Pasar al contenido principal

Cólicos en bebés

Cólicos en bebés

3 Minutos de lectura

Los cólicos en bebés son motivo de llanto inconsolable en un recién nacido sin otro problema de salud. Un bebé con cólicos llora con más frecuencia y durante más tiempo que otros niños. Los cólicos normalmente mejoran por sí solos y la mayoría de los bebés los "superan" hacia los seis meses de edad.

Qué son los cólicos

Los cólicos son un tipo de dolor abdominal y son una afección común en los bebés. Uno de cada cinco bebés tiene cólicos en los primeros meses de vida. Los cólicos afectan por igual a niños y niñas, así como a bebés amamantados y a los alimentados con biberón.
 
No se conoce la causa de los cólicos, pero normalmente son inocuos y duran unos pocos meses antes de mejorar por sí solos. No obstante, pueden resultar muy inquietantes para los padres y los cuidadores.

Síntomas de los cólicos en recién nacidos

Los cólicos normalmente comienzan cuando su bebé tiene algunas semanas de nacido, y los síntomas duran algunos meses. La mayoría de los bebés los "superan" cuando cumplen tres o cuatro meses de nacidos o a los seis meses cuando más.  
 
Su recién nacido puede llorar durante varias horas al día y quizás a usted le resulte difícil consolarlo o calmarlo. Un bebé con cólicos puede llorar a cualquier hora del día, pero usted puede notar que es peor al caer la tarde o de noche. Aunque se cree que los cólicos no son dolorosos para su bebé, puede parecer molesto.

¿Cómo saber si me bebé tiene cólicos?

Es posible que su bebé:

  • arquee la espalda
  • suba sus piernas hacia su barriga
  • se ponga rígido
  • expulse gases
  • apriete los puños

Aunque su bebé tenga cólicos, igualmente deberá comer bien y aumentar de peso. Si su bebé no hace esto, consulte a su visitador sanitario o médico de cabecera.
 
Es probable que le provoque mucha angustia manejar los síntomas de los cólicos, especialmente si se trata de su primer hijo. Puede resultar muy difícil lidiar con el llanto constante de su bebé o tratar de consolarlo, por lo tanto, es importante que usted se cuide a sí misma, obtenga apoyo y que se tome un descanso si no lo resiste más.
 

Causas de los cólicos en bebés

Hasta el presente no se conocen con certeza las razones exactas por las que su bebé puede tener cólicos. Sin embargo, existen muchas causas posibles. A continuación, se enumeran las principales hipótesis:

  • Si usted fuma durante el embarazo, su bebé podría ser más propenso a tener cólicos.
  • Su bebé podría tener una indigestión dolorosa o gases.
  • Su bebé podría ser susceptible a la lactosa en la leche materna o a las proteínas de la leche de vaca en la fórmula. Esto puede causar intolerancia durante el desarrollo del sistema digestivo de su bebé en los primeros meses de vida.
  • Su bebé puede ser más susceptible que otros bebés. Esto puede implicar que sea más susceptible al entorno o a la sobreestimulación.

Diagnóstico de los cólicos en bebés

Si a usted le preocupa el llanto de su bebé, debe consultar a su médico de cabecera o al visitador sanitario para tener la seguridad de que no es un problema de salud más grave.
 
Antes de ver a su médico de cabecera, piense en todas las razones por las que su bebé podría estar llorando. A continuación, se mencionan algunas de las principales causas del llanto:

  • Gases. Si usted alimenta a su bebé con biberón, siéntelo erguido mientras lo esté alimentando. Esto reduce la cantidad de aire que su bebé traga cuando se alimenta y podría ayudar a evitar los gases. Su visitador sanitario le podrá enseñar a hacer esto. Hacer eructar a su bebé también ayudará a eliminar los gases.
  • Hambre o sed. Consulte a su visitador sanitario para saber si su bebé está comiendo lo suficiente.
  • Temperatura. Compruebe si su bebé tiene demasiado calor o demasiado frío. Si es posible, mantenga la temperatura de la habitación a 18ºC.
  • Picazón. La picazón provocada por la ropa, etiquetas o eczema pueden irritar a su bebé.
  • Dolor, como dermatitis del pañal.

Si su bebé sigue llorando, consulte a su médico de cabecera o visitador sanitario. El profesional examinará a su bebé y le hará preguntas sobre el comportamiento de su bebé. Esto le ayudará a descartar otras enfermedades o causas del llanto.
 
Los médicos normalmente diagnostican cólicos si su bebé llora más de tres horas al día, durante más de tres días a la semana, por un período de más de tres semanas.
 

Tratamiento de los cólicos en bebés

No existe un único tratamiento para los cólicos que funcione para todos los bebés. Todos los bebés se consuelan de distintas maneras y quizás usted deba probar varios métodos para ver cuál funciona mejor. Con el tiempo, los cólicos desaparecerán y el llanto de su bebé mejorará después de algunos meses.

Cómo aliviar los cólicos de un bebé de forma natural

Es posible que las siguientes técnicas le resulten útiles para calmar a su bebé:

  • Sostenga en brazos a su bebé y camine o baile con él. Los bebés necesitan mucho contacto y les gusta el movimiento.
  • Cargue a su bebé en un portabebés delantero o tipo mochila.
  • Pruebe a usar un columpio para bebés.
  • Cántele suavemente, póngale música y háblele a su bebé.
  • Le puede resultar útil cambiar la posición de su bebé manteniéndolo más erguido para que pueda mirar más a su alrededor.
  • Intente calmar a su bebé con ruidos o vibraciones constantes, por ejemplo, el ruido de una aspiradora o una lavadora o el de agua corriente.
  • Lleve a su bebé a pasear en automóvil o en el cochecito.
  • Dele a su bebé un chupete para que succione.
  • Bañe a su bebé: el agua tibia puede consolarle.

 
Su médico de cabecera o visitador sanitario podría recomendarle que cambie la dieta suya o la de su bebé. Esto podría ayudar si su bebé es susceptible a la lactosa o a las proteínas de la leche de vaca.
 
Si usted está amamantando a su bebé puede probar a suprimir de su dieta por una semana las bebidas con cafeína o la leche de vaca y los alimentos lácteos, para ver si los síntomas de su bebé mejoran.
 
Si alimenta a su bebé con biberón, su médico de cabecera o visitador sanitario podría recomendarle cambiar el tamaño del orificio en la tetilla, ya que si la tetilla es demasiado pequeña eso puede hacer que su bebé trague mucho aire.

Su médico de cabecera o visitador sanitario también podría recomendarle cambiar a otra fórmula, llamada fórmula hipoalergénica, durante una semana. Si los síntomas de su bebé no mejoran, puede volver a la leche de su fórmula habitual.
 
También puede probar a añadir gotas de lactasa a la leche cuando lo alimente. La lactasa descompone la lactosa y podría ayudar a mejorar los síntomas de su bebé. Puede añadir gotas de lactasa al biberón con fórmula o a la leche materna. Si está amamantando al bebé, añada las gotas a una pequeña cantidad de leche materna extraída y désela a su bebé usando una cucharita esterilizada.

Intente esto durante una semana para ver si los síntomas mejoran. La lactasa puede comprarse en una farmacia. Lea siempre el prospecto de información al paciente, y si tiene preguntas, consulte al farmacéutico.
 
No elimine ningún alimento de su dieta sin antes consultar a su médico de cabecera o visitador sanitario.
 

Medicamentos para cólicos en bebés

Un medicamento llamado simeticona podría ayudar a mejorar los síntomas de los cólicos, pero los médicos desconocen cuán bien funciona. La simeticona se administra en forma líquida, que se añade a la leche. Se usa para aliviar la retención de gases.
 
Pruebe la simeticona durante una semana para ver si los síntomas de su bebé mejoran.

Terapias complementarias

La aromaterapia y los masajes en la barriga se usan como tratamientos para los cólicos. Sin embargo, no existe evidencia de la eficacia de estos tratamientos. Siempre consulte a un profesional calificado ya que algunas terapias complementarias, aceites para masajes y aromaterapia pueden resultar perjudiciales para los bebés.

Preguntas y respuestas

Respuesta

Los bebés lloran por muchas razones y a veces resulta difícil saber por qué. No obstante, el llanto causado por cólicos suena distinto al llanto normal. En general, es un llanto furioso e intenso y a usted le puede sonar más urgente e incómodo que el llanto normal de su bebé. Generalmente comienza al caer la tarde y en la noche, y puede durar horas.

Explicación

Su bebé puede llorar por muchas razones y a veces puede ser difícil saber por qué está llorando, especialmente si se trata de su primer bebé. Los bebés pueden llorar cuando están cansados, tienen hambre o sed, demasiado calor o frío, o cuando quieren que los consuelen. Pronto aprenderá a saber por qué llora su bebé.

El llanto causado por cólicos suena distinto al llanto normal. El volumen y el sonido varían más que el llanto normal y su tono es más agudo. El llanto de su bebé puede sonar más urgente y más irritante para usted y le puede hacer sentir incómodo. El rostro de su bebé puede ponerse colorado y ruborizado y el llanto es furioso. Es posible que encuentre que no hay nada, o casi nada, que usted pueda hacer para consolarlo.

Los bebés con cólicos suelen llorar en las últimas horas de la tarde o en la noche y pueden llorar de continuo durante horas.

Un cambio en el llanto de su bebé también puede ser signo de problemas de salud, algunos de los cuales pueden ser graves. Si está preocupado, consulte a su médico de cabecera o visitador sanitario. Si el llanto de su bebé se vuelve débil, de tono agudo y constante y tiene otros síntomas como fiebre, erupción o problemas respiratorios, debe buscar ayuda médica de inmediato.

Respuesta

El llanto del bebé puede provocarle a usted mucho estrés y frustración. Hay muchas cosas que usted puede hacer que ayudarán a calmar a su bebé. Sin embargo, si usted siente que no puede lidiar con ello, es importante que busque ayuda. Pida a sus familiares y amigos que le den un descanso y hable con su visitador sanitario o médico de cabecera. 

Explicación

Si su bebé tiene cólicos, su llanto puede provocarle a usted mucho estrés, frustración y angustia. Quizás sienta que no hay nada que usted pueda hacer para detener el llanto y que no hay forma de consolar a su bebé. Es importante recordar que estos momentos difíciles no durarán para siempre.
 
Primero, compruebe que el llanto de su bebé no tiene una causa específica, como por ejemplo, que tenga hambre, sed o necesite un cambio de pañales. Si parece que no hay nada que cause el llanto y usted se siente frustrado y alterado porque no puede consolar a su bebé, déjelo en un lugar seguro, como su cuna o cochecito y vaya a otra habitación durante unos minutos para tomar un descanso.
 
Si se siente abrumado, pídale a su pareja o a un amigo o un familiar que se encargue del bebé por un rato, aunque sea por una hora o dos, para que usted pueda tomarse un buen descanso del llanto de su bebé. Salga y pase un rato lejos de su bebé. Esto le ayudará a sentirse más calmado y más capaz de manejarlo. Cuando su bebé esté dormido es una buena idea que usted también duerma o descanse.
 
Hable con su visitador sanitario o su médico de cabecera y pida ayuda. Existen grupos de apoyo y organizaciones para padres que pueden ayudarle a manejar la situación y a ponerle en contacto con otros padres que tienen problemas con el llanto de sus bebés. 

Respuesta

Si usted está amamantando a su bebé, existe una pequeña probabilidad de que algunos de los alimentos que usted ingiere pudieran hacer que su bebé tenga cólicos. No obstante, es importante no eliminar alimentos de su dieta sin consultar a su médico de cabecera o visitador sanitario.

Explicación

Si su bebé es amamantado, sus cólicos pueden ser causados por alérgenos provenientes de los alimentos que usted come. Estos pasan a su bebé a través de la leche materna.
 
Su médico de cabecera o visitador sanitario podrían recomendarle cambiar a una dieta hipoalergénica durante una semana para ver si los síntomas de su bebé mejoran. Esto significa eliminar la leche de vaca y los productos lácteos como queso y yogur. Si, luego de una semana, los síntomas de su bebé han mejorado, usted puede dejar de ingerir leche de vaca y lácteos hasta que su bebé haya crecido.
 
Si usted deja de ingerir leche de vaca y productos lácteos, su médico de cabecera le pedirá que tome un suplemento de calcio para asegurar que usted obtenga todos los nutrientes que necesita. 
 
También puede añadir gotas de lactasa a la leche materna. La lactasa descompone la lactosa en el organismo y puede mejorar los síntomas de cólicos en algunos bebés. Puede extraerse leche materna y dársela a su bebé en un biberón al que se le añade unas gotas de lactasa. También puede extraerse una pequeña cantidad de leche, añadir unas gotas de lactasa y dársela a su bebé usando una cucharita esterilizada.
 
Su médico de cabecera o visitador sanitario podrían recomendarle eliminar de su dieta alimentos tales como huevos, trigo, frutos secos y bebidas con cafeína durante una semana para ver si los síntomas de su bebé mejoran. Quizás necesite asesoramiento de un nutricionista para que le ayude a hacer esto. No elimine ningún alimento de su dieta sin antes consultar a su médico de cabecera o visitador sanitario.
 
Si los síntomas de su bebé mejoran cuando usted cambia su dieta o agrega lactasa a la leche materna, esto no significa que su bebé tenga intolerancia a la lactosa o sea alérgico a la leche de vaca. Estas son afecciones poco comunes que afectan a muy pocos bebés con cólicos.

 

Esta información fue publicada por el equipo de información sobre salud de Bupa y está basada en fuentes acreditadas de evidencia médica. Ha sido sometida a revisión por pares por parte de médicos de Bupa. Este contenido se presenta únicamente con fines de información general y no reemplaza la necesidad de consulta personal con un profesional de la salud calificado.
 
Fecha de revisión: 2021

Artículos recomendados

Lee nuestros artículos según la categoría que más te interese
Infección-aguda-de-oído-medio
Una infección aguda de oído medio (otitis media) es una infección que causa inflamación en el oído medio.  
3 Minutos de lectura
Vacunas-y-doctor
La inmunización infantil es el uso de vacunas en niños para protegerlos contra enfermedades infecciosas.
3 Minutos de lectura
Reconstrucción-del-ligamento-cruzado-anterior
Una reconstrucción del ligamento cruzado anterior consiste en el reemplazo de esa parte de la rodilla. Para hacer esto, se utiliza un tendón de otra parte de su cuerpo. La reconstrucción del ligamento puede mejorar la estabilidad y el funcionamiento de la rodilla después de una lesión.
10 Minutos de lectura
Cirugía_de_reemplazo_de_cadera
El reemplazo de cadera se realiza habitualmente cuando una articulación de la cadera se ha dañado o desgastado, por lo general, por artritis o una lesión. Se habla de revisión de cadera (o repetición de reemplazo de cadera) cuando se cambia una prótesis artificial que se ha aflojado, infectado o desgastado.
3 Minutos de lectura
Rotura_del_tendón_de_Aquiles
La rotura del tendón de Aquiles es un desgarro, parcial o total, de dicho tendón, en la parte inferior de la pierna. Es el que se rompe con más frecuencia.  
7 Minutos de lectura
Pérdida-de-audición
La pérdida de audición puede ser temporal o permanente y puede afectar a todas las edades. El envejecimiento, las infecciones en el oído y los ruidos fuertes son causas comunes de la pérdida de audición.
13 Minutos de lectura
Mujer con mononucleosis
La mononucleosis infecciosa (también conocida como fiebre glandular) es una enfermedad común en adolescentes y en adultos jóvenes. La mayoría de las personas se recuperan de la infección en pocas semanas. Sin embargo, en un reducido número de casos, esta puede ocasionar complicaciones más graves.
3 Minutos de lectura
Fiebre escarlatina en bebé
La fiebre escarlatina es una enfermedad infecciosa ocasionada por una bacteria llamada estreptococo y se caracteriza por una erupción.
3 Minutos de lectura
Dolor de espalda
El dolor de espalda generalmente afecta la zona lumbar. Puede ser un problema a corto plazo, que puede durar pocos días o semanas, o continuar varios meses o incluso varios años. La mayoría de las personas tendrán alguna forma de dolor de espalda en alguna etapa de sus vidas.
8 Minutos de lectura
Dislexia en niños
La dislexia es una afección que impide el desarrollo de habilidades basadas en el lenguaje, incluyendo leer, deletrear y escribir.
6 Minutos de lectura
Degeneración macular relacionada con la edad
La degeneración macular relacionada con la edad es una enfermedad que afecta la habilidad de una persona de ver lo que está directamente frente a ella, es decir, su visión central. Es la causa más frecuente de ceguera en personas de más de 60 años en el mundo occidental.
3 Minutos de lectura
crup
El crup es el nombre común de la laringotraqueobronquitis. Ocurre cuando la laringe (caja laríngea), la tráquea y los bronquios (conductos de aire hacia los pulmones) contraen una infección.  Es una afección común y muy pocas veces tiene consecuencias graves. El crup afecta principalmente a niños menores de seis años de edad. 
3 Minutos de lectura