Pasar al contenido principal

Sinusitis

sinusitis

0 Minutos de lectura

La sinusitis es la afección que consiste en la inflamación o hinchazón del tejido mucoso que recubre los senos paranasales. Ocurre como resultado de una infección por virus, hongos o bacterias o bien debido a diversos alérgenos. Según su duración, puede clasificarse en Sinusitis Aguda, Sinusitis Subaguda y Sinusitis Crónica. Según la zona afectada, se clasifica como sinusitis etmoidal, sinusitis esfenoidal, sinusitis frontal o sinusitis maxilar.

¿Qué es la sinusitis?

La sinusitis es la inflamación del revestimiento que recubre uno o más de los senos nasales, originada frecuentemente por virus, bacterias, hongos o alérgenos.

¿Es contagiosa la sinusitis?

La sinusitis, por tanto, no es contagiosa. Lo que sí puede contagiarse es la causa que produce la sinusitis, que, en el caso de la sinusitis aguda, suele ser inducida frecuentemente por el virus del resfriado común. 

¿Qué son los senos nasales?

Los senos nasales son espacios llenos de aire dentro de los huesos de la cara que se abren hacia la cavidad nasal. Están revestidos con la misma membrana que la nariz. Este revestimiento se denomina membrana mucosa y produce una secreción viscosa llamada mucosidad que mantiene los conductos nasales húmedos y atrapa las partículas de suciedad y las bacterias.

Tipos de senos nasales

Las personas tienen cuatro pares principales de senos nasales: 

  • Los senos frontales están a cada lado de la frente, encima de los ojos
  • Los senos maxilares están en cada pómulo

Diagrama de los senos nasales maxilares

  • Un seno nasal maxilar
  • Los senos etmoidales, que son los más pequeños, están detrás del puente de la nariz, entre los ojos
  • Los senos esfenoidales están entre la parte superior de la nariz y detrás de los ojos
     

Diagrama de los senos nasales frontal, etmoidales y esfenoidales

Ubicación de los senos nasales frontal, etmoidales y esfenoidales.

Sinusitis agudas, subagudas, y crónicas

Si la sinusitis dura menos o hasta cuatro semanas se denomina sinusitis aguda. Si la inflamación de los senos nasales dura entre cuatro semanas hasta tres meses se denomina subaguda, y, finalmente, sinusitis crónica cuando es de más de 3 meses de duración.

Sinusitis etmoidal, maxilar, esfenoidal y frontal

Atendiendo a la zona afectada por la inflamación, la sinusitis se puede clasificar como sinusitis etmoidal, sinusitis esfenoidal, sinusitis maxilar y sinusitis frontal. Como es lógico, los síntomas pueden variar dependiendo de qué zona sea la afectada, aunque el tratamiento es básicamente similar.

Los términos médicos “agudo”, “subagudo” y “crónico” hacen referencia al tiempo que dura la afección, y no al nivel de gravedad de la misma.

Síntomas de la sinusitis

Si tienes sinusitis tus síntomas pueden incluir:

  • Dolor y presión en el rostro, que empeora cuando te inclinas hacia delante.
  • Nariz congestionada con mucosidad verde o amarilla, que puede drenar desde la parte de atrás de la nariz hacia la garganta y causar dolor de garganta y tos.
  • Dolor de cabeza.
  • Entre los síntomas menos comunes de la sinusitis se incluyen cansancio, sentido del olfato reducido, mal aliento (halitosis) y fiebre.

