta únicamente con fines de información general y no remplaza la necesidad de consulta personal con un profesional de la salud calificado.
 

Fecha de publicación: 2020

Artículos recomendados

Lee nuestros artículos según la categoría que más te interese
Enfermedad de Crohn
La enfermedad de Crohn es una enfermedad inflamatoria del intestino y puede tener efectos a corto y largo plazo. Provoca síntomas como diarrea y dolor abdominal. Es una enfermedad leve en algunas personas y para otras puede ser grave.
5 Minutos de lectura
Enfermedad de Huntington
La enfermedad de Huntington es un trastorno hereditario que provoca una degeneración de las células cerebrales. Esto resulta en una pérdida progresiva de la capacidad mental, control del movimiento y cambios en la personalidad.
5 Minutos de lectura
paciente con cataratas
Una catarata es una opacidad indolora de la lente interna del ojo. Las cataratas generalmente se desarrollan en el transcurso de un períodoUna catarata es una opacidad indolora de la lente interna del ojo. Las cataratas generalmente se desarrollan en el transcurso de un período largo de tiempo y empeoran la vista gradualmente.
5 Minutos de lectura
osteoartritis con dolor de rodilla
La osteoartritis es una enfermedad que afecta las articulaciones, lo que provoca rigidez y dolor. Generalmente se desarrolla durante varios años y frecuentemente afecta las articulaciones del cuerpo que soportan peso, por ejemplo, las rodillas, las caderas, los pies y la columna vertebral.
5 Minutos de lectura
Estrabismo
El estrabismo ocurre cuando un ojo mira en dirección diferente al otro cuando se enfoca un objeto.   La afección suele diagnosticarse cuando su hijo es pequeño o bebé. Sin embargo, es posible desarrollar estrabismo en la adultez. Afecta a aproximadamente uno de cada 20 niños.   
6 Minutos de lectura
doctor-con-enfermera-
La hipermetropía es un problema común de la visión por el cual las personas no pueden enfocar objetos cercanos y entonces los ven borrosos. En medicina, la hipermetropía es conocida como hiperopía. Otro nombre es visión de lejos.  
6 Minutos de lectura
hipospadias en bebés
El hipospadias es una anomalía que afecta el desarrollo de la uretra, el conducto que conduce la orina desde la vejiga hacia el exterior del cuerpo. Como resultado, el orificio uretral se desarrolla ubicándose en el lugar incorrecto.
8 Minutos de lectura
Incontinencia urinaria
La incontinencia urinaria es el escape involuntario de orina. La incontinencia de urgencia es la necesidad repentina y urgente de orinar, generalmente seguida de un escape incontrolable.  
6 Minutos de lectura
Marcas de nacimiento
Las marcas de nacimiento son manchas oscuras o de color en la piel que están presentes en el momento del nacimiento o aparecen muy poco tiempo después. El nombre médico de una marca de nacimiento es “nevo” o “nevus”.
5 Minutos de lectura
Otitis media secretora
La otitis media secretora es muy común en niños; aproximadamente cuatro de cada cinco niños habrán padecido esta afección al menos una vez al cumplir los cuatro años. 
12 Minutos de lectura
Preeclampsia en el embarazo
La preeclampsia es una afección que se presenta en las embarazadas. Ella ocasiona hipertensión arterial en la madre y puede causar eclampsia (convulsiones) y otros problemas graves. En el bebé puede dar como resultado problemas de crecimiento, parto prematuro y muerte del recién nacido. Afecta a uno de cada 25 embarazos.
8 Minutos de lectura
La importancia de la protección solar
Recibir baños de sol con regularidad es necesario para mantener una buena salud. La exposición solar diaria moderada nos ayuda con la producción de vitamina D, un elemento esencial para promover la absorción de calcio y la salud ósea óptima en nuestro cuerpo. 
4 Minutos de lectura