El dolor que sientas dependerá de cuáles de tus senos nasales son los afectados:

  • La sinusitis frontal puede ocasionar dolor justo arriba de las cejas y la frente puede estar sensible al tacto.
  • La sinusitis maxilar puede ocasionar dolor en la mandíbula superior, los dientes y las mejillas y puede confundirse con un dolor de muelas.
  • La sinusitis etmoidal puede causar dolor alrededor de los ojos y a los costados de la nariz.
  • La sinusitis esfenoidal puede causar dolor alrededor de los ojos, en la parte superior de la cabeza o en las sienes. También puedes tener dolor de oído y dolor en el cuello.
Acude a tu médico de cabecera de inmediato si se te inflaman los párpados cuando tienes sinusitis, tienes rigidez en el cuello, confusión y sopor, sensibilidad a la luz o problemas de coordinación

En muy raras ocasiones, una infección de los senos nasales puede propagarse hasta los huesos de la cara o las membranas que recubren el cerebro. También raramente, la sinusitis puede extenderse para formar un saco de pus (absceso) en la órbita del ojo, el cerebro o el hueso facial. Si se te inflaman los párpados cuando tienes sinusitis lo recomendable es acudir a tu médico de cabecera de inmediato, para que pueda determinar la gravedad de tu sinusitis.

Causas de la sinusitis

La sinusitis suele estar ocasionada por una infección en las membranas mucosas debido a un virus, bacteria u hongo. La mayoría de las personas que sufren sinusitis aguda han tenido una infección viral, como por ejemplo un resfriado común. Durante un resfriado las membranas mucosas se inflaman y tienden a bloquear el orificio de los senos nasales.
 
Los agentes irritantes y alérgenos pueden inflamar el revestimiento de la nariz y los senos nasales, ocasionando así la sinusitis. Algunos agentes irritantes pueden ser:

  • Alérgenos aerotransportados, como el polen de los árboles y el césped 
  • Humo y contaminación del aire
  • Atomizadores que contienen sustancias químicas (por ejemplo, detergentes domésticos)
  • Las adenoides inflamadas y protuberancias en las membranas mucosas, como pueden ser los pólipos nasales, pueden bloquear los orificios de los senos nasales y ocasionar sinusitis.

Las personas que sufren ciertas afecciones médicas, como puede ser la fibrosis quística, son más propensas a tener sinusitis.

Diagnóstico de la sinusitis

Tu médico de cabecera te preguntará cuáles son tus síntomas y te examinará. También te hará preguntas sobre tus enfermedades y operaciones anteriores.

Por lo general, tu médico podrá diagnosticar la sinusitis aguda simplemente examinándote, sin necesidad de acudir a otros estudios médicos.

Si tienes sinusitis crónica, y tu tratamiento no ha dado resultado, tu médico de cabecera puede referirte a un médico que se especialice en oído, nariz y garganta. Puedes necesitar una radiografía para determinar la causa de tu sinusitis crónica. El especialista puede recomendar una nasoendoscopia (también conocida como endoscopia nasal), en la que se te inserta por la fosa nasal un pequeño tubo flexible con una luz y un lente de cámara en el extremo (endoscopio) para poder ver dentro de los senos nasales.

Tratamiento para la sinusitis

No hay una pastilla específica para la sinusitis. Y la mayoría de las personas que tienen sinusitis aguda mejoran sin un tratamiento específico. No obstante, si los síntomas continúan por más de una semana, o parecen empeorar, lo mejor es que consultes con tu médico de cabecera, para que éste te diga qué medicamento tomar para la sinusitis.

¿Qué puedes hacer para aliviar la sinusitis de formal natural?

Para algunas personas respirar el vapor de un tazón con agua caliente (no hirviendo) les alivia los síntomas. Sin embargo, se trata de un remedio natural que esto no está comprobado científicamente. Puedes probar a sentarte en el baño y dejar correr el agua caliente en la ducha. Colocar un paño tibio en las áreas del rostro que te duelen, y dormir con la cabeza y los hombros levantados con almohadas puede ayudarte, pero, una vez más, se trata de un remedio casero, y hay que resaltar que no existe evidencia científica que  lo sustente. 

¿Qué medicamentos sin receta son útiles para tratar la sinusitis?

Por otro lado, existe cierta evidencia de que usar atomizadores o gotas nasales con agua salada puede aliviar los síntomas de la sinusitis crónica. Estos están disponibles en las farmacias, sin necesidad de una receta médica.

Los analgésicos de venta libre, como el ibuprofeno o el paracetamol, pueden aliviar el dolor de cabeza producido por tu sinusitis y bajar la temperatura si tienes fiebre. Siempre lee el prospecto de información al paciente que viene con tu medicamento y pide asesoramiento a tu farmacéutico o médico en caso de duda.

También hay disponibles varios atomizadores nasales de venta libre y con receta de tu médico de cabecera. Entre ellos se incluyen los descongestionantes (por ejemplo, Sudafed) y los esteroides leves (por ejemplo, Beconase). Tu médico de cabecera o farmacéutico puede recomendarte el tratamiento más adecuado para ti.

Tratamiento médico para la sinusitis

Si tu médico de cabecera considera que la causa de tu sinusitis es una infección bacteriana, o si desarrollas una infección bacteriana secundaria debido a la inflamación de tus senos nasales, es posible que te receten antibióticos para tu sinusitis. No obstante, las investigaciones demuestran que 8 de cada 10 personas con sinusitis aguda se mejoran en dos semanas sin recibir antibióticos.

Si tienes sinusitis y, además, eres alérgico, controlar tu alergia te pueda ayudar a reducir los síntomas de la sinusitis. Las pastillas de antihistamínicos como la loratadina (por ejemplo, Clarityn) pueden ayudar a lograr esto.

Cirugía para sinusitis

Si tienes sinusitis crónica que no mejora con tratamientos médicos (medicamentos) o caseros, tu especialista puede sugerirte que consideres la cirugía.
 
En la cirugía endoscópica funcional de los senos nasales (FESS, por sus siglas en inglés) el cirujano lava los senos nasales y ensancha los orificios de drenaje con un endoscopio. Esto se puede hacer con anestesia general o local.
 
Otros tipos de operaciones de cirugía para la sinusitis pueden extraer los pólipos nasales o corregir una obstrucción en la nariz que puede ser la causa de tu sinusitis. Pide más información a tu médico acerca de los distintos tipos de cirugía, ya que toda cirugía conlleva riesgos de complicaciones y efectos secundarios.

Preguntas y respuestas

Viajar en avión puede ocasionar dolor en los senos nasales, por lo que quizás preferirías no viajar en avión si estás pasando por una crisis de sinusitis crónica. No obstante, usar descongestionantes y atomizadores nasales podría aliviar tus síntomas lo suficiente como para viajar con más comodidad.

Explicación

Cuando subes en un avión, la presión del aire es menor que en la tierra. Puede que hayas notado que una botella de agua se expande a medida que el avión se eleva y se escuchará un silbido de aire que escapa cuando la abres. Esto se debe a que el aire que había estado sellado dentro de la botella cuando estaba en tierra firme se expande cuando la presión del aire afuera se reduce. Lo mismo ocurre con el aire dentro de los senos nasales. Por lo general, el aire expandido fluye a través de tus senos nasales de modo tal que la presión del aire dentro de estos es la misma que la del aire que lo rodea. A esto se le llama equilibrar. Sin embargo, si tus senos nasales están inflamados, el aire puede quedarse atrapado dentro y expandirse contra las paredes de tus senos nasales, lo que causa un dolor que puede ser muy intenso. Puede que te duela la cabeza o el rostro. En circunstancias extremas, el aire que se expande puede causar sangrado dentro de los senos nasales o puede dañar algunos nervios cercanos.

Si tienes sinusitis crónica, también podrías tener problemas cuando el avión aterrice. Si el aire no entra en tus senos nasales al momento de aterrizar, el aire atrapado adentro ocupa menos espacio. Esto puede ocasionar una ‘succión’ dolorosa en las paredes de tus senos nasales.

Usar gotas o atomizadores nasales descongestionantes, como la oximetazolina, puede ayudar a tus senos nasales a equilibrarse. Los descongestionantes orales también pueden ayudar; sin embargo, no debes usarlos si tienes hipertensión arterial o una cardiopatía. Si tienes una alergia que empeora la sinusitis, asegúrate de controlarla. Consulta con tu médico de cabecera o farmacéutico para obtener asesoramiento. Si definitivamente viajas en avión y luego sufres un dolor que dura más de uno o dos días, o si tus síntomas empeoran, debes consultar a tu médico de cabecera.

Puede que sea difícil para ti o para tu médico saber a ciencia cierta si la sinusitis va a ser un problema al viajar en avión. Si sabes que tienes dificultades para equilibrar la presión en tus senos nasales, quizás decidas que es mejor no volar.

No, la sinusitis no es contagiosa.

Explicación

La sinusitis no es contagiosa, pero la causa de ésta puede ser que sí lo sea. La causa más común de la sinusitis es un resfriado o una gripe. Cuando estás resfriado o tienes el virus de la gripe, tus senos nasales pueden inflamarse y esto impide que la mucosidad drene apropiadamente. Esto luego puede ocasionar una infección bacteriana secundaria, lo que a su vez puede provocar más inflamación.

Si tú o un familiar tenéis un resfriado, tratad de evitar propagar el virus haciendo lo siguiente:

  • cubrirse la boca al toser o estornudar
  • lavarse las manos con frecuencia y secándolas adecuadamente
  • botar los pañuelos desechables usados en la basura de inmediato


También deberías decirle a tus hijos que no compartan juguetes si uno de ellos tiene un resfriado o gripe, y lavar todos los juguetes con agua jabonosa después de que los usen.

Si tienes una infección en los senos nasales, particularmente si tienes sinusitis etmoidal, la misma puede extenderse a la órbita del ojo y a las áreas aledañas. Esta puede ser una complicación grave de la sinusitis aguda y debes buscar tratamiento médico lo antes posible.

Explicación

En la mayoría de los casos, la sinusitis mejora sin problemas, a menudo sin un tratamiento específico. No obstante, pueden desarrollarse problemas más graves si la infección se extiende a las partes cercanas de tu rostro y cráneo, lo que incluye las órbitas de los ojos y el cerebro. La infección también puede extenderse hacia la sangre y huesos aledaños.

Si tienes sinusitis y notas que se enrojece o se hincha el área alrededor de los ojos, parece que los ojos sobresalen, o tu visión empeora (como visión doble), esto puede ser una señal de que el área alrededor del globo ocular ha sido infectada. A esto se le llama celulitis orbital. Si no recibes tratamiento rápidamente, esto puede provocar problemas graves, como ceguera y meningitis. El tratamiento puede incluir inyecciones de antibióticos o cirugía para drenar la inflamación en caso de que sea probable que afecte permanentemente tu vista.

Los senos nasales están muy cerca de los recubrimientos protectores del cerebro y la infección puede expandirse hasta allí. A esto se le llama meningitis. Busca atención médica urgentemente si tienes cualquiera de los siguientes síntomas además de la sinusitis:

  • dolor de cabeza intenso con rigidez en el cuello
  • confusión y sopor
  • sensibilidad a la luz
  • problemas de coordinación
  • vómitos y diarrea

Más información

The British Association of Otorhinolaryngologists (ENT-UK)
020 7404 8373
www.entuk.org

Fuentes

  • Sinusitis. ENT UK. www.entuk.org
  • Zalmanovici A, Yaphe J. Intranasal steroids for acute sinusitis. Cochrane Database of Systematic Reviews 2009, Issue 4. Fecha de emisión: 10.1002/14651858.CD005149.pub3
  • Sinus infection (Sinusitis). National Institute of Allergy and Infectious Diseases. www.niaid.nih.gov
  • Simon C, Everitt H, van Dorp F. Oxford handbook of general practice. 3ª edición. Oxford: Oxford University Press
  • Harvey R, Hannan SA, Badia L, et al. Nasal saline irrigations for the symptoms of chronic rhinosinusitis. Cochrane Database Syst Rev 2007, Issue 3. Fecha de emisión: 10.1002/14651858.CD006394.pub2
  • Ahovuo-Saloranta A, Borisenko OV, Kovanen N, et al. Antibiotics for acute maxillary sinusitis. Cochrane Database Syst Rev 2008, Issue 2. Fecha de emisión: 10.1002/14651858.CD000243.pub2

Esta información fue publicada por el equipo de Bupa de información sobre la salud y está basada en fuentes acreditadas de evidencia médica. Ha sido sometida a revisión por médicos de Bupa. Este contenido se presenta únicamente con fines de información general y no reemplaza la necesidad de consulta personal con un profesional de la salud calificado.

Fecha de publicación: 2020


Artículos recomendados

Mujer con mononucleosis
La mononucleosis infecciosa (también conocida como fiebre glandular) es una enfermedad común en adolescentes y en adultos jóvenes. La mayoría de las personas se recuperan de la infección en pocas semanas. Sin embargo, en un reducido número de casos, esta puede ocasionar complicaciones más graves.
3 Minutos de lectura
Fiebre escarlatina en bebé
La fiebre escarlatina es una enfermedad infecciosa ocasionada por una bacteria llamada estreptococo y se caracteriza por una erupción.
3 Minutos de lectura
Dolor de espalda
El dolor de espalda generalmente afecta la zona lumbar. Puede ser un problema a corto plazo, que puede durar pocos días o semanas, o continuar varios meses o incluso varios años. La mayoría de las personas tendrán alguna forma de dolor de espalda en alguna etapa de sus vidas.
8 Minutos de lectura
Dislexia en niños
La dislexia es una afección que impide el desarrollo de habilidades basadas en el lenguaje, incluyendo leer, deletrear y escribir.
6 Minutos de lectura
Degeneración macular relacionada con la edad
La degeneración macular relacionada con la edad es una enfermedad que afecta la habilidad de una persona de ver lo que está directamente frente a ella, es decir, su visión central. Es la causa más frecuente de ceguera en personas de más de 60 años en el mundo occidental.
3 Minutos de lectura
crup
El crup es el nombre común de la laringotraqueobronquitis. Ocurre cuando la laringe (caja laríngea), la tráquea y los bronquios (conductos de aire hacia los pulmones) contraen una infección.  Es una afección común y muy pocas veces tiene consecuencias graves. El crup afecta principalmente a niños menores de seis años de edad. 
3 Minutos de lectura
Conjuntivitis
La conjuntivitis es la inflamación de la membrana superficial transparente (la conjuntiva) que recubre la parte blanca del ojo.
3 Minutos de lectura
Cólicos en bebés
Los cólicos en bebés son motivo de llanto inconsolable en un recién nacido sin otro problema de salud. Un bebé con cólicos llora con más frecuencia y durante más tiempo que otros niños. Los cólicos normalmente mejoran por sí solos y la mayoría de los bebés los "superan" hacia los seis meses de edad.
3 Minutos de lectura
Comiendo hamburguesa
Tener colesterol alto supone un considerable aumento del riesgo a padecer una enfermedad del corazón y accidente cerebrovascular. Aunque el colesterol es un tipo de grasa que fabrica el cuerpo esencial para la salud, ciertos tipos de colesterol en la sangre pueden ser dañinos.
10 Minutos de lectura
Circuncisión-en-hospital
El paciente se reunirá con el cirujano que realizará el procedimiento para conversar sobre la atención que recibirá. Dicha atención estará diseñada para satisfacer sus necesidades individuales y podría diferir de la atención descrita aquí.
10 Minutos de lectura
Tétanos
El tétanos es una enfermedad causada por una infección bacteriana. Afecta el sistema nervioso y al cerebro, causando espasmos y convulsiones que pueden ser mortales.
1 Minutos de lectura
lactancia materna
Esta hoja informativa está destinada a mujeres que amamantan o a quienes desean informarse sobre el tema. La lactancia materna satisface las necesidades nutricionales del bebé para que crezca y se desarrolle saludablemente